Beber vino tinto con moderación podría tener un impacto positivo en tu corazón y en tu salud, según expertos

¿El vino tinto es bueno para tu corazón? Sí, pero solo con moderación: esto es cuánto debes beber.
  • El vino tinto puede tener algunos beneficios para el corazón y la salud en general.
  • Por ejemplo, algunas investigaciones han descubierto que beber vino tinto, con moderación, puede ayudar a reducir el colesterol y prevenir los coágulos sanguíneos.
  • Sin embargo, beber demasiado vino tinto puede ser malo para tu corazón, así que asegúrate de no excederte.
  • Este artículo ha sido revisado médicamente por John Osborne, médico y director de cardiología en Dallas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La investigación ha revelado que beber vino tinto, con moderación, puede ser bueno para tu corazón. Sin embargo, consumir demasiado vino tinto, o cualquier tipo de alcohol, es particularmente malo y puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Sí, el vino tinto puede ser saludable para el corazón

El vínculo entre el vino tinto y un corazón sano puede deberse al alto nivel de micronutrientes, llamados polifenoles, que se encuentran en la piel y las semillas de las uvas.

Durante el proceso de producción, el vino tinto se fermenta con las pieles y semillas de uva durante un período de tiempo más largo que el vino blanco, lo que significa que los polifenoles están mucho más concentrados. Por ejemplo, una copa de vino tinto contiene alrededor de 10 veces más polifenoles que una copa de vino blanco.

Se ha demostrado que estos polifenoles, especialmente un polifenol llamado resveratrol, protegen y apoyan la salud del corazón.

Reduce el colesterol

Los polifenoles en el vino tinto tienen propiedades antioxidantes. Esto significa que previenen o reducen la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), el tipo "malo" de moléculas de colesterol que transportamos en nuestro torrente sanguíneo.

Cuando las LDL se oxidan, se acumulan en las paredes de las arterias y las estrechan, de modo que menos sangre y oxígeno llega al corazón. Esto puede causar enfermedades coronarias, el tipo más común de enfermedad cardíaca y la principal causa de muerte en Estados Unidos.

El consumo moderado de vino tinto también puede aumentar el nivel de lipoproteína de alta densidad (HDL), o el "colesterol bueno" en la sangre, que se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. El colesterol HDL es bueno porque ayuda a eliminar el exceso de colesterol LDL de los vasos sanguíneos.

Leer más: Así vive y gasta su dinero Juan Carlos I, el rey emérito: colecciones de armas, yates y coches de lujo.

Por ejemplo, un pequeño estudio controlado publicado en la revista Atherosclerosis en 2006 ha desvelado que después de beber 400 ml, es decir, aproximadamente dos o tres vasos de vino tinto, todos los días durante seis semanas, el colesterol LDL disminuyó en un 8% en mujeres posmenopáusicas que tenían niveles altos de LDL, mientras que el colesterol HDL aumentó en un 17%.

Otro estudio publicado en 2005 en el European Journal of Clinical Nutrition ha encontrado que 4 semanas de consumo moderado de vino tinto a diario (300 ml para hombres y 200 ml para mujeres ) aumentaron los niveles de colesterol HDL en una cantidad mayor que el vino no alcohólico.

Puede ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos

Algunas investigaciones han encontrado que beber vino tinto puede disminuir la agregación plaquetaria, lo que también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las plaquetas son pequeñas células en nuestra sangre que se unen alrededor de los vasos sanguíneos dañados cuando nos lesionamos. Esta coagulación es lo que impide sangrar y ayuda a sanar cuando tienes un corte menor.

Leer más: Este maniquí de planchado de Lidl te ayudará a lidiar con una de las tareas domésticas más odiadas por menos de lo que esperas.

Sin embargo, cuando las plaquetas se agregan demasiado, pueden formar coágulos de sangre. Los coágulos de sangre son graves porque pueden bloquear el flujo de sangre y oxígeno a los órganos vitales, lo que aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un ictus o derrame cerebral.

Al reducir la adherencia de las plaquetas en la sangre, el vino tinto puede ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos y reducir el riesgo de complicaciones de salud. Por ejemplo, un estudio de 2002 publicado en el International Journal of Molecular Medicine ha medido los niveles de agregación plaquetaria en hombres voluntarios después de un consumo moderado de vino y han descubierto que se inhibían significativamente.

Cuánto vino tinto es bueno para tu corazón

Para que beber vino tinto suponga un beneficio, la American Heart Association (AHA) recomienda no más de un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres. Como referencia, un vaso equivale a 140 ml de vino.

Beber demasiado vino, o cualquier tipo de alcohol en exceso, es muy malo para tu corazón, según Robert A. Kloner médico y director de ciencia de los Institutos de Investigación Médica Huntington en Pasadena, California y profesor de medicina en la Universidad del Sur California.

Leer más: Qué comer antes de dormir para perder peso, según la ciencia.

Esto se debe a que el exceso de alcohol puede causar presión arterial alta y aumentar los niveles de triglicéridos, lo que incrementará el riesgo de enfermedad cardíaca, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Beber en exceso también puede provocar insuficiencia cardíaca, una enfermedad que dificulta que el corazón bombee sangre alrededor del cuerpo, y fibrilación auricular, que es un tipo de arritmia donde el corazón late rápida e irregularmente.

Consejos 

Beber varios vasos de vino tinto a la semana puede ser parte de un estilo de vida saludable para el corazón. Pero, en general, no debes beber más de uno o dos vasos cada noche.

Además, es importante tener en cuenta que hay muchos otros alimentos que contienen los polifenoles que se encuentran en el vino tinto, que pueden tener los mismos beneficios para la salud del corazón. Por ejemplo, puedes encontrar resveratrol en el zumo de uva, maní, cacao y arándanos.

No necesitas beber vino tinto para tener un corazón sano. Pero, si te gusta disfrutar de un buen vino tinto, la buena noticia es que puede tener algunos beneficios para el corazón, solo asegúrate de hacerlo con moderación.

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su dinero Juan Carlos I, el rey emérito: colecciones de armas, yates y coches de lujo

LEER TAMBIÉN: Este maniquí de planchado de Lidl te ayudará a lidiar con una de las tareas domésticas más odiadas por menos de lo que esperas

LEER TAMBIÉN: Qué comer antes de dormir para perder peso, según la ciencia

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Salud
  2. Alimentación