Más de la mitad de los becarios son contratados por la empresa tras sus prácticas

becarios en prácticas
Getty Images
  • Hasta un 52% de los universitarios titulados que realizan prácticas formativas reciben una oferta laboral por parte de la empresa, según datos de las Fundación Universidad-Empresa (FUE) recogidos por 20 Minutos.
  • Entre las competencias que más buscan las empresas en el talento joven: el aprendizaje continuo, la proactividad y la visión disruptiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de la mitad de los becarios son contratados por las empresas donde realizan prácticas formativas, según datos de los programas de prácticas de Fundación Universidad-Empresa (FUE) 

De acuerdo a FUE, entidad de gestión de prácticas en España, por la que han pasado más de 22.600 universitarios desde 2017, de los titulados que han realizado las prácticas formativas en algunas de las compañías que colaboran en esta fundación, un 52% ha recibido una oferta laboral.

Aquellos que no perciben la oportunidad de quedarse en la empresa en la que estaban como becarios, no tardan mucho en encontrar trabajo.

Hasta un 85% de los jóvenes que han realizado prácticas a través de la Fundación Universidad-Empresa asegura contar con un contrato laboral acorde con su titulación universitaria en el transcurso de un año tras finalizar las prácticas formativas.

"Las prácticas son un elemento indispensable para la empleabilidad de los jóvenes al aportarles las competencias transversales que el mercado requiere en cada momento, por eso le damos tanta importancia y lo complementamos con formación innovadora, diferencial y una tutorización y evaluación que fomentan la inserción laboral del talento joven", explica Carmen Palomino, directora de Operaciones de FUE en nota de prensa recogida por 20 Minutos.

Palomino asegura que cada vez son más las empresas que apuestan por este tipo de formaciones. Al ser "la mejor vía para formar a sus futuros profesionales y captar al mejor talento joven".

Sin embargo, contar con un plan formativo práctico de calidad es un aspecto esencial también a buscar por parte de los estudiantes. 

"Esto es lo que hace que un perfil acabe resultando diferencial y que, por lo tanto, capte la atención de las empresas", apunta Palomino en el medio.

A pesar de estos datos positivos, cabe recordar que la pandemia no solo ha complicado el curso universitario, sino que muchos estudiantes han visto como el coronavirus ha reducido sus posibilidades de prácticas, incluso cuando son exigidas como asignatura para su graduación.

“En determinados títulos de algunas universidades se han encontrado problemas para colocar a todos sus estudiantes en prácticas curriculares obligatorias”, reconocía en febrero a Newtral, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) afirman.

Como se extrae de un muestreo realizado por la Unión del Sindicato Obrero todas las 83 universidades españolas (50 públicas y 33 privadas) han sufrido la pérdida de prácticas respecto al curso anterior.

Por ejemplo, desde la Universidad Autónoma de Madrid revelaron que "hubo carreras que se vieron especialmente afectadas, como el caso de la Educación o de aquellas que contienen prácticas de laboratorio, en el área de Ciencias de la Salud".

No solo la oferta parece haber disminuido. También la calidad de las mismas, como reconoce también en Newtral el Sindicato de Estudiantes.

"Hay muchos universitarios enfadados, creen que se está aprovechando la pandemia para ofrecer menos prácticas y tener peores condiciones para el alumno que las hace”.

Aprendizaje constante, la habilidad que más gusta a las empresas

Entre los aspectos de un becario que más favorecen la contratación tras las prácticas están las competencias transversales, según la FUE.

Entre estas destacan la capacidad de aprendizaje, que permite "ampliar y actualizar conocimientos dentro de unas prácticas formativas", señala su directora de Operaciones.

El aprendizaje constante ya ha sido señalado por muchos expertos como la competencia que favorecerá la empleabilidad en un mundo cada vez más cambiante.

Así lo señaló también Mercedes Valcárcel, CEO de Fundación Generation Spain, en su paso por el X Smart Business Meeting. "Creo que una competencia que es básica claramente para todo el mundo a partir de ahora es aprender a aprender".

La proactividad y la visión disruptiva y motivacional son otras de soft skills que más demandan las compañías, según los datos de la Fundación. 

En conjunto todo aquello que "hacen que los jóvenes tengan la capacidad de aportar ideas frescas e innovadoras", explica Palomino en 20 Minutos.

Otros artículos interesantes:

5 consejos para que te contraten cuando hayas acabado las prácticas

Si estás buscando prácticas en empresas estos 4 trucos sencillos te ayudarán a resaltar sobre el resto de candidatos

Dos antiguos becarios de Google desvelan cómo es trabajar en el gigante tecnológico: cobras un salario de varios miles de euros al mes mientras estudias