Pasar al contenido principal

La justicia belga suspende la euroorden contra Puigdemont y Comín tras el fallo del TJUE sobre la inmunidad de Junqueras

Toni Comín, Carles Puigdemont y Lluis Puig llegan al Europarlamento.
Toni Comín, Carles Puigdemont y Lluis Puig llegan al Europarlamento. REUTERS/Johanna Geron
  • La justicia belga ha suspendido finalmente la tercera euroorden de arresto y extradición con la que la justicia española trataba de traer a Puigdemont y a Comín a España.
  • Según eldiario.es, el fallo judicial se fundamenta en la sentencia del TJUE sobre la inmunidad parlamentaria de Junqueras.
  • Este extremo lo ha confirmado el propio Puigdemont en Twitter, mediante un mensaje en el que asegura que ahora espera a que España libere a Junqueras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La justicia belga ha suspendido la euroorden de extradición contra el expresident de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; y contra el exconseller Toni Comín. Según ha avanzado eldiario.es, la decisión judicial se fundamenta en el fallo del TJUE, que reconoció la inmunidad de Oriol Junqueras durante la vista del procés, al ser electo eurodiputado aunque no pudiese recoger su acta.

Leer más: Junqueras tenía inmunidad como eurodiputado cuando se celebraba el juicio del procés, según la sentencia del TJUE

Pocos minutos después de que eldiario.es publicase la información, ha sido el propio expresidente catalán el encargado de confirmar este extremo a través de Twitter. Su mensaje ha sido compartido por su propio abogado, Gonzalo Boye.

"La justicia belga reconoce nuestra inmunidad y decide suspender la orden de arresto y extradición. Ahora seguimos a la espera de la liberación de Oriol Junqueras, que tiene la misma inmunidad que nosotros. España debe ejercer de la misma forma que lo ha hecho Bélgica, y respetar la ley", ha asegurado a través de esta red social.

Puigdemont no accedió a su escaño en el Parlamento europeo porque una condición para estos representantes públicos era jurar o prometer la Constitución española ante la Junta Electoral Central española, para lo que se habilitó un encuentro en el Congreso de los Diputados, en Madrid. Puigdemont no acudió, ya que de regresar a España podría ser detenido.

Sin embargo, esta condición inapelable lo era solo a ojos del Tribunal Supremo: el pasado 19 de diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció finalmente sobre la cuestión prejudicial que elevó el Supremo a Europa. Su fallo fue tajante. Junqueras debió haber recogido su acta, ya que se le consideraba eurodiputado de en el momento en el que resultó electo.

"Una persona elegida al Parlamento Europeo adquiere la condición de miembro de dicha institución desde la proclamación oficial de los resultados y goza desde ese momento de las inmunidades derivadas de tal condición", zanjaba en su sentencia el TJUE.

Desde el momento en el que el TJUE ha reconocido que Junqueras era inmune al ser un parlamentario europeo, esta lectura se ha trasladado también al juzgado belga que dirimía sobre la euroorden de detención y extradición que pesaba contra Puigdemont y Comín.

Esta era la tercera euroorden que la justicia española comenzó a cursar, aunque en esta ocasión la propia Fiscalía belga se mostró favorable a su ejecución. La orden se dictó el pasado 14 de octubre, horas después de que el mismo Tribunal Supremo publicara la sentencia con la que se condenaron a los líderes del procés a penas de entre 9 y 13 años de cárcel.

Un solo día después de que el TJUE fallara en este sentido sobre el caso de Oriol Junqueras, Puigdemont y Comín recogieron sus actas provisionales de eurodiputados después de que la Eurocámara les abriese finalmente sus puertas.

Y además