Pasar al contenido principal

7 beneficios del ayuno intermitente más allá de la pérdida de peso

Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente.
Getty Images

  • La mayoría de la gente que hace ayuno intermitente tiene una meta común: perder peso.
  • Sin embargo, el ayuno intermitente también trae muchísimos beneficios para la salud.
  • A continuación encontrarás 7 beneficios del ayuno intermitente, más allá de la pérdida de peso, recogidos por Men's Health.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de la gente que hace ayuno intermitente tiene una meta común: perder peso.

Sin embargo, el ayuno intermitente también trae muchísimos beneficios para la salud

Y es que, según la Dra. Carolyn Williams, dietista registrada que ayudó a desarrollar el libro The Men's Health Guide to Intermittent Fasting, incluso si no cambias el contenido de tu dieta, el hecho de controlar el periodo de tiempo en el que consumes tus calorías le brinda a tu cuerpo una pausa de un constante consumo de alimentos.

Si quieres iniciarte en el ayuno intermitente ten en cuenta que al principio será complicado.

Sin embargo, con el paso de los días, notarás cómo tu organismo se acostumbra. 

Tal es el caso de Williams, quien se sorprendió al descubrir que no tenía problemas para pasar 16 horas sin comer.

En su caso, siguió el popular patrón de ayuno intermitente de 16:8, dejando una ventana de 8 horas para comer.

Así, después de la cena, Williams ayunó de 7 de la tarde a 11 de la mañana.

Si te abstienes de comer durante al menos 12 horas tu cuerpo comenzará a quemar la glucosa y utilizará la grasa como combustible.

Según los estudios, puedes perder entre el 3% y el 8% de tu peso corporal en tan solo 3 semanas.

A continuación encontrarás 7 beneficios del ayuno intermitente, más allá de la pérdida de peso, recogidos por Men's Health.

Leer más: Qué debes comer cuando haces ayuno intermitente

Puede ayudarte a mantener la masa muscular

Mantener los músculos.
Getty Images

Cuando restringes las calorías y pierdes peso, también reduces tu masa muscular.

Pero no solo ocurre con el ayuno intermitente sino también con las dietas tradicionales en las que disminuyes el consumo de calorías.

No obstante, un estudio realizado por el Departamento de Kinesiología y Nutrición de la Universidad de Illinois sugiere que el ayuno intermitente puede ser más eficaz a la hora de retener masa muscular.

El estudio —que comparó a adultos con sobrepeso y obesos, que seguían una dieta de restricción calórica, con adultos de peso similar, que restringían las calorías mediante el ayuno intermitente— descubrió que ambas dietas eran igualmente efectivas para reducir el peso corporal y la masa grasa.

Leer más: Los impresionantes cambios que le provoca a tu cuerpo el ayuno intermitente

Sin embargo, el grupo que hacía ayuno intermitente perdía menos músculo.

Puede atacar la grasa del abdomen

Grasa abdominal.
Getty Images

Los expertos aseguran que 14 horas de ayuno diarias son clave para adelgazar.

En este caso, se trata del ayuno intermitente 14:10. Es decir, 14 horas de ayuno y comer en una ventana de 10 horas.

Así, luego de 12 semanas, las personas con sobrepeso que decidieron llevar a cabo este método vieron una reducción de la grasa abdominal, según un informe en la revista Cell Metabolism.

Puede reducir el riesgo de diabetes

Diabetes.
Getty Images

El estudio realizado por la revista Cell Metabolism mencionado anteriormente también demostró el potencial del ayuno intermitente a la hora de reducir el riesgo de padecer enfermedades metabólicas. 

Entre ellas se citan a la diabetes tipo 2 y a las enfermedades cardíacas.

Todos los voluntarios del estudio padecían síndrome metabólico —un grupo de factores de riesgo que incluye un alto nivel de azúcar en la sangre, exceso de grasa abdominal, presión arterial alta y niveles anormales de colesterol o triglicéridos—.

Todos estos factores de riesgo, en conjunto, aumentan el riesgo de padecer diabetes tipo 2, apoplejía y enfermedades cardíacas.

Sin embargo, transcurridas las 12 semanas, los voluntarios experimentaron una mejora en todos los marcadores comunes del síndrome metabólico.

Puede reducir la presión arterial alta

Presión arterial alta.
Getty Images

Otro estudio publicado en Nutrition and Healthy Aging evidenció que las personas que practicaban un ayuno intermitente de 16:8 —que consiste en ayunar todos los días durante 16 horas y restringir el período de alimentación diaria a 8 horas— redujeron significativamente su presión arterial sistólica en comparación con otro grupo de control.

Puede combatir la inflamación

Combatir la inflamación.
Getty Images

La inflamación consiste en una respuesta del sistema inmunitario para proteger al organismo de infección y lesiones.

Sin embargo, la inflamación puede persistir por más de algunos días o, incluso, semanas. Es decir, una inflamación crónica.

Leer más: Qué debes comer cuando haces ayuno intermitente para cuidar tu salud y reducir la sensación de hambre

En este caso, puede desencadenar silenciosamente una enfermedad cardíaca o diabetes.

Fumar, el estrés mental y una dieta regular de alimentos grasos, fritos o azucarados son causas comunes de la inflamación crónica.

Pero, según varios estudios, el ayuno intermitente puede generar un efecto antiinflamatorio a la vez que reduce el riesgo de padecer enfermedades metabólicas.

Además, según Obesity, mejorará la función pulmonar de las personas con asma y protegerá al cerebro de los trastornos de la memoria y de la depresión.

Puede reducir el estrés oxidativo

Estrés oxidativo.
Getty Images

El estrés oxidativo es el resultante de un exceso de radicales libres de oxígeno en el cuerpo humano.

Tener niveles bajos de antioxidantes, por ejemplo, por causa de una mala nutrición o realizar ejercicio físico de alta intensidad con frecuencia pueden incrementar el riesgo de padecer estrés oxidativo. 

Y es que la actividad física fuerte puede incrementar el consumo de oxígeno en 10 a 15 veces por encima del valor de reposo, produciendo un estrés oxidativo.

Un estudio publicado en Cell Metabolism asignó a los hombres con prediabetes a un período de alimentación temprana de 6 horas. Es decir, podían comer únicamente desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde y debían ayunar el resto del día.

Mientras tanto, otro grupo fue asignado a un período de alimentación de 12 horas.

Transcurridas 5 semanas, los investigadores notaron que los hombres del período de alimentación temprana mejoraron la presión sanguínea y la sensibilidad a la insulina.

Pero también incrementaron la resistencia al estrés oxidativo.

Así, según el estudio, incluso cuando no se pierde peso en una rutina de ayuno intermitente, las células pueden beneficiarse de una protección adicional.

 

Puede ayudarte a vivir por más tiempo

Vivir por muchos años.
Getty Images

El ayuno intermitente es mucho más fácil de mantener que la reducción extrema de calorías y puede aumentar la vida útil.

A pesar de que no existen estudios realizados con personas, una investigación comparó a 2 grupos de ratas. 

Por un lado, a unas no se les restringió el acceso a la comida y, por el otro, las ratas fueron alimentadas cada 2 días.

Así, los roedores que ayunaron vivieron 83% más que las que se atiborraron.

Y además