Pasar al contenido principal

La dieta mediterránea es la única que aporta beneficios a la salud a largo plazo, según un estudio en el que han participado 21.000 personas

The Mediterranean diet is the only diet that has long-term health benefits, according to an analysis of 21,000 people
Crystal Cox/Business Insider
  • Una revisión de 121 estudios sobre pérdida de peso, con más de 21.000 participantes, encontró que la mayoría de las dietas fallan después de 12 meses.
  • El estudio examinó 14 dietas diferentes, desde paleo hasta la dieta de Atkin, y descubrió que el riesgo reducido de enfermedad cardíaca y los beneficios de la pérdida de peso no duraron un año.
  • "Realmente no importa qué dieta elijas, la pérdida de peso que conseguirás no es muy diferente", afirmó el autor del estudio Gordan Guyatt a Insider. "Las dietas, para la mayoría de las personas, generalmente no funcionan".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo análisis basado en 121 estudios sobre pérdida de peso examinó las dietas seguidas por más de 21.000 personas, encontrando evidencias que respalda algo que muchos expertos han estado diciendo durante años: que las dietas estrictas no funcionan a largo plazo.

En el documento, publicado en el British Medical Journal, los autores concluyeron que muchas de las 14 dietas que examinaron mejoraron la presión arterial y una pérdida de peso promedio de 10 libras (unos 4,5 kilos) a los seis meses.

Pero un año después de comenzar la dieta, la mayoría de esos beneficios de pérdida de peso habían desaparecido y su menor riesgo de enfermedad cardíaca había vuelto a los niveles donde había estado —excepto aquellos que se adhirieron a la dieta mediterránea.

"El mensaje es bastante claro", afirmó a Insider el autor del estudio Gordan Guyatt, profesor de la Universidad McMaster. "Realmente no importa qué dieta elijas, la pérdida de peso que conseguirás no es muy diferente. Las dietas, para la mayoría de las personas, generalmente no funcionan".

Alrededor del 69% de los 21.942 participantes eran mujeres, con una edad promedio de 49 años, con dietas que duraban aproximadamente seis meses y medio. Muchos de estos regímenes eran de marca registrada, como Weight Watchers de South Beach, mientras que otros estaban basados en tendencias, como las dietas bajas en grasa o paleo.

Leer más: Beneficios de la dieta mediterránea, una de las mejores del mundo

"Bajar la presión arterial o el colesterol malo, por un período de tiempo, digamos seis meses, no marcará ninguna diferencia a largo plazo si vuelve a subir", aseguró Guyatt. "Debes tener tu presión arterial y una disminución de lípidos durante años antes de que realmente descienda el riesgo de sucesos adversos como derrames cerebrales y ataques cardíacos".

Este estudio supone más evidencias de que las dietas no funcionan a largo plazo

Los niveles de obesidad en todo el mundo se han triplicado desde 1975. Al mismo tiempo, la industria de la dieta solo en los Estados Unidos se ha convertido en un gigante de 72.000 millones de dólares prometiendo soluciones mágicas para el aumento o el exceso de peso persistente, sin comunicar la complejidad del asunto.

"El estudio reafirma lo que ya sabíamos", reveló Caroline Apovian, directora del Centro de Nutrición y Control de Peso del Centro Médico de Boston (EEUU). "Simplemente se suma a la evidencia. Nos da la seguridad con casi 22.000 pacientes de que, sí, lo que pensamos es en realidad cierto".

Apovian señala que el estudio no desgrana las diferencias entre las distintas dietas tanto como se podría, y que, dado que era un análisis de otros estudios, los autores no tenían forma de examinar si los participantes realmente comieron lo que dicen que comieron.

Leer más: 12 razones por las que no consigues adelgazar con la dieta mediterránea

Además, añadió que la dieta mediterránea se posicionó con una victoria moderada en el estudio, ya que los participantes que hicieron esa dieta rica en omega-3 parecían mantener un riesgo reducido de enfermedad cardíaca a los 12 meses, a diferencia de todas las otras dietas.

Guyatt comentó a Insider que no podía ofrecer ningún consejo a las personas preocupadas por mantener su peso.

"Hay alguna evidencia que es consistente con nuestros resultados en que tenemos preajustes genéticos para un peso en particular, al menos en entornos donde podemos conseguir tanta comida como queramos", dijo. "No hay nada que podamos recomendar con confianza a la gente cuando se trata de dietas. Las personas deben fijarse en su propia psicología y amigos y familiares, sabiendo que será difícil".

Para aquellos que tienen dificultades para seguir sus dietas —y según la investigación existente, es la mayoría de las personas— Guyatt aconseja que deberían consolarse con la idea de que no están solos.

"Si te ayuda a sentirte menos derrotado cuando no puedes mantener el peso saber que otras personas tienen exactamente la misma experiencia, entonces eso es algo bueno", dijo Guyatt. "No creo que sepamos qué es una dieta saludable. Por lo tanto, elegir algo que te haga sentir sano y satisfactorio es probablemente lo mejor que puedes hacer en este momento".

Y además