Los beneficios de tomar una ducha fría, según los expertos

Tomar una ducha con agua fría.
Getty Images
  • Aunque la mayoría de la gente opte por las duchas calientes, las duchas frías presentan muchos beneficios que no deberías dejar pasar.
  • Esto es lo que dice la ciencia sobre ellas y por qué debes empezar a tomarlas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mayoría de la gente opta por las duchas calientes, pero las duchas frías presentan beneficios para la salud que deberías conocer.

Aunque a muchos les estremece solo el hecho de pensar en un chorro de agua fría recorriendo su espalda o que se acabe el agua caliente mientras está enjabonándose, lo cierto es que presentan muchas ventajas que no deberías dejar pasar. 

Para tomarlas con gusto y no acabar odiándolas, lo prudentes es empezar con agua caliente y luego bajar la temperatura poco a poco para permitir que el cuerpo tenga tiempo de aclimatarse adecuadamente.

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si no te duchas en 2 días

Estos son algunos de los beneficios potenciales para la salud de las duchas con agua fría, según los expertos.

1. Aceleran la circulación

Una de las principales ventajas de las duchas frías es que aceleran la circulación de la sangre, ya que busca mantener la temperatura corporal ideal.

En ese sentido, una ducha fría tiene el efecto opuesto al de una ducha caliente para alguien con hipertensión o enfermedades cardiovasculares, ya que la exposición a temperaturas frías desencadena que el sistema circulatorio reduzca la inflamación y puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

2. Reducen el dolor muscular tras un entrenamiento intenso

Como el agua fría tiene propiedades regenerativas, tus músculos se relajarán y repararán después de un duro entrenamiento.

3. Calman el picor de la piel

El Dr. Adam Friedman señala en Healthline que si tienes picor en la piel, las duchas frías pueden ayudarte a evitar la necesidad de rascarse.

4. Aumenta las endorfinas

La exposición al agua fría activa el sistema nervioso y aumenta la liberación de noradrenalina en el cerebro, componentes que responden ante el peligro percibido. 

El cuerpo libera endorfinas para hacer frente al choque, promoviendo sentimientos de euforia, regulación del apetito, la liberación de hormonas sexuales y una mayor respuesta inmunológica.

5. Apoyan al sistema inmunológico

Otra forma en que el agua fría tiene un efecto en el torrente sanguíneo es estimulando la producción de leucocitos, que ayudan a combatir las infecciones y a crear resistencia a las enfermedades comunes. 

6. Te ayudan a despertarte

Esto se debe a que cuando el frío golpea tu cuerpo, sientes un pequeño shock que aumenta la entrada de oxígeno y la frecuencia cardíaca, poniéndote alerta.

Cabe recordar que las duchas frías no curan ninguna condición de salud ni reemplazan ningún tratamiento médico.

LEER TAMBIÉN: El producto de higiene íntima para mujeres de Mercadona que está arrasando este 2020

LEER TAMBIÉN: 9 consejos para ducharte, según los expertos: tu piel lo agradecerá

LEER TAMBIÉN: Ahora puedes alojarte en un mini hotel apto para perros en Escocia, donde cada habitación tiene una nevera con cerveza en la ducha

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”