Bill Gates dice que no estamos lo suficientemente preparados para la próxima pandemia: "Debemos hacerlo mejor"

Bill Gates y Melinda French Gates, en un acto de su fundación.
Bill Gates y Melinda French Gates, en un acto de su fundación.

Francois Lenoi/Reuters

  • "Me preocupa un poco que la atención prestada a la preparación para la pandemia [del COVID-19] sea menor de lo que yo hubiera esperado", afirma Bill Gates en una entrevista.
  • "La respuesta al mundo a esta enfermedad ha sido mucho más rápida que para cualquier enfermedad en la historia. Sin embargo, debemos hacerlo mejor", añade el cofundador de Microsoft en un informe de su fundación.
  • En este, se destaca la enorme brecha en el reparto de las vacunas del coronavirus, el aumento de personas en pobreza extrema, el mayor impacto de la pandemia en las mujeres y la necesidad de pensar a largo plazo para prepararse para una próxima crisis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Rápida fabricación de vacunas contra el COVID-19, pero un desigual reparto de ellas; un impacto que ha podido ser aún peor, pero que deja más personas en pobreza extrema y afecta más a las mujeres; ejemplos de innovación y de superación, pero se puede hacer más.

La Fundación Bill y Melinda Gates analiza en su informe de 2021, Goalkeepers, la situación mundial tras el impacto de la pandemia del COVID-19 en vidas, salud, economía, género y ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

"La respuesta al mundo a esta enfermedad ha sido mucho más rápida que para cualquier enfermedad en la historia", alaba Bill Gates en un vídeo que acompaña a la publicación del informe. 

"Sin embargo, debemos hacerlo mejor", advierte, poniendo el foco en asuntos como la enorme brecha en el reparto de las vacunas del coronavirus y haciendo hincapié en la importancia de los tests rápidos, la vigilancia de las variantes y la "tarea desafiante pero importante" de aumentar las instalaciones de fabricación de vacunas en el mundo.

"Debemos llevar todas las herramientas de salud a todo el mundo", afirma el fundador de Microsoft.

El informe Goalkeepers especifica: "Las herramientas para acabar con la pandemia son en gran medida las mismas que para la poliomielitis o la malaria u otras enfermedades infecciosas: pruebas generalizadas y, cuando es posible, tratamiento rápido y eficaz e inmunización que salva vidas".

"Me preocupa un poco que la atención prestada a la preparación para la pandemia sea menor de lo que yo hubiera esperado", ha afirmado también el millonario en una entrevista, según recoge The Wall Street Journal. La preparación adecuada incluiría la capacidad de crear una vacuna en 100 días, así como fabricar lo suficiente para todo el mundo en los 100 días siguientes.

La realidad está lejos del segundo punto, con un 80% de las vacunas de COVID-19 administradas en los países de renta alta y media-alta, mientras que en los países de bajos ingresos se ha administrado menos del 1% de las dosis. 

"Estas desigualdades son un profundo escándalo moral y plantean el riesgo muy real de que los países y las comunidades de altos ingresos comiencen a tratar el COVID-19 como otra epidemia de pobreza: No es nuestro problema", alerta el informe.

Como ejemplo, destaca que en California (EEUU), con una población de 39,5 millones de personas, se ha administrado una cantidad cercana de vacunas (42 millones) a las inoculadas en toda África (48 millones), que tiene una población de 1.300 millones de personas.

El reporte destaca asimismo que la pandemia ha resultado hasta ahora en 31,3 millones más de personas que terminaron 2020 en pobreza extrema y que las mujeres han sido las más perjudicadas.

"Tanto en los países de ingresos altos como en los de ingresos bajos, las mujeres se han visto más afectadas que los hombres por la recesión mundial desencadenada por la pandemia. Pero, lo que es importante, los datos también muestran que el efecto negativo sobre las mujeres ha sido menor en los países que tenían políticas de género antes de la pandemia", recoge el documento.

Además, el informe reconoce el 'milagro' de la rápida fabricación de vacunas, innovaciones como la tecnología del ARNm y ejemplos de superación a lo largo del mundo, así como que los países con una fuerte inversión gubernamental en infraestructura sanitaria están "mucho más capacitados" para "contener la propagación del COVID-19.

También destaca la necesidad de pensar a largo plazo para prepararse para una próxima pandemia o crisis similar: "La pandemia ha enseñado al mundo una importante lección: la respuesta a las crisis comienza años antes de que se produzcan", por lo que hay que empezar a sentar las bases ahora.

"Está más claro que nunca que necesitamos que más gobiernos, organizaciones multilaterales y fundaciones como la nuestra realicen inversiones con visión de futuro, sabiendo que los beneficios pueden tardar muchos años en llegar", apunta. 

"Debemos trabajar con otros para apoyar a los investigadores con talento de todo el mundo para que identifiquen nuevas herramientas y tecnologías que puedan ser elementos básicos para resolver una multitud de desafíos. Y debemos reforzar la colaboración entre países y sectores para trabajar juntos hacia objetivos comunes", concluye el reporte.

Otros artículos interesantes:

La preparación para la próxima pandemia debería suponer una actualización de los planes de fabricación y suministros en todo el mundo, según varios expertos

¿Cuándo terminará la pandemia del COVID-19? Los aprendizajes que se pueden extraer de la historia

La mayoría de las personas no necesitan una vacuna de refuerzo contra el COVID-19: priorizar a los no vacunados salvará más vidas, insisten los expertos