La otra cara de Bill Gates: antiguos empleados de Microsoft confiesan que era un mujeriego que trataba mal a sus empleados, y aseguran que su imagen perfecta es solo publicidad

Los Insiders afirman que Bill Gates tiene 2 caras.

Chesnot/Getty Images; Ludovic Marin/AFP via Getty Images; Hou Yu/China News Service/VCG via Getty Images; Samantha Lee/Insider

  • Bill y Melinda Gates anunciaron su divorcio en mayo después de casi 3 décadas de matrimonio.
  • Las distintas informaciones sobre las infidelidades de Bill Gates hablan en concreto de una relación con una empleada de Microsoft.
  • Personas de dentro de la compañía describen una faceta del multimillonario diferente a la del CEO tecnológico empollón que conoce todo el mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Durante el verano de 1988, Bill Gates viajó en helicóptero a la estación de esquí Les Arcs en los Alpes franceses para una reunión de ventas internacional de Microsoft.

Ya era el multimillonario más joven de la historia -título que ostentaba desde 1987- y el magnate de los ordenadores, a sus 33 años, tenía ganas de desfogarse. Microsoft había alquilado todo el complejo, que estaba cerrado durante la temporada, dando a los empleados rienda suelta en ese retiro entre montañas.

Una noche, Gates se reunió con sus empleados para tomar una copa en un chalet suizo y estuvieron de fiesta hasta por la mañana, según ha recordado Dan Graves, antiguo director de exportaciones de Microsoft. Aproximadamente a las 5 de la mañana, Graves estuvo a punto de tropezar con Gates, que en ese momento estaba acostado encima de una mujer en el césped. La pareja estaba acurrucada, según ha contado Graves a Business Insider.

No es el tipo de historia en la que la mayoría de la gente piensa cuando imagina a Bill Gates, con esas grandes gafas, su corte de pelo juvenil y su personalidad de nerd. Hasta hace muy poco, era más conocido por las entrevistas interactivas de Reddit (conocidas como AMA), en las que defendía públicamente las vacunas contra el COVID-19. Además, el magnate dedica miles de millones a la filantropía junto a Melinda, la que ha sido su mujer durante casi 3 décadas.

Cuando Bill y Melinda Gates anunciaron su divorcio en mayo, la separación fue recibida con incredulidad, especialmente cuando se publicaron artículos sobre las infidelidades de Gates. En 2019, una ingeniera de Microsoft escribió una carta a la compañía afirmando que había tenido una relación sexual con el CEO, lo que provocó una investigación interna por parte de Microsoft. Gates dejó la junta varios meses después.

Un portavoz de Bill Gates ha hablado con Business Insider y afirmado que Gates tuvo una aventura con una empleada de Microsoft "hace casi 20 años, que terminó de manera amistosa", añadiendo que cualquier afirmación de que el CEO haya maltratado a sus empleados es falsa. El portavoz también ha dicho que ese asunto no estaba relacionado con la salida de Gates de la junta.

Después de que la noticia se viralizara, la reputación impecable que él y su equipo de relaciones públicas habían creado meticulosamente a lo largo de los años se desmoronó rápidamente. Las empleadas contaron historias sobre Gates invitándolas a cenar y surgieron detalles sobre sus visitas a clubes de striptease hace años. Mientras tanto, sus reuniones con Jeffrey Epstein, incluido un vuelo a Palm Beach en el avión privado de Epstein, fueron objeto de un nuevo escrutinio público.

El portavoz de Gates también ha indicado que Gates no tenía absolutamente ninguna asociación comercial o amistad personal con Epstein, y que cualquier reunión entre los dos se limitó a para tratar temas relacionados con iniciativas filantrópicas.

"Es extremadamente decepcionante que se hayan publicado tantas mentiras sobre la causa, las circunstancias y el cronograma del divorcio de Bill Gates. Los rumores y las especulaciones que rodean al Sr. Gates se están volviendo cada vez más absurdos y es lamentable que las personas que tienen poco o ningún conocimiento sean caracterizadas como 'fuentes'", ha sentenciado el portavoz.

Muchos de los que conocían a Gates han afirmado que no les sorprenden estas noticias. “Una persona como Bill Gates piensa que las reglas habituales de comportamiento no se aplican a él”, reflexiona Maria Klawe, ex miembro de la junta de Microsoft.

"Bill gritaba a todos por igual"

Hacía poco que Gates había fundado Microsoft con su amigo de la infancia Paul Allen, cuando empezó a destacar por tratar mal a los trabajadores. 4 mujeres que trabajaron con Gates en Microsoft han dicho a Business Insider que era descarado y tenía mal genio.

"Una reunión con él implicaba que te tratara mal, por lo que yo procuraba evitarlas", afirma una extrabajadora de la empresa que ha preferido permanecer en el anonimato.

Gates era conocido por insultar y reprender a sus subordinados. "Es la idea más estúpida que he escuchado" se convirtió en un eslogan para el CEO. Vigilaba a los empleados memorizando sus matrículas. También intentó diluir la participación del cofundador de Microsoft, Paul Allen, en la compañía por considerarlo "improductivo" mientras lidiaba con su primer diagnóstico de cáncer, según ha escrito Allen en sus memorias.

(El portavoz de Gates ha negado que hubiera maltrato hacia los empleados).

Otra empleada de Microsoft que también ha preferido permanecer en el anonimato ha afirmado que Gates era directo y honesto. Si bien su estilo de gestión podía intimidar a algunos empleados, ella apreciaba su franqueza. "Bill gritaba a todo el mundo por igual", defiende.

Bill Gates

Getty Images 

Otra antigua ejecutiva, que se reunió varias veces a solas con Gates, comenta que podía llegar a resultar incómodo. "No sabe cómo bromear de verdad ni cómo conectar con la gente", señala. "Si te decía que le gustaba tu pelo, no intentaba coquetear contigo. Simplemente le gustaba tu pelo".

"Es un ser humano incómodo en lo que respecta a las interacciones sociales", resume un actual empleado de Microsoft.

Pero no todos han sido tan comprensivos con su comportamiento, particularmente cuando se trataba de lo que algunos veían como la insensibilidad de Gates hacia los problemas laborales de las mujeres.

Klawe, miembro de la junta directiva de Microsoft de 2009 a 2015, dice que Gates se comportaba como si fuera la "persona más inteligente de la sala" y no era receptivo a las sugerencias sobre cómo mejorar la diversidad en la planificación de la sucesión, que, según ella, a menudo provenían de mujeres miembros de la junta en particular.

No era algo de lo que Gates estuviera interesado en hablar y solía dar contestaciones como: "¿Qué intentas, destruir la empresa?", según Klawe.

Un portavoz de Gates califica esto como una "grave caracterización errónea para sugerir que al Sr. Gates le faltaba interés en hablar o promover la diversidad y la inclusión en Microsoft".

Las fiestas de Gates

Si bien la aventura de Gates sorprendió a muchos, participar en encuentros clandestinos con mujeres es algo con lo que el CEO de Microsoft ha experimentado desde joven. Cuando tenía 27 años, tuvo un romance con una mujer casada 13 años mayor que él, la esposa de un ejecutivo de Osborne Computer que vivía en el extranjero, según publicó James Wallace en su biografía Hard Drive: Bill Gates and the Making of the Microsoft Empire. El portavoz del magnate no ha brindado comentarios sobre la información de Wallace.

Adam Osborne, desarrollador del Osborne 1, el primer portátil de éxito comercial, supuestamente le dijo a Bill Gates que dejara de verse con la mujer de su empleado. En respuesta, Gates le dijo a Osborne que se ocupara de sus propios asuntos, según escribió Wallace.

En el instituto, el fundador de Microsoft se describió a sí mismo como un niño tímido, pero eso no le impidió manipular el software de programación de su colegio, con la ayuda de Allen, para ser el único niño en la clase, tal y como él mismo contó a la BBC.

"Me beneficié porque conseguí que las chicas que quería estuvieran sentadas a mi lado. No era que pudiera hablar con ellas ni nada, pero estaban allí", contó Gates.

Cuando llegó a Harvard, en 1973, ya tenía más confianza. Le gustaba pasarse por la Zona de Combate de Boston, una zona conocida por los clubes de striptease, los cines porno y la prostitución, apodada "el patio de recreo de Satán", según cuenta Wallace a Business Insider. "Le gustaba ir a los clubes de striptease".

En una entrevista de 1994 con la revista Playboy, Gates explicó que sí iba a la Zona de Combate, pero "el hecho de que fuera allí no significa que participara en todo lo que ocurría". Y añadió: "Comí pizza, leí libros y observé lo que ocurría. Iba a los restaurantes".

Incluso después de que Gates empezara a salir con Melinda, en 1987, la propensión a socializar y a las mujeres se mantuvo.

En más de una ocasión, durante las noches en que no trabajaba sus habituales jornadas de 17 horas, invitó a amigos y bailarinas de clubes nocturnos a nadar desnudos en su piso de soltero de Laurelhurst con vistas al lago Washington, relata Wallace.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

"El mismo Gates reunió a las chicas y las llevó allí. No sé si las transportó él mismo o si simplemente las citó allí", afirma Wallace.

Asistía regularmente a fiestas exclusivas en las principales conferencias comerciales de exposiciones informáticas como Comdex y Demo, donde solía ser el orador principal a finales de los 80 y principios de los 90. "Bill bebía y se emborrachaba con bastante facilidad", cuenta Robert X. Cringely. "Bill bebía y se emborrachaba con mucha facilidad", afirma Robert X. Cringely, que escribía una popular columna de cotilleos informáticos para InfoWorld en aquella época. 

"Todos nosotros habremos estado en alguna aventura en la que Bill estaba claramente afectado. Parecía más feliz borracho", opina Cringely.

Bill Gates de joven.

Reuters

Gates prefirió mantener abiertas sus opciones románticas mientras salía con Melinda, y luchó por comprometerse con ella. "Bill quería casarse, pero no sabía si realmente podría comprometerse y seguir con Microsoft", ha declarado Melinda en una entrevista para el documental de Netflix Inside Bill's Brain: Decoding Bill Gates.

Ella era consciente de que él era un mujeriego y, como resultado, la pareja se separó durante al menos un año, según Wallace. En 1992 volvieron a estar juntos y se casaron 2 años después.

Sin embargo, su matrimonio no fue completamente tradicional. En un artículo de la revista Time de 1997, Gates contaba que seguía yéndose de vacaciones anuales con una exnovia, la empresaria de software Ann Winblad.

Gates y Winblad, que salieron de 1984 a 1987, continuaron su tradición de pasar un fin de semana largo juntos cada primavera en la cabaña de playa de Winblad en los Outer Banks de Carolina del Norte. "Podemos jugar al putt-putt mientras hablamos de biotecnología", explicó Gates a Time.

El fundador de Microsoft también rompió los límites laborales y personales, tal y como informó The New York Times. Una vez, después de asistir a la presentación de una empleada de Microsoft en 2006, la invitó a cenar por correo electrónico. "Si esto te hace sentir incómoda, finge que no ha pasado", escribió Gates en el correo electrónico obtenido por The Times.

En otra ocasión, le pidió una cita a una empleada de la Fundación Gates mientras estaban en un cóctel en Nueva York. "Quiero verte. ¿Quieres cenar conmigo?", le preguntó en voz baja, según contó ella a The Times.

La propia Melinda era empleada de Microsoft cuando Gates la invitó a salir por primera vez. Fue contratada como gerente de producto en 1987 y Gates flirteó con ella en la cena donde se conocieron. Unos meses después, se encontraron y él la invitó a cenar. Melinda ha contado esto en alguna entrevista.

"Todo estaba muy bien separado, siempre"

Con el cambio de milenio, los Gates anunciaron su mayor proyecto filantrópico, la Fundación Bill y Melinda Gates. La fundación ha donado más de 1.000 millones de euros para combatir la malaria, 72 millones de euros para erradicar la poliomielitis y ha prometido más de 1.400 millones de euros para financiar iniciativas de educación pública.

Los asuntos personales de la pareja han sido administrados por Watermark Estate Management, desde al menos 2001. Watermark se ocupa de todo lo que no afecta a Microsoft o la fundación, desde la limpieza de la familia hasta sus helicópteros. Planeó las vacaciones y contrató guardias armados para vigilar discretamente la propiedad de 110 millones de euros de la pareja en Medina, Washington. También organizó los viajes anuales a la playa de Gates con Winblad.

Pero mientras Bill y Melinda se presentaban como una pareja unida en sus deberes filantrópicos, en lo que respecta a su vida privada habían comenzado a separarse.

Melinda y Bill Gates
Reuters / Shannon Stapleton

En 2008, Gates fundó bgC3, una oficina privada centrada en los intereses del CEO fuera de Microsoft y fuera de su matrimonio. Fue un "tercer salto hacia algo nuevo", en opinión de un ex empleado de bgC3.

Las primeras presentaciones de marcas registradas para bgC3, que significa "Bill Gates Catalyst 3", describían a la empresa como un grupo de expertos con el objetivo de utilizar la tecnología para combatir la pobreza. Las funciones de Gates incluían viajes de rutina para conferencias que no fueran de Microsoft y la administración de GatesNotes, el blog donde Gates publica sus veneradas listas de libros.

En la práctica, bgC3 representaba un feudo privado para Gates, con su propia estructura de informes, equipo de seguridad y presupuesto, distinto de Watermark y lejos de la supervisión de Melinda. Los empleados de Watermark tenían poca visibilidad o control sobre lo que sucedía bajo la jurisdicción de bgC3, y la información rara vez se movía entre las 2 entidades, excepto cuando se trataba de coordinar la logística.

“Todo estaba muy bien separado, siempre”, afirma un exempleado.

Este acuerdo permitió a Gates gastar dinero y perseguir intereses independientes que luego influyeron en la ruptura del matrimonio de la pareja. En 2014, cuando Jeffrey Epstein coordinó una donación de 1,6 millones de euros del multimillonario tecnológico al MIT, ese dinero vino directamente de bgC3, no de la Gates Family Foundation, que normalmente manejaba sus donaciones filantrópicas.

La relación de Gates con Epstein data de 2011. En 2013, Melinda lo conoció en su mansión del Upper East Side, según publicó The Daily Beast. Este fue un punto de desencuentro entre la pareja, ya que al parecer Melinda dijo a sus amigos que no le gustaba la amistad entre los 2 hombres y no quería tener nada que ver con Epstein.

Sin embargo, su intervención no pareció funcionar. Gates visitó la casa de Epstein en numerosas ocasiones, según una fuente cercana a Epstein, y el delincuente sexual solía hablar sobre Bill Gates y afirmaba ser su consejero.

A lo largo de sus años de amistad, Gates supuestamente se desahogó con Epstein sobre su matrimonio "tóxico" con Melinda, y a su vez Epstein le dio consejos a Gates para terminar su matrimonio, según contaron algunas personas al periódico The Daily Beast.

En 2015, Melinda formó su propia oficina personal, Pivotal Ventures, que centró sus inversiones y filantropía en la igualdad de las mujeres. Contrató a varios empleados de Watermark, según ha podido saber Business Insider por un ex trabajador.

Fuentes tanto de Watermark como de bgC3 han hablado positivamente sobre el profesionalismo y la cultura de las 2 organizaciones.

Las operaciones de la oficina familiar se convirtieron en un modelo para otros multimillonarios tecnológicos que buscaban organizar sus vidas.

Otros elementos de los arreglos matrimoniales de los Gates siguen sin estar claros. A pesar de las recientes publicaciones sobre que no tenían un acuerdo prenupcial, un artículo de 1995 en la revista Upside decía que Melinda no solo firmó un acuerdo prematrimonial, sino que Gates envió a Steve Ballmer, que le sucedió como CEO de Microsoft, para que ella lo firmara.

"Claro, parecía burdo que su amigo más cercano le entregara el acuerdo prenupcial a Melinda, pero entonces Ballmer era un negociador estupendo", decía el artículo. "Con él presentando el acuerdo, Melinda firmó en la línea de puntos".

Cuando Business Insider le preguntó sobre el artículo, G. Pascal Zachary, el periodista que lo escribió, explicaba: "Estoy de acuerdo con todas las cosas que escribí porque me tomé muy en serio la precisión y si hubiera alguna queja, la habría corregido". Un portavoz de Gates ha remitido a Business Insider un artículo de la CBS de 1999 en el que se resumía una entrevista de Gates en el programa de televisión 60 minutos en la que el fundador de Microsoft refutaba las informaciones sobre un acuerdo prenupcial. 

Microsoft y la prensa

Los publicistas de Microsoft han hecho todo lo posible por proteger la vida personal de Gates.

"Microsoft estaba dando de comer a algunos de los periodistas conocidos que cubrían historias realmente buenas de la compañía. Hubo algunos periodistas de renombre que conocían este comportamiento y nunca informaron sobre ello porque sabían que Microsoft les habría quitado el acceso", afirma Wallace.

Un antiguo ejecutivo añade que el equipo de relaciones públicas de Microsoft "controlaba mucho el mensaje" y estaba "excesivamente preocupado por la percepción." Microsoft no ha hecho ningún comentario al respecto a Business Insider.

Gates se mantuvo muy cercano a la prensa, hasta el punto de que se ganó la reputación de coquetear con las reporteras que cubrían las conferencias del sector, como Comdex, señala Wallace. "Las periodistas decían que tenían entendido que tampoco eran las únicas", añade. 

La relación entre Microsoft y Ziff Davis, uno de los principales editores de revistas de tecnología de la época, se cuestionó públicamente en 1992 cuando el columnista Will Zachmann publicó un artículo en el que criticaba a Gates, tras lo cual su contrato de trabajo no se renovó.

"Están en la cama con Microsoft en todos los sentidos desde el domingo", dijo Zachmann a Wired.

No obstante, una vez que Melinda se divorció de Gates, el vínculo se rompió, tal y como ha contado un trabajador a Business Insider. "Cualquiera que tuviera historias podía por fin sacar todas esas historias a la luz".

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Estos son los 5 libros que Bill Gates recomienda que leas este verano

Kashe, la niña prodigio de 2 años que tiene un coeficiente intelectual cercano al de Einstein, Bill Gates o Stephen Hawking

La increíble vida y carrera de Melinda Gates, una de las mujeres más ricas y poderosas del mundo