Pasar al contenido principal

"Tenemos que sacar la verdad a la luz": Bill Gates niega las teorías conspiratorias que le acusan de querer usar las vacunas contra el coronavirus para implantar chips

Bill Gates.
Bill Gates. Reuters

  • Una encuesta en Estados Unidos reveló que un 28% de adultos creía en las teorías conspiratorias que acusaban a Bill Gates, fundador de Microsoft, de querer aprovecharse de las vacunas del coronavirus para implantar chips de localización en la población. 
  • El multimillonario se ha pronunciado públicamente sobre las teorías y ha negado las acusaciones en una entrevista con la CNBC
  • A través de su fundación, el filántropo está financiando múltiples investigaciones para encontrar un tratamiento y una vacuna contra la enfermedad y garantizar su disponibilidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Una encuesta en Estados Unidos reveló que un 28% de adultos creía en las teorías conspiratorias que acusaban a Bill Gates, fundador de Microsoft, de querer aprovecharse de las vacunas del coronavirus para implantar chips de localización en la población,

El multimillonario está al frente, junto con su mujer, de la Fundación Bill y Melinda Gates, que está ayudando a financiar numerosas investigaciones sobre la vacuna y tratamientos para acabar con la pandemia.

El propio Bill Gates se ha pronunciado públicamente sobre las teorías y ha negado las acusaciones en una entrevista con  la CNBC afirmando que "tenemos que sacar la verdad a la luz".

Gates ha asegurado que su única intención es acabar con la pandemia garantizando el acceso masivo a una vacuna para que ningún país se quede fuera solo por el coste. 

Leer más: Los anticuerpos contra el coronavirus desaparecen rápido y crece la preocupación por la pérdida de inmunidad

El multimillonario también se ha referido a las preocupaciones sobre la seguridad de la vacuna, ya que otra encuesta en Estados Unidos ha revelado que solo la mitad de la población se pondría la vacuna y entre las mayores preocupaciones se encontraba la posibilidad de que no fuera segura. 

Gates ha reiterado su confianza en que las autoridades reguladoras competentes revisarán a conciencia los datos de la vacuna para garantizar que no tiene efectos secundarios graves sin sucumbir a la presión por traer una al mercado cuánto antes. 

Melinda Gates aseguró en mayo que la vacuna podría estar disponible a finales de año si había suerte, aunque advirtió que la demanda requeriría fabricar miles millones de dosis. 

Y además