Bill Gates se forjó una imagen de simpático y friki empollón: sus aventuras sentimentales y comportamientos "incómodos" en la oficina o sus vínculos con Epstein revelan grietas en su fachada

Bill Gates

Reuters/ Mike Segar

Durante décadas, Bill Gates se forjó la imagen pública de un filántropo empollón pero agradable. A diferencia de Elon Musk, de Tesla, y Jack Dorsey, de Twitter, Gates era simpático, cercano y no resultaba intimidante.

Gates continuó cultivando esta personalidad —prometiendo donar la mitad de su riqueza a través de The Giving Pledge, invirtiendo fuertemente en salud y abordando la crisis climática a través de la Fundación Bill y Melinda Gates— mientras su dinero se multiplicaba.

Sin embargo, las nuevas informaciones sobre el fundador de la empresa tecnológica a raíz de su inminente divorcio de la que fue su esposa durante 27 años ofrecen una imagen menos halagüeña del empresario. Los artículos de The New York Times y The Wall Street Journal indican que Gates, en ocasiones, utilizaba la oficina para ligar e insinuarse a las mujeres que trabajaban para él.

Varios empleados han declarado al New York Times que su comportamiento en el lugar de trabajo era "torpe" y "cuestionable". También han afirmado que podía ser "despectivo" con su esposa y excesivamente "dominante" en las reuniones de la Fundación Gates, a pesar de que la organización estaba trabajando en varias iniciativas de empoderamiento de la mujer.

Un lugar de trabajo "incómodo"

La idea de que Gates consideraba el lugar de trabajo como un lugar de búsqueda de citas puede no ser una sorpresa, teniendo en cuenta los orígenes de su matrimonio. Gates conoció y empezó a salir con Melinda French en 1987 después de que ella aceptara un trabajo como directora de marketing en Microsoft.

Se conocieron en una cena de trabajo durante la celebración de un congreso, y Gates quedó prendado. Utilizó los contactos que su madre tenía en la Universidad de Duke (el alma mater de French) para investigar los antecedentes de French y, después de que ella le rechazara repetidamente, finalmente tuvo una cita. Ella dejó la empresa en 1996, dos años después de casarse, para dedicarse a formar una familia.

Durante años, su historia original se presentó como un encuentro casual, a pesar de la desigual relación de poder.

Pero eso fue antes de las últimas informaciones.

El Wall Street Journal publicó el domingo que el consejo de administración de Microsoft contrató a un bufete de abogados para investigar a Gates en 2019 por las acusaciones de que comenzó un romance con una empleada de la compañía en el año 2000, justo seis años después de su boda.

Bill y Melinda Gates se divorcian después de 27 años: así vive y gasta su fortuna el fundador de Microsoft, una de las personas más ricas del mundo

Fuentes no identificadas manifestaron al diario estadounidense que la mujer en cuestión era una ingeniera que trabajaba en la empresa. Al parecer, la mujer alegó en una carta que tuvo una aventura con Gates durante años. La empresa confirmó la investigación, mientras que un representante de Gates ha reconocido el romance.

"Microsoft tuvo conocimiento en la última mitad de 2019 de que Bill Gates intentó iniciar una relación íntima con una empleada de la compañía en el año 2000", ha declarado un representante de Microsoft al WSJ.

"Un comité de la Junta Directiva revisó la denuncia, con la ayuda de un bufete de abogados externo para llevar a cabo una investigación exhaustiva. A lo largo de la investigación, Microsoft proporcionó un amplio apoyo al empleado que planteó la cuestión", añade el portavoz de la compañía.

Un representante de Gates ha declarado al WSJ que la salida de Gates del consejo de administración en 2020 no tuvo nada que ver con la investigación.

"Hubo un affaire hace casi 20 años que terminó amistosamente", ha declarado el representante, y ha añadido que "había expresado su interés en dedicar más tiempo a su filantropía desde varios años antes".

Pero la revelación de este affaire se ha complementado con la información del diario The New York Times, que citando fuentes anónimas, afirma que Gates intentó seducir a varias mujeres que trabajaban para él.

Algunos empleados describen dos ocasiones en las que, según ellos, Gates hizo proposiciones a mujeres que trabajaban para él. Seis actuales y antiguos empleados han declarado al periódico que las insinuaciones no eran agresivas, pero creaban una dinámica extraña en la oficina.

Uno de estos casos ocurrió en 2006, cuando aparentemente envió un correo electrónico a una empleada de Microsoft para invitarla a cenar después de una presentación.

"Si esto te hace sentir incómoda, haz como si nunca hubiera ocurrido", escribió Gates, según un correo electrónico al que han tenido acceso los periodistas del New York Times.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Varios años después, parece que Gates intentó seducir a una mujer que viajaba con él en un viaje de la Fundación Gates. La mujer, que ha hablado con el New York Times bajo anonimato, ha dicho que lo tomó a guasa, pero que se sintió incómoda.

Es difícil decir hasta qué punto el comportamiento de Gates creó una actitud permisiva hacia la mala conducta sexual en Microsoft. Pero un artículo de Quartz de 2019 puso de manifiesto los relatos de varias mujeres que afirmaron haber sufrido acoso sexual dentro de la compañía.

11 datos alucinantes que muestran cómo de rico es realmente Bill Gates

Los relatos de las mujeres se airearon en un hilo de correos electrónicos que incluía como destinatarios al CEO Satya Nadella y al jefe de asuntos legales de la compañía, Brad Smith, e incluía acusaciones de bromas sexistas realizadas en viajes de trabajo y una empleada a la que se le pidió que se sentara en el regazo de un compañero de trabajo durante una reunión.

"Este hilo ha sacado la costra de una herida supurante. La ira y la frustración colectivas son palpables. Un amplio público está ahora escuchando. ¿Y sabes qué? Me parece bien", escribió un empleado en la cadena de correos electrónicos verificada por Quartz.

Un gestor de dinero cuestionable y vínculos con Epstein

A principios de este mes, el Wall Street Journal informó que French Gates había estado considerando la posibilidad de divorciarse desde 2019, después de que se molestara por la disposición de Gates a reunirse con el infame asesor financiero Jeffrey Epstein. 

Gates se reunió por primera vez con Epstein en 2011, tres años después de que Epstein se declarara culpable de pagarle a menores para que le hicieran masajes, felaciones y otros actos de carácter sexual. Gates y Epstein se reunieron en la casa del segundo en Manhattan más de una vez, lo que al parecer enfureció a Melinda.

Tras la muerte de Epstein, Gates dijo que reunirse con él fue "un error de juicio". En una declaración de 2019 a la que tuvo acceso el Financial Times, Gates dijo que había "considerado las ideas de Epstein relacionadas con la filantropía", pero que le ofreció "una plataforma inmerecida".

El New York Times también ha publicado que el administrador económico de Gates, Michael Larson, fue acusado por una mujer que trabajaba en una tienda de bicicletas que era parcialmente propiedad de Larson, de haber realizado insinuaciones sexuales no deseadas.

Entrevista a Bill Gates: las tecnologías innovadoras que resolverán el cambio climático y cómo financiarlas

El New York Times afirma que Larson y la mujer resolvieron el asunto en 2018, cuando ella supuestamente aceptó firmar un acuerdo de no divulgación por una suma de dinero que no ha sido revelada.

Pero al parecer French Gates quería una investigación independiente sobre Larson.

Larson, que dirige Cascade Investment, una firma que gestiona la multimillonaria cartera de inversiones de la pareja, ha trabajado para Gates durante 30 años.

Gates no se ha pronunciado públicamente sobre las nuevas informaciones, pero una portavoz suya, Bridgitt Arnold, ha contestado.

"Es muy decepcionante que se hayan publicado tantas falsedades sobre la causa, las circunstancias y el marco temporal del divorcio de Bill Gates", ha afirmado al New York Times. "Los rumores y especulaciones que rodean el divorcio de Gates son cada vez más absurdos, y es lamentable que se catalogue como 'fuentes' a personas que tienen poco o ningún conocimiento de la situación".

Otros artículos interesantes:

Elon Musk y Bill Gates se han peleado por todo, desde la pandemia hasta los coches eléctricos y el cambio climático: cronología de su enfrentamiento

Bill Gates considera que los países desarrollados deberían comer solo carne sintética para poder combatir el cambio climático

5 claves para el éxito que puedes aprender de Jeff Bezos, Elon Musk, Bill Gates y Oprah Winfrey

Te recomendamos