Pasar al contenido principal

El bitcoin irrumpe en las casas rurales

Casa Rural
Getty Images

El bitcoin, o más exactamente las monedas virtuales, comienzan a ser aceptadas en diversos sectores del turismo. Además de agencias de viaje, aeropuertos y touroperadores, en España también se suman las casas rurales.

En la comarca de Alt Maestrat, en Valencia, Aldea Ecorural es uno de los primeros establecimientos que aceptan pagos con este tipo de monedas.

Comodidad para los huéspedes

“Aunque el turismo rural es un sector estancado en varios aspectos de la profesionalización”, el avance de las tecnologías y la preocupación de algunos empresarios por ofrecer más comodidades a sus huéspedes “hacen que las monedas virtuales lleguen a este tipo de alojamientos”, indicaron desde el portal Club Rural.

Javier Simó, el propietario de Aldea Ecorural, destaca que el proceso de pago es muy fácil: “sólo tienes que tener tu propia cartera de monedas y comprobar en el momento de la reserva el precio actualizado del bitcoin”, dijo.

Después de la especulación

El bitcoin protagonizó una fiebre especulativa a fines del año pasado. Sin respaldo de ningún banco central, su valor creció casi el 1.300% en 2017, hasta superar los 17.000 euros, aunque ahora se cotiza en 7.500 euros por unidad.

Los defensores de la moneda virtual destacan la seguridad de su sistema criptográfico, y que en el caso de los alojamientos, “las reservas y pagos se pueden realizar sin intermediarios y sin comisiones abusivas”, precisa Simó.

Leer más: Así es el negocio creado alrededor del bitcoin en España

Imán para viajeros internacionales

Otra de las ventajas que presenta el propietario de Aldea Ecorural es que este sistema e pago puede atraer a visitantes de otros países, donde el uso de esta moneda virtual está más  popularizado.

Otros hoteles y casas que aceptan bitcoins

En La Rioja, más exactamente en la localidad de El Rasillo, la casa rural El Olmo también acepta bitcoins para pagar las estancias, que se ofrece a 350 euros por día en caso de alquilar la casa completa.

Su dueño, Cristian Aser Hernández, también cuenta con un ático y dos apartamentos cercanos que aceptan el pago con este tipo de divisa.

Otros establecimientos que se sumaron a la fiebre de los bitcoins son la Casa Rural Valdeande Mágico, sobre la Ribera del Duero (Burgos), una finca de dos plantas con capacidad para 10 personas; y el Hotel Nabia de Candeleda (Ávila), un cuatro estrellas con 12 habitaciones con vistas a la Sierra de Gredos.

 

 Artículo original de Cerodosbé.

Te puede interesar