Pasar al contenido principal

BitcoinClean, la primera criptomoneda ecológica que no contamina

Bitcoin Clean
Bitcoin Clean

Una enorme y apestosa nube negra flota sobre ese universo en expansión llamado criptomonedas. Y no es una metáfora.

El gran problema del Bitcoin y compañía no son los fraudes, la especulación o su estructura piramidal. A fin de cuentas quien arriesga su dinero con criptomonedas, lo arriesga voluntariamente... El gran problema de las criptomonedas es la contaminación.

Minar criptomonedas exige un elevado consumo eléctrico, y ya supone un coste energético equivalente a la electricidad que consume toda Irlanda en un año. Y el 87% de toda esa energía para minar criptomonedas proviene de combustibles fósiles, así que generan una elevada contaminación.

BitcoinClean, la primera criptomoneda ecológica que promete no contaminar, tiene como objetivo terminar con esta imagen negativa de las criptomonedas. Aunque no lo tendrá fácil.

¿Cómo funciona BitcoinClean?

El principio de esta criptomoneda ecológica es que todos los mineros que la minen, solo pueden alimentarse con energías renovables. Los primeros BitcoinClean han comenzado a minarse con equipos que utilizan energia solar, eólica, hidráulica, termal, o biogas. Solo se pueden añadir mineros si los nuevos miembros demuestran con fotos, y una factura de energías renovables, que su equipo de minado usa este tipo de energía limpia:

Una vez aportadas las pruebas tienen que recibir de 3 a 5 votos de otros usuarios que ya están en la red. Cada usuario tiene una puntuación de Impacto, que le permite aportar de 0 a 5 votos. Si alguno de los nuevos mineros resulta ser un fraude, aquellos que lo apoyaron bajan su impacto a 0, y sus votos no cuentan.

Hay que reconocer las buenas intenciones de BitcoinClean, pero hay aspectos que no han explicado, como por ejemplo, una vez que un minero ha sido aceptado en la red, ¿qué le impide enchufar su equipo a la red eléctrica convencional y contaminante?

Parece un sistema difícil de vigilar, y por otro lado va con el paso cambiado, ya que la mayoría de las criptomonedas lo que quieren es tener el mayor número de mineros posible para ganar popularidad y mejorar la seguridad de su blockchain, pero BitcoinClean funciona justo al revés, poniendo obstáculos para entrar. Aunque es cierto que esto puede jugar a su favor, si mucha gente demanda esta criptomoneda precisamente porque no contamina.

Seguiremos con atención la evolución del BitcoinClean, la primera criptomoneda ecológica que no contamina, y apoyamos intentos como éste para reducir la enorme carga para el medioambiente que suponen las criptomonedas.

Te puede interesar