El blockchain y los códigos QR pueden ayudar a reanudar los viajes internacionales, pero sigue habiendo obstáculos normativos

Control de pasaporte Covid en un aeropuerto
Getty
  • Reanudar los viajes sigue siendo un reto y, para ello, están surgiendo en todo el mundo pasaportes sanitarios digitales que ayuden a facilitar la movilidad.
  • Estas soluciones utilizan tecnologías criptográficas para garantizar que los registros sanitarios sean auténticos, seguros y privados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los pasaportes COVID-19 están llamados a ser la llave que abra las fronteras internacionales en un mundo que poco a poco levanta las restricciones a la movilidad y recupera los viajes.

La reanudación de los mismos en un reto que trae de cabeza a los gobiernos que buscan cómo emitir documentos en diferentes idiomas basados en diversas normas y que no sean falsificables.

Los códigos QR parecen ser la clave que facilite la gestión de estos procesos de verificación de identidad, según publica South China Morning Post, ya que están diseñados para ser rápidos y fáciles de usar. La firma digital o el blockchain son otras maneras de garantizar que los registros sanitarios del usuario no solo son auténticos, sino también seguros y privados.

Según señala Dimitris Papadopoulos, profesor adjunto del Departamento de Ciencia e Ingeniería Informática de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, un pasaporte digital de vacunas que utilice firmas criptográficas permitiría a los reguladores locales emitir certificados digitales a los centros de vacunación, hospitales y laboratorios de pruebas.

De esta manera, cuando una persona se vacune o se someta a una prueba, la institución sanitaria autorizada firmará el resultado del individuo con una clave secreta, y los resultados se traducirán en un registro digital que podrá utilizarse para viajar.

Como afirma el profesor, este proceso no es diferente al utilizado desde hace varios años para asegurar nuestra navegación por la web y las transacciones por internet. 

La versión de la Unión Europea, el conocido como Certificado Verde Digital, se puso en marcha en 7 países europeos a principios de este mes, aunque tendrá su gran inauguración el 1 de julio.

Pero no es la única herramienta a nivel mundial.

Claves para viajar seguro en verano si vas al extranjero

Soluciones como el pasaporte vacunal Common Pass, adoptado por el gobierno de Hong Kong, permitirán a los usuarios acceder a sus registros de vacunación o a los resultados de las pruebas de sus proveedores locales y generar un certificado de código QR que puede ser reconocido por los destinos que visita el usuario, sin revelar ninguna información sanitaria privada.

El pasaporte sanitario digital Medoxie COVID-19, también conocido como cartera de datos COVID-19, es otro ejemplo. Anunciado a principios de este mes por la Universidad China de Hong Kong, junto con su socio tecnológico y la empresa estadounidense de desarrollo de blockchain de Ethereum ConsenSys, que construyó la plataforma, los usuarios pueden entrar en la aplicación y almacenar su información sanitaria privada en el pasaporte, señala el mismo medio.

El Dr. Mårten Erik Brelén, investigador principal del proyecto y profesor asociado del Departamento de Oftalmología y Ciencias Visuales de la CUHK, señaló que la naturaleza descentralizada de la tecnología blockchain permite al Pasaporte Medoxie utilizar una red entre pares, lo que reduce la posibilidad de piratería informática, ya que no existe un almacenamiento central al que puedan dirigirse los piratas informáticos cuando los datos están cifrados y almacenados en los nodos del pasaporte.

Por su parte, IBM colaboró con el estado de Nueva York para lanzar el Excelsior Pass, basado en el Digital Health Pass de la empresa. 

Otro ejemplo es el que lidera la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la asociación internacional de aerolíneas, que está probando su TravelPass con determinadas compañías aéreas.

Aunque la tecnología criptográfica hace posible que los pasaportes digitales para vacunas garanticen la seguridad y la privacidad y ofrezcan una experiencia de usuario amigable, los expertos afirman que aún existen dificultades normativas, ya que las políticas y las normas difieren de un país a otro.

"Por ejemplo, pensemos en un individuo que viaja entre 2 países con leyes y políticas diferentes en cuanto a los pasaportes digitales que aceptan", dijo Papadopoulos. "Escenarios complejos como éste, con problemas que trascienden las fronteras nacionales, requieren un manejo proactivo y cuidadoso por parte de los gobiernos y reguladores, así como una posible colaboración a nivel internacional."

A nivel mundial, CommonPass está en conversaciones con más de 30 gobiernos de todo el mundo. Sin embargo, los obstáculos normativos siguen siendo un "campo de minas", según el Dr. Brelén, debido a las "soluciones tradicionales de almacenamiento centralizado de información sanitaria privada".

Otros artículos interesantes:

“Los bonos turísticos son bienvenidos; llegan tarde, pero que lleguen y se puedan utilizar ayuda a reactivar el consumo interno”, según el director general de Destinia, Ricardo Fernández

He visitado la tienda de 'Harry Potter' más grande del mundo: estas son las zonas que no te puedes perder

Esta plataforma de 'smart cities' vincula el turismo y los comercios por medio de códigos QR y la reconversión de cabinas telefónicas