Pasar al contenido principal

El 'blockchain' ya te puede desvelar dónde nace el pollo que te comes

pollo campero carrefour
Carrefour
  • Carrefour ha implementado el primer sistema de trazabilidad alimentaria con tecnología blockchain en uno de sus productos: el pollo campero.
  • No se trata de un proyecto piloto sino que la compañía lo llevará a todas sus áreas de frescos.
  • El sistema permite ver todos los certificados de garantías alimentarias del producto.

Carrefour lleva el blockchain hasta su cesta de la compra. La cadena de distribución francesa ha implementado el primer sistema de trazabilidad alimentaria a través de tecnología blockchain en uno de sus productos: el pollo campero criado sin tratamientos ni antibióticos. 

Con este sistema el cliente puede realizar un seguimiento de la cadena en todas sus etapas, desde la producción hasta la distribución. De esta forma, Carrefour se marca un tanto en seguridad alimentaria. Esta tecnología blockchain, tan asociada al sector financiero, se utiliza ahora en el sector de la alimentación. En un paso más allá, permitiría establecer un estándar global de seguimiento en todos los artículos de la cadena. 

“Siempre ha existido la trazabilidad pero no una visión conjunta. Esta herramienta nos permite dar información de toda la cadena al cliente”, introduce Enrique Pérez, director Organización de Mercancías de Carrefour España. Lejos de ser un proyecto piloto, el ejecutivo enfatiza la intención de Carrefour de continuar con esta iniciativa de forma sólida

La empresa ha llevado esta tecnología a todas sus tiendas y pretende, trasladarlo a otros productos y áreas de la categoría de frescos. El despliegue comenzará, probablemente, por las áreas de frutería y pescadería, además de la carnicería. En paralelo, la cadena de alimentación está estudiando su implementación en el área de charcutería, según apunta Pérez.

Para llevar a la realidad esta iniciativa, la cadena francesa se ha aliado con IBM y se ha integrado en su plataforma IBM Trust Food. También se ha sumado al proyecto la cooperativa gallega Coren, productora del pollo campero que ha sido pionero en el despliegue de esta tecnología. 

A través de un código QR, que se escanea con la cámara del teléfono móvil, es cómo se puede ver la información de la cadena de producción del pollo campero en cuestión. Desde la fecha de nacimiento del animal, el modo de cría, la ubicación de la granja, cómo se ha alimentado, el proceso de envasado o la fecha en la que llega a los almacenes se podría consultar a través de este sistema. 

Leer más: Las claves de la estrategia de Carrefour para vencer a Mercadona y Amazon

De hecho, Pérez hace hincapié en que en esta información no solo consta la parte declarativa del proveedor sino que incluye toda la certificación acreditativa de alimentación. “Permite acceder a toda la información que antes debíamos solicitar o auditar a través de terceros”, matiza el responsable de organización de mercancías. En este sentido, el ejecutivo resalta que esta tecnología le permite tener un acceso rápido a la información en caso de alerta sanitaria.

El proyecto IBM Food Trust utiliza el blockchain con el objetivo de aportar seguridad a la cadena de suministro, volverla más eficiente y sostenible. A través de este sistema, las transacciones que se realizan entre los diferentes actores que conforman la cadena quedan registradas. Se trata de la única red que conecta a los productores con la industria de procesado, de distribución y venta a través de un sistema de datos seguro.

Grosso modo, la tecnología blockchain consiste en una suerte de red distribuida en bloques en la que es posible almacenar información de los actores implicados en la cadena y sus intercambios durante la producción. Su ventaja, frente a otras tecnologías radica en el hecho de que es transparente, independiente y no se puede modificar.

Leer más: Este sevillano explica cómo se puede utilizar el blockchain para vender un trastero

Pérez señala la capacidad de esta herramienta para ofrecer transparencia al consumidor, que incluye también vídeos en los que se habla de la calidad del producto. De esta forma, además de garantizar la calidad alimentaria de un producto, sería posible verificar su frescura, reducir la cantidad de desperdicios de la industria de la alimentación y a identificar ineficiencias en la cadena de producción. 

La plataforma IBM Food Trust, de la que Carrefour es cofundador, se enmarca entro del programa global de transición alimentaria de Carrefour, Act for Food que tiene por finalidad promover una  alimentación más saludable.
 

Y además