bluShift, la startup que quiere convertirse en el 'Uber del espacio', lanza el primer cohete comercial impulsado por biocombustible

El cohete Stardust 1.0 en una prueba de lanzamiento a baja altitud.
El cohete Stardust 1.0 en una prueba de lanzamiento a baja altitud.
bluShift Aerospace
  • bluShift Aerospace quiere ser el 'Uber del espacio' y ya ha lanzado el primer cohete comercial impulsado por biocombustible. Ha sucedido en Maine, en EEUU.
  • La noticia supone un gran hito para la empresa en su objetivo de enviar misiones a medida para poner en órbita pequeños satélites.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La startup bluShift Aerospace, que quiere ser el 'Uber del espacio', ha lanzado el primer cohete comercial impulsado por biocombustible. El Stardust 1.0 ha salido este domingo de una antigua base militar de Maine, EEUU, tras dos abortos de despegue.

El cohete no ha llegado al espacio, sino que ha alcanzado tan solo un kilómetro de altura, pero supone un hito para la empresa en su objetivo de enviar misiones a medida para poner en órbita pequeños satélites, según ha publicado la BBC

"Queremos ser el Uber del espacio, proporcionando un servicio especializado para lanzamiento para nanosatélites", ha asegurado el director ejecutivo de bluShift, Sascha Deri, en declaraciones que ha recogido ABC. La compañía lleva más de 6 años desarrollando la fórmula y diseñando el cohete que por fin ha alcanzado el cielo. 

"Queremos demostrar que un biocombustible puede servir tan bien, si no mejor en algunos casos, como combustibles tradicionales para impulsar cohetes y carga útil al espacio", ha explicado Deri. "Realmente cuesta menos por kilo que un cohete con combustible tradicional y es completamente no tóxico. Y es un combustible neutro en carbono, lo que significa que es mejor para nuestro planeta y más responsable".

En ese contexto, Deti ha considerado la misión un éxito: "Salió a la perfección. Aterrizó justo donde esperábamos y donde estaba planeando. No podría haber salido mejor".

El Stardust 1.0 es un cohete de 6 metros de alto que funciona impulsado combustible sólido "bioderivado", del que su jefe e inventor no ha querido dar detalles pero afirma que los ingredientes puedes obtenerse de granjas de todo el mundo, y que está probando cómo lanzar nanosatélites al espacio. ABC ha recogido que puede transportar hasta 8 kilos de carga útil. En total en su primer vuelo recorrió 1.200 metros y luego desplegó un paracaídas para caer de vuelta en la Tierra.

Virgin Orbit se adelanta a SpaceX y hace historia al poner un satélite en órbita desde un avión

Precisamente porque es relativamente barato volarlo y no necesita la enorme infraestructura de alta tecnología que necesitan otros cohetes más grandes este invento conseguirá hacer más accesible la investigación espacial.

La startup bluShift Aerospace fue fundada en 2014 y busca lanzar pequeños satélites frente a las grandes empresas del sector como SpaceX o Rocket Lab. Ahora la empresa quiere crear otros dos prototipos mayores, el Stardust 2.0 y el Starless Rogue para probar a transportar una mayor carga. El primero podría estar listo a finales de año, según su CEO.

LEER TAMBIÉN: 13 empresas que podrían ser un referente mundial en la próxima década

LEER TAMBIÉN: Estos son los riesgos para la salud de viajar al espacio, según el estudio más grande publicado hasta la fecha

LEER TAMBIÉN: Una réplica de Chernóbil podría proteger a los astronautas de la radiación del espacio

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020