BMW quiere que el 20% de sus vehículos sean eléctricos en 2023 y reclama una mayor infraestructura de puntos de recarga

Coche eléctrico de BMW
Reuters
  • BMW tiene intención de vender más coches eléctricos en los próximos años, y pretende que el 20% de sus vehículos sean de este tipo ya en 2023.
  • Sin embargo, para ello tienen que aumentar los puntos de recarga, tanto públicos como privados, algo que no está tan cerca de suceder.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coche eléctrico está llamado a ser cada vez más importante en los próximos años, un avance que puede suponer una gran noticia para el medio ambiente, al reducirse los niveles de contaminación en la atmósfera.

Empresas como Toyota ya se están moviendo en esta dirección, apostando por baterías que permitirían coches recargables en 10 minutos. Mini también ha creado su propio concepto de coche eléctrico futurista, y es de esperar que muchas compañías del sector inviertan cada vez más en estas tecnologías.

La última en anunciar una novedad importante respecto a este tema ha sido BMW. En una entrevista con el periódico alemán Augsburger Allgemeine, el presidente ejecutivo de la compañía, Oliver Zipse, ha afirmado que el objetivo de BMW es que el 20% de sus vehículos sean eléctricos en 2023.

"Estamos aumentando significativamente el número de automóviles eléctricos. Entre 2021 y 2023 fabricaremos un cuarto más de lo que se había planificado originalmente", ha adelantado el CEO de BMW al diario alemán.

La verdadera revolución de los coches eléctricos ya ha tomado forma con los modelos híbridos enchufables extremadamente capaces

Este año sólo el 8% de los vehículos que ha producido BMW son eléctricos, el objetivo es que en 2023 supongan el 20% de la fabricación, es decir, uno de cada 5 coches. 

Sin embargo, existe un problema para el que se debe encontrar solución antes de que estos planes sean totalmente viables: que haya más puntos de carga, tanto privados como públicos. 

Sin una infraestructura numerosa de puntos de recarga los potenciales clientes no se lanzarán a comprar estos vehículos, y en el caso de que lo hicieran encontrarían problemas a la hora de utilizar sus coches.

"Si todo el mundo condujese un coche eléctrico serían necesarios entre 8 y 11 millones de puntos de carga, siendo un millón de ellos públicos", detalla Oliver Zipse, refiriéndose a la capacidad que se necesitaría sólo en Alemania.

"Nuestra producción de automóviles eléctricos se está ralentizando por la escasa expansión de la infraestructura de carga. La próxima gran acción comunitaria en Europa debe ser ampliarla", ha pedido el presidente ejecutivo de BMW.

En España la mayor parte de puntos de recarga está en las grandes ciudades. En total hay 5200 puntos públicos de carga, aunque existen planes para ir aumentando esta cantidad.

LEER TAMBIÉN: Cómo elegir el coche eléctrico perfecto

LEER TAMBIÉN: El empuje de los coches eléctricos marca el futuro de Kia

LEER TAMBIÉN: Esta infografía te muestra cuál es el coste real de propiedad de un coche de gasolina, un diésel y un híbrido enchufable

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”