Boda cancelada por coronavirus: estos son los gastos que pueden reclamar y recuperar las parejas afectadas

Una pareja casándose en Bruselas (Bélgica) durante la pandemia de coronavirus, sólo se permitió entrar a los testigos
Una pareja casándose en Bruselas (Bélgica) durante la pandemia de coronavirus, sólo se permitió entrar a los testigos
Reuters
  • Debido al coronavirus y al estado de alarma, las celebraciones de boda se han ido cancelando en las últimas semanas.
  • Muchas parejas se enfrentan ahora a un problema: ya han pagado numerosos gastos a pesar de que la boda no va a celebrarse en la fecha prevista, y quizá no se permita hasta dentro de algunos meses.
  • Sin embargo, es posible recuperar algunos de los gastos que se habían abonado hasta el momento, por ejemplo la reserva del catering, que suele ser un desembolso importante.
  • A continuación, se detalla cómo puedes reclamar y recuperar los gastos de una boda cancelada por coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los ámbitos que se ha visto especialmente afectado por el COVID-19 es el de las bodas. Este tipo de celebraciones no se pueden organizar hasta que el brote de coronavirus esté controlado. Además, se espera que las grandes aglomeraciones tarden en volver aunque se levante el confinamiento, porque la vida normal se retrasará un poco más.

Esto representa un problema para todas las parejas que tenían prevista su boda en estas fechas. No sólo por el disgusto de no poder celebrar un evento de esta magnitud, sino por el gasto económico que han tenido que ir abonando desde las semanas previas a la celebración.

El adelanto del catering, los trajes, las fotografías e incluso el viaje de luna de miel suponen un gasto elevado, que ahora podría ser útil durante la cuarentena. Por suerte, existe la posibilidad de reclamar estos gastos y recuperar parte del dinero.

Leer más: Cuánto tiempo puede tardar una persona recuperarse de coronavirus

La plataforma de servicios legales reclamador.es, ha enumerado una serie de gastos que la pareja puede recuperar en determinados casos por la cancelación de una boda debido al coronavirus y la situación de aislamiento social y confinamiento.

Catering, finca y restaurante

Este suele ser el mayor desembolso de una boda. Además, las empresas suelen pedir un adelanto en concepto de reserva, para asegurar que no van a perder dinero en caso de que la boda se cancele.

Sin embargo, en situaciones extraordinarias como la cuarentena por coronavirus, existe la posibilidad de recuperar este adelanto, siempre y cuando no exista una alternativa, como el aplazamiento de la fecha y la opción de recibir un bono sustitutivo del precio.

Reclamador explica que "existe un plazo de 60 días para intentar llegar a un acuerdo, y si no se alcanza deberán devolver el dinero en el plazo de 14 días, descontándose los posibles gastos en que hubiera incurrido el restaurante o finca, siempre que sean justificados".

Si la pareja retrasa su boda a los meses de otoño o invierno, lo habitual es hablar con la empresa para que se mantenga el anticipo ya pagado y no suponga costes adicionales.

Leer más: El ingeniero español que lidera el desarrollo de un motor que podría revolucionar la aviación

Fotografía y vídeo

Otro de las inversiones inevitables en una boda. Normalmente, estos servicios sueñen disponer de una sesión de fotos que se realiza semanas o días antes de la celebración. Si ya has disfrutado de este servicio no puedes reclamarlo, aunque el resto de cantidades sí se pueden devolver.

Reclamador aconseja que se llegue a un acuerdo con la empresa de fotografía en caso de un un posible desplazamiento de la fecha, para que se mantengan las mismas condiciones. "Si ese día no fuera posible dar el servicio de imagen contratado, la empresa de fotografía igualmente debería abonar a los contrayentes las cantidades ya pagadas de servicios no disfrutados", matizan.

Trajes y ropa

Los contrayentes y las empresas están llegando a acuerdos para que estos comercios conserven los trajes hasta nueva fecha, ya que la mayoría de bodas se van a aplazar y no a cancelar de forma definitiva.

Sin embargo, todo raje conlleva un trabajo previo de confección, y de haberse realizado el cliente no va a poder recuperar ese gasto.

Viaje de luna de miel

Normalmente se suelen contratar en paquetes combinados que gestionan las agencias. Si el viaje ha sido cancelado por culpa del coronavirus, la pareja tiene derecho a solicitar el reembolso de las cantidades, o como mínimo a recibir un bono del mismo valor para viajar en otro plazo.

Leer más: Esperar a rescatar el plan de pensiones al año siguiente a jubilarte tiene premio

Si se han reservado hoteles de forma individualizada, Reclamador aconseja contactar con estos establecimientos y solicitar la devolución. Lo mismo ocurre con los billetes de avión, que han de ser devueltos, según marca la normativa de la Comisión Europea.

Si la aerolínea no tiene sede en la Unión Europea, el asunto puede complicarse, ya que se rigen por el Convenio de Montreal: "pese a que el viajero puede ponerse en contacto con la compañía aérea para solicitar su dinero, no podrá pedir que se ejecute el pago si la compañía aérea no procede a realizar el reembolso", detallan desde reclamador.

LEER TAMBIÉN: Estas son algunas de las medidas que están adoptando empresas de todo el mundo y que dan una idea de cómo será el trabajo y el ocio después del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Los niños podrán salir a la calle a partir del día 27 de abril: qué precauciones se deben tomar para reducir riesgos

LEER TAMBIÉN: Tendam, el dueño de Cortefiel y Springfield, paraliza el pago del alquiler de sus tiendas: así es la carta que el grupo textil está enviando a sus caseros

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”