La bolsa de EE.UU. vive la mayor racha alcista de la historia: estas son cuatro razones que pueden acabar con ella

The bull market in stocks is now the longest ever. Here are the 4 main reasons it broke the record.
Reuters / John Gress

Reuters / John Gress

  • El mercado de valores alcista acaba de romper su propio récord: 3.453 días. 
  • El índice de referencia S&P 500 ha subido un impresionante 323% en el periodo. T
  • Los inversores celebran el logro, hay cuatro razones principales gracias a los que se ha logrado: el crecimiento de los beneficios, las recompras de acciones, la política monetaria expansiva y una mentalidad de comprar en correcciones del mercado. 

¿Te acuerdas de lo que estabas haciendo el 9 de marzo de 2009? 

Si estabas comprando acciones del S&P 500, lo hiciste en el mejor momento. 

La racha del mercado alcista comenzó esa fecha y registra ahora su récord de duración, con 3.453 días según indican lo datos del índice S&P Dow Jones.

Business Insider / Joe Ciolli, data from S&P Dow Jones Indices

Business Insider / Joe Ciolli, data from S&P Dow Jones Indices

Como contexto, para hablar de "bull market" (la denominación en inglés para este mercado alcista) hay que tener en cuenta que este se define como el mercado donde el mercado sube un 20% y no vuelve a perderlo desde máximos.

Se considera la fecha del 9 de marzo como el comienzo de este porque sería el punto más bajo del anterior mercado bajista (un término que en inglés se denomina como bear market). El índice S&P500 ha vivido un extraordinario repunte del 323% en este periodo, lo que se convierte en un repunte de alrededor del 19% si tomamos los datos anualizados, una cifra ligeramente por detrás del anterior bull market cuando se registró de media un repunte anualizado del 22%. 

Markets Insider

Markets Insider

Es necesario recordar, sin embargo, que no todo el mundo está de acuerdo con esta metodología usada por S&P Dow Jones. Los analista de Bespoke se han mostrado firmes en que el bull market acabó el 26 de enero de 2018, la última vez que el S&P 500 registró un récord, desde entonces estamos en un punto medio del mercado bajista, según su opinión. 

Pero para la mayoría de expertos, incluyendo los del S&P Dow Jones y los de Bank of America Merrill Lynch, es más adecuado hacer los cálculos teniendo en cuenta el número de días desde el punto más bajo de la anterior racha bajista, y desde ese punto hasta el repunte del 20% y a partir de ahí calcular cuando llega el 20% de caída.  Con estos cálculos, estamos en un bull market de forma evidente, especialmente con el índice S&P flotando tan cerca de otro máximo.

Para terminar, cuando los historiadores echen la vista atrás y analicen este mercado alcista, es probable que ellos encuentren cuatro catalizadores: el crecimiento de los beneficios, la recompra de acciones, la política monetaria expansiva y una mentalidad de comprar en las correcciones del mercado. 

1. Aumento de los beneficios

Es el motor de la bolsa. Es la columna vertebral de un mercado alcista. Es la base del rendimiento del mercado de valores tal y como lo conocemos. 

Por decirlo de forma sencilla, el crecimiento de los beneficios está siendo el mayor y más importante catalizador de las ganancias que están viviendo las acciones

Está claro que puedes conseguir ganancias en bolsa a pesar de que no haya crecimiento en los beneficios, esto es lo que ocurrió por ejemplo en el S&P 500 durante cinco trimestres entre 2015 y mitad de 2016, pero va a ser difícil. Si estás tratando de marcar un récord, es el cimiento más importante que tienes.

En estos nueve años y medio de mercado alcista, no hemos visto que haya un descenso en el crecimiento de los beneficios. Estos han crecido en 30 de los 35 trimestres y estamos disfrutando de la racha más larga desde 2010. 

Leer más: Esto es lo que habrías ganado si hubieras invertido 1.000 dólares en Facebook, Amazon, Netflix u otras 19 empresas cuando salieron a Bolsa

Más allá del simple hecho de que el crecimiento de las ganancias está inextricablemente vinculado al aumento de los precios de las acciones, dado lo que significa para los planes futuros de la compañía, también puede tener implicaciones en las lecturas tradicionales de valoración

La ratio de precio sobre beneficios ha sido tradicionalmente la manera más popular de realizar valoraciones, y cuando los beneficios están creciendo, el denominador de la división crece. Eso puede hacer disminuir la ratio de precio sobre beneficios, o al menos mantenerla sin cambios. Y eso puede llevar a que los traders se envalentonen y compren más acciones.  

2. Recompras

Con el paso del timpo, las recompras han demostrado ser un camino directo hacia las subidas de precio para los accionistas sin que ellos muevan un dedo, porque se reduce la cantidad de acciones.

Además, las recompras pueden servir como una red de seguridad para los precios de las acciones, ya que son capaces de generar ganancias durante los períodos en los que no existen otros catalizadores positivos. Cuando el crecimiento de las ganancias corporativas del S&P 500 se redujo durante cinco trimestres consecutivos desde 2015 hasta mediados de 2016 (como hemos mencionado antes), las recompras sirvieron para esta débil cifra. 

Por supuesto, las recompras solo pueden darse cuando las compañías tienen una caja suficiente. Estos nueve años y medio de racha alcista han coincidido con un periodo en el que se han dado las condiciones más beneficiosas para los préstamos de la historia. 

En primer lugar, hay que tener en cuenta los cambios fiscales que supusieron un total de un 1,5 billones de recortes y trajo de regreso a Estados Unidos grandes cantidades en efectivo. Si bien puede no ser lo que muchos habían previsto para la reforma fiscal, no se puede negar que ha sido una gran ayuda para la actividad de recompra de acciones de las compañías. Como se muestra en el cuadro a continuación, Goldman Sachs espera que las autorizaciones alcancen un máximo histórico en 2018.

 

Goldman Sachs

Goldman Sachs

3. Una política monetaria expansiva

No es una coincidencia que la recuperación del mercado de valores desde su mínimo en marzo de 2009 haya ido en paralelo a una política monetaria sin precedentes por cortesía de la Reserva Federal.  

Manteniendo los costes de préstamo tan bajos durante tanto tiempo, la Reserva Federal ha dado a las compañías un gran capacidad de maniobra para realizar adquisiciones, reinversiones en gastos de capital, y destinar dinero para la investigación y el desarrollo. Ya sabes, ese tipo de actividades que mantienen el crecimiento del negocio, la expansión de los ingresos y aumentan el precio de las acciones. 

Los críticos a menudo se refieren a esta dinámica diciendo que la Fed es la que pone el dinero y esto, según su argumentación, envalentona a los inversores creando además una mentalidad de que el banco central no dejará caer el mercado de neuevo.

Dicho esto, la FED ha comenzado a estrechar las condiciones monetarias en los últimos trimestres, lo que significa que el grifo puede estar cerca de cerrarse. Sin embargo, el banco central no ha sido tan agresivo con su política como muchos esperaban, lo que podría hacer que los traders estén temiendo un escenario peor de aumento de tipos que por ahora no se está produciendo.

4. Mentalidad de comprar en las correcciones del mercado

El último catalizador tiene que ver más con la psicología del inverso que con otra dinámica interna del mercado. Pero esto no quiere decir que sea menos importante. 

Durante estos nueve años y medio de mercado alcista, los inversores que compraron con descuento acciones durante bajadas de precio por una fuerte venta de las mismas han obtenidos pingües recompensas una y otra vez. Inicialmente, su confianza era quizá impulsada por el fuerte crecimiento de las ganancias antes mencionado, o los otros catalizadores fundamentales enumerados anteriormente.

Leer más: 7 claves para ahorrar más e invertir mejor, según los expertos

Pero después de un tiempo, la estrategia de "comprar cuando haya una corrección" se ha covnertido en un catalizador del mercado por si solo. La gente simplemente se ha acostumbrado a que el mercado se recupera después de breves deshielos, haciéndose más fuerte que nunca. Los estrategas comienzan a citarlo como una fuente del poder de compra. 

Por supuesto, esto siempre teniendo en cuenta que la corriente subyacente tiene que ser la de un mercado alcista, lo que ocurre cuando se dan los tres catalizadores de los que hemos hablado anteriormente. 

Al final, los cuatro pilares del mercado alcista presentados aquí son un combinación que ha servido para llegar a esta situación récord en la que nos encontramos. Disfruta mientras dure.  

LEER TAMBIÉN: 5 consejos clave para los inversores novatos

LEER TAMBIÉN: Estos 4 ratios te dirán si aporta valor el gestor al fondo de inversión

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Mercados
  2. Wall Street
  3. Bolsa