Pasar al contenido principal

Barclays, Allianz GI, HSBC AM y otras grandes gestoras apuntan a un elevado atractivo de la bolsa para el segundo semestre del 2020

Traders observan las cotizaciones en Wall Street.
Héctor Chamizo
  • La mejora del panorama sanitario está llevando a una relajación gradual de los confinamientos. Esto debería impulsar una primera fase de recuperación económica hasta final de año, o más precisamente un retorno a los niveles normales de actividad en los sectores menos perturbados por las medidas de control del COVID-19, según los expertos.
  • ¿Qué enfoque de inversión es lo más recomendable ante este esquema? Barclays prefiere la renta variable sobre la renta fija.
  • En este contexto, sería prudente, tal y como analiza Mahajan, un enfoque de “barbell” para el riesgo. Es decir, centrarse en los “sectores cíclicos durante la fase de reapertura, mientras hay que considerar el agregar una exposición táctica a los temas de crecimiento secular a lo largo del tiempo”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mejora del panorama sanitario está llevando a una relajación gradual de los confinamientos. Esto debería impulsar una primera fase de recuperación económica hasta final de año, o más precisamente un retorno a los niveles normales de actividad en los sectores menos perturbados por las medidas de control del COVID-19, según los expertos. 

Los índices del PMI de la zona euro de mayo muestran un fuerte rebote desde las profundidades abismales de abril, con el PMI compuesto subiendo de 13,6 a 31,9. El repunte en el sector servicios es espectacular: tras caer en picado desde los 52,6 en febrero hasta los 12 en abril, se recuperó para llegar a 30,5 en mayo. 

Con este telón de fondo, Francia, Alemania y la Comisión Europea han presentado un plan de recuperación de 750.000 millones de euros (5,4% del PIB de la UE). Los fondos para este suplemento extraordinario del marco de financiación plurianual se recaudarán en los mercados de bonos y se reorientarán hacia los sectores y regiones más afectados en forma de subvenciones (500.000 millones de euros) y préstamos (250.000 millones de euros) durante un período de tres años a partir de enero de 2021. 

Así, es probable que Italia y España sean “los primeros receptores”, comentan en un informe los expertos de Lazard Frères Gestion. Este plan de recuperación debe ser aprobado por los 27 Estados miembros de la UE, pero no será bien recibido por los “cuatro frugales” (Austria, Dinamarca, Suecia y Países Bajos) dada su resistencia a la idea de la mancomunación de deudas. 

En el otro lado del Atlántico, según exponen en un informe al que ha accedido Business Insider Ariel Bezalel, responsable de la estrategia de renta fija global de Jupiter AM, y Harry Richards, gestor de fondos de renta fija de la gestora, existe “la posibilidad real de que la Fed empiece a comprar títulos high yield de inferior calidad para sostener los mercados”. En este sentido, consideran que las políticas de los bancos centrales han resuelto el problema de liquidez, pero no “el amenazante problema de solvencia”.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

En opinión de Mona Mahajan estratega de inversión de Estados Unidos de Allianz Global Investors en un informe distribuido a los medios, se observa “una lenta marcha hacia la normalización en la economía del país norteamericano, tal vez enfatizada por la llegada de una vacuna viable”.

Esto abre el interrogante sobre qué puede suceder a partir de ahora en el campo de las bolsas y la inversión. Pedro del Pozo, director de inversiones financieras de Mutualidad de la Abogacía, describe en un informe que "los datos macro están siendo mejores de lo que se esperaba" y eso genera "una mejora de expectativas, que hacen que el movimiento al alza de las bolsas tenga credibilidad". "Otra cosa es que tenga consistencia", advierte.

El atractivo de la bolsa

¿Qué enfoque de inversión es lo más recomendable ante este esquema?

Barclays prefiere la renta variable sobre la renta fija. Con el estancamiento de los bancos centrales, el bajo rendimiento de los bonos, y la economía mundial en mínimos, es probable que “los activos de mayor riesgo se vean favorecidos por la falta de alternativas”

En Estados Unidos el banco británico prefiere los “valores industriales, sanitarios y tecnológicos”. En Europa, sobrepondera el sector financiero, la tecnología, los servicios públicos y la minería. Además, espera que las divisas de los mercados emergentes pierdan “los recientes avances con respecto al dólar”.

En este contexto, sería prudente, tal y como analiza Mahajan, un enfoque de “barbell” para el riesgo. Es decir, centrarse en los “sectores cíclicos durante la fase de reapertura, mientras hay que considerar el agregar una exposición táctica a los temas de crecimiento secular a lo largo del tiempo”.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

En comentarios distribuidos a su red de contactos Sebastien Galy, analista macro de Nordea AM, espera que los excesos en la renta variable continúen impulsándose por “la política monetaria muy agresiva por parte de los bancos centrales, las expansiones fiscales y la continua reapertura de la economía global con algunos reveses temporales”. De este modo, una forma de posicionarse para esto es a través de “los fondos climáticos”.

Los inversores deben esperar períodos de consolidación naturales en los próximos meses y tener en cuenta los riesgos inminentes: “desde una segunda ola de infecciones por coronavirus hasta el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre”, alerta Mahajan.

En última instancia, en un informe al que ha accedido Business Insider Joseph Little, estratega jefe global de HSBC Global Asset Management resalta que, dado que los bonos del gobierno no son atractivos desde una perspectiva de valoración y sus propiedades de cobertura se vuelven cada vez más limitadas a medida que los tipos interés se acercan a cero, los inversores deben “pensar más en cómo diversificar”.

Actualmente favorecen también la renta variable global y los bonos de high yield de forma estratégica a largo plazo. Little considera que los inversores están dispuestos a absorber la volatilidad a corto plazo y serán “compensados en los próximos años”

Y además