Pasar al contenido principal

Las bolsas estadounidenses se dirigen hacia su peor diciembre desde la Gran Depresión

Los analistas llaman a este tipo de mes de diciembre "Grinch-like".
Los analistas llaman a este tipo de mes de diciembre "Grinch-like". Universal
  • Los mercados de EE.UU. están atravesando su peor diciembre desde 1931, cuando hicieron frente a la Gran Depresión.
  • El S&P 500 ha caído casi un 8% este mes, eclipsando la señalada caída del 6% que registró durante el último mes de 2002.
  • Normalmente, las acciones suben a final del año en lo que se conoce como un rally de Santa, un fenómeno por el que los valores avanzan en diciembre conforme los inversores se contagian de la alegría y el optimismo de las fiestas.
  • Consulta los últimos movimientos del mercado en Markets Insider.

Parece que este año va a acabar especialmente mal para las bolsas de EE.UU., con los índices S&P 500 y el Dow Jones camino a su peor final de año desde 1931.

El S&P 500 ha perdido un 7,8% en diciembre. Si cerrara a ese nivel o a uno inferior, sería el peor comportamiento registrado por el índice en el último mes del año desde 1931, cuando cerró con una caída de alrededor del 15%. 

Lo mismo ocurre con el Dow Jones, que ha cedido más de un 7% desde el 1 de diciembre (en diciembre de 1931 perdió un 17%).

Estas pérdidas eclipsarían la caída más reciente, en 2002, cuando tanto el S&P como el Dow bajaron alrededor de un 6% en el mismo mes.

Normalmente, las acciones suben a final de año en lo que se conoce como el rally de Santa,  un fenómeno por el que los valores avanzan en diciembre conforme los inversores se contagian de la alegría y el optimismo de las fiestas.

Sin embargo, a veces no se materializa tal rally, y 2018 se perfila como uno de esos años.

Un mal presagio para 2019

A la firma Morgan Stanley, que ve una probabilidad del 50% o más de que se produzca una crisis el año que viene, le preocupa que las cosas puedan empeorar aún más.

El banco apunta que la economía de EE.UU. podría desacelerarse más de lo que los mercados esperan y provocar ventas generalizadas en bolsa para comenzar el año.

Leer más: 5 acciones españolas que están mejor posicionadas para el rally de Navidad, según los analistas

"En este punto, el mercado se encuentra en una desaceleración material para el próximo año, ya que el sentimiento y el posicionamiento han alcanzado niveles no vistos desde el último susto de la crisis, a principios de 2016", ha señalado el equipo de estrategia de renta variable de EE.UU.

Antes de la reunión de este miércoles en la Reserva Federal, los mercados en general cotizaban de forma mixta, con las acciones europeas cayendo durante el martes por la mañana, arrastradas por las preocupaciones del otro lado del Atlántico.

Así están los mercados ahora mismo:

  • Las bolsas europeas cotizaban al alza, con el índice alemán DAX subiendo un 1,92% y el británico FTSE 100 ganando apenas un 0,18%.
  • Los valores asiáticos, en cambio, bajaban: el índice chino Shanghai Composite perdía un 0,82%.
  • Los futuros estadounidenses rebotaban tras caer un 2% en la cotización del lunes. Los índices S&P, el Dow y el Nasdaq ganaban un 0,79%, 1,07% y un 0,63%, respectivamente.
  • El barril de Brent se dejaba un 2,06%, a 58,38 dólares el barril, mientras que el West Texas se mantenía plano.
  • El oro se mantenía plano, sumando apenas un 0,08%.

Preocupaciones por la Reserva Federal

Gran parte de la debilidad del mercado estadounidense este mes se ha relacionado con las preocupaciones por qué hará la Reserva Federal. En principio, se espera que este miércoles la Fed suba los tipos de interés por cuarta vez en 2018.

Sin embargo, a los inversores les preocupa que la Reserva Federal pueda apuntar a diversas subidas en 2019, lo que muchos creen que podría frenar el crecimiento económico de Estados Unidos.

"El principal temor del mercado es que la Reserva Federal siga adelante con sus planes de subir los tipos, porque que podría ser demasiado para la economía estadounidense", ha apuntado Jasper Lawler, del London Capital Group, este martes en un correo electrónico.

"Un gesto de la Reserva Federal indicando que ralentizará el ritmo de las subidas podría calmar los nervios de los mercados", ha añadido. "Sin embargo, hasta que la Reserva Federal confirme que lo hará, los inversores seguirán con miedo".

Te puede interesar