Pasar al contenido principal

El presidente de Brasil quiere que su población "coma un poco menos" para que defequen una vez cada 2 días, pero el cuerpo humano no funciona de esa manera

Just because your poop schedule is different than someone else's doesn't mean it's unhealthy.
  • El presidente brasileño Jair Bolsonaro ha sugerido que la gente coma menos para que defequen una vez cada 2 días y ha asegurado que "sería mejor para todo el mundo" y que así se protegerá el medio ambiente.
  • Defecar una vez cada dos días no es saludable para todo el mundo. Algunos necesitan hacer de vientre varias veces al día y otros varias veces por semana.
  • La frecuencia con la que defecas no solo está relacionado con cuánto comes, sino con tu dieta, tu genética y la frecuencia con la que haces ejercicio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tiene una solución peculiar para la crisis ambiental: comer menos y, por lo tanto, defecar menos o, siendo exactos, hacer de vientre una vez cada 2 días.

"Comer un poco menos es suficiente. Habláis de polución ambiental. Es suficiente con defecar una vez cada 2 días, eso será bueno para el mundo entero", aseguró Bolsonaro a un periodista este viernes, según AFP.

Aunque no está claro cómo la sugerencia del líder político afectaría el medio ambiente, lo que sí está claro es que su idea no tiene en cuenta cómo funciona el cuerpo humano. Las personas defecan con diferentes frecuencias y en diferentes momentos del día, y esas variaciones están influídas por algo más que cuánto comen.

Leer más: Bill Gates está obsesionado con rediseñar los baños del mundo e incluso ha llevado un frasco de caca a una conferencia para demostrarlo

En otras palabras, simplemente no existe una solución para hacer de vientre para todos.

"Algunos adultos pueden hacer sus necesidades 3 veces al día, mientras que otros pueden hacerlo 3 veces a la semana", según aseguró la doctora Jennifer Inra, gastroenteróloga en el Brigham and Women's Hospital de Boston Women's Health. Ambas opciones pueden ser saludables.

Cuántas veces haces tus necesidades no refleja directamente cuánto comes

La frecuencia y las horas del día en las que defecas dependen de una variedad de factores, que incluyen la genética, la dieta y el ejercicio.

Una dieta alta en fibra, por ejemplo, probablemente hará que una persona haga sus necesidades con más frecuencia porque el nutriente hace que se acumule más agua en las heces, lo que facilita que las heces transiten por el cuerpo.

Por el mismo motivo, comer muy poca fibra puede provocar estreñimiento. La carencia de fibra es el motivo por el que la gente que sigue dietas con alto contenido en proteína pueden sufrir estreñimiento o diarrea, como ya ha publicado INSIDER.

Leer más:  11 cosas que usas todos los días y contienen más bacterias que el inodoro

Las bebidas como el café también pueden hacerte defecar más ya que contiene cafeína, un ingrediente que se ha demostrado que estimula el colon, según el National Institutes of Health.

Y cuánto más ejercicio haga una persona, más hará de viente.

"El movimientp afectará a la digestión porque ayudará a mover los alimentos ingeridos, los gases y las deposiciones a lo largo del tracto digestivo" asegura la gastroneteróloga Sophie Balzora a Health.com, añadiendo que es común que los médicos recomienden ejercicio como tratamiento para pacientes con estreñimiento crónico.

Además, la genética y las hormonas pueden influir en con qué frecuencia haces de vientre. Cuando una mujer menstrúa, las fluctuaciones de sus hormonas pueden provocar que sus movimientos intestinales cambien en frecuencia y consistencia. La hormona progesterona, que puede ralentizar el paso de la comida por el cuerpo, a menudo aumenta en el periodo entre la ovulación y la menstruación provocando estreñimiento, según la Clínica Mayo.

Foods like quinoa and broccoli are good sources of fiber, which keeps the GI tract moving.

Céntrate en tu dieta si quieres tener movimientos intestinales saludables

Para mantener tu ritmo, asegúrate de que tu dieta incluye en torno a 25 gramos de fibra al día, según la US Food and Drug Administration. Las mejores fuentes de fibra son la cebada, el arroz integral, el trigo sarraceno, el bulgur, el mijo, la avena en harina o copos, la quinoa, el maíz integral y la avena integral.

Mantenerse hidratado con abundante agua y limitar la ingesta de azúcar también puede ayudarte a que tus viajes al baño sean más regulares y saludables, según Health.com.

Leer más:  11 cosas que usas todos los días y contienen más bacterias que el inodoro

Deberías preocuparte por tu salud solo si tienes un ritmo que no sea normal para ti, si por ejemplo pasas de ir dos veces al día a una vez cada 2 días, puede significar que necesitas más fibra para evitar el estreñimiento.

Si notas cambios durante un periodo de tiempo prolongado, deberías consultarlo con un médico dado que podría ser un síntoma de que tienes una enfermedad como la de Crohn o el síndrome del colon irritable. Según la Clínica Mayo, un ritmo anormal al hacer tus necesidades, acompañado de heces con sangre o de color negro, dolor rectal o abdominal, deshidratación crónica o fiebre son señal de que debes ir al médico.

Y además