Pasar al contenido principal

A bordo del transbordador autónomo que opera en Nueva York

Coast Autonomous makes self-driving software for low-speed vehicles.
Coast Autonomous produce software para coches autónomos de baja velocidad. Z.S. Grant
  • La startup Coast Autonomous demuestra cómo es un servicio de conducción autónoma con el Coast P-1, en pleno Times Square (Nueva York).
  • El Coast P-1 tiene una velocidad máxima de 40 km/h y puede circular por una ruta establecida o ser requerido por medio de una aplicación.
  • La demostración es muy limitada, por lo que no he podido obtener una idea completa de cómo funcionaba la tecnología de Coast.
  • Al usar vehículos lentos y limitar su radio de acción, Coast se ha quitado de encima la mayoría de los desafíos de la movilidad autónoma.

Cuando las personas hablan de conducción autónoma, tienden a centrarse en los turismos convencionales. Pero algunas de las primeras aplicaciones comerciales de esta tecnología autónoma van a ocurrir en un contexto menos glamuroso: transbordadores autónomos de baja velocidad.

El mayor desafío para las empresas que desarrollan vehículos autónomos es prepararlos para tomar decisiones seguras en una fracción de segundo y a veces en situaciones desconocidas. Una lanzadera que conduce dentro de un entorno limitado a baja velocidad tiene menos incertidumbre y menos riesgos si algo sale mal que otras clases de vehículos de pasajeros.

Esa es la filosofía detrás de Coast Autonomous, una startup que fabrica software de conducción autónoma para vehículos de baja velocidad y que operan en entornos controlados como aeropuertos, campus y complejos turísticos. La tecnología también puede funcionar en las ciudades si el vehículo circula en tráfico lento o tiene un carril reservado.

Mientras que las principales compañías automotrices y tecnológicas como Waymo, Cruise y Uber tienen que responder la complicada pregunta de cómo hacer que sus vehículos se detengan ante un obstáculo en la — si lo hace demasiado seguido, el pasajero se impacientará, pero detenerse con demasiada poca frecuencia puede ser más arriesgado y aumenta el riesgo de una colisión—, la tecnología de Coast tira por el lado más seguro, ya que se detiene por cualquier tipo de obstáculo que detecte antes de decidir cómo proceder, asegura la compañía en su sitio web.

Leer más China fabrica más coches eléctricos que todo el resto del mundo

La compañía dice que su tecnología ha quedado demostrada en más de 60 pruebas como esta de Nueva York, en las que han llevado a más de 120,000 pasajeros desde 2012. El 17 de julio, Coast Autonomous trajo su servicio de transporte Coast P-1 a Times Square, era la primera vez de un transbordador autónomo que operaba en Manhattan.

Así es viajar en el Coast P-1 y que ahora circula en modo autónomo por Neva York.

Te puede interesar