Borja Escalona chantajea a un bar, se vuelve viral, le echan de las redes y ahora anuncia que volverá más fuerte que nunca: "A todos os gustaría comer gratis, pero no podéis"

Borja Escalona.
Borja Escalona.

"No quiero daros la satisfacción de verme hundido", solloza Borja Escalona mirando a cámara en un vídeo que ha subido a su nuevo canal de YouTube. "No me voy por voluntad propia, sino porque me habéis echado", denuncia. 

Durante 10 minutos, el tiempo mínimo que exige YouTube para monetizar un vídeo, parece que no se sabrá nada de Borja Escalona por un tiempo. El influencer abandona las redes sociales, dice, se suena los mocos con tremendo estruendo, llora, gimotea...

Pero todo es mentira. Ni lágrimas, ni abandono, ni nada. El influencer ha anunciado que volverá más fuerte que nunca y da las gracias a todos por haberse vuelto viral. 

El caso de Borja Escalona es un ejemplo más del fracaso de YouTube, Twitch o Twitter a la hora de moderar contenidos, pero la culpa no es solo de las plataformas

Borja Escalona, el polémico youtuber.

La comunidad de ForoCoches lograba tumbar ayer sus canales tanto de YouTube como de Twitch después de que el influencer se hiciera viral por intentar comer gratis en un bar de Vigo chantajeando a la camarera.

Ahora, el youtuber ha respondido con un nuevo vídeo dando las gracias por la repercusión que ha tenido toda esta polémica y anunciando que multiplicará por 10 lo que ha conseguido hasta ahora. 

¿Quién es Borja Escalona?

Escalona era hasta esta semana un hombre desconocido para la gran mayoría de gente. Aunque ya había protagonizado polémicas de toda índole, ahora ha saltado a la fama por intentar utilizar su supuesta influencia en las redes sociales para no pagar 2 euros por una empanada en el bar A Tapa Do Barril de Vigo.

En el vídeo que se ha hecho viral, Escalona da las gracias a la trabajadora del bar por una empanada que se está comiendo, se despide y se dispone a marchar cuando esta le frena en seco y le pide que pague lo que ha consumido. 

El youtuber asombrado, responde, "tenemos un problema, ahora te tengo que cobrar yo por esta promoción que te acabo de hacer". A continuación pide 2.500 euros al bar y en riguroso directo, comienzan a llover las críticas negativas de los seguidores del influencer sobre el local de Vigo, ante la estupefacción de la empleada del bar.

El chantaje de los 'influencers'

Esta práctica de comer gratis a cambio de promoción es cada vez más común entre algunas supuestas celebridades nacidas en internet que normalmente amenazan con malas reseñas y críticas si los locales no ceden ante sus chantajes.

Así es el negocio de los 'influencers' y creadores de contenido en España

Otro caso similar al de Escalona es el de Jona Sánchez, un tiktoker que también intentó estafar a un local de kebabs en Castellón amenazando con enviar a sus hordas de seguidores si no comía gratis y que fue duramente criticado.

A Tapa Do Barril ya suma más de 7.000 reseñas en Google y cuenta con una puntuación de 4,9 sobre 5 con comentarios positivos y un aluvión de solidaridad por parte de gente de toda España. 

Kebab Tánger halal, el restaurante que Jona Sánchez intentó chantajear, 6 meses después del incidente cuenta con 5 estrellas y más de 14.000 reseñas en Google.

"Solo estaba intentando ganarme el pan", se ha defendido Escalona en su vídeo respuesta. "A todos os gustaría comer gratis, pero no podéis. Haced lo que hago yo, echadle pelotas, ser un poco creativos, pero no me envidéis a mí".

Otros artículos interesantes:

Esta tiktoker ganó 200.000 dólares vendiendo sus pedos embotellados (hasta que fue ingresada en urgencias)

Conoce a Jenny Cha, la tiktoker que arrasa gracias a la locura que se hace en el pelo cada semana

Competencia vuelve a pedir que la nueva Ley de Comunicación Audiovisual regule a 'youtubers', 'streamers' o 'tiktokers' de forma explícita

Te recomendamos