Pasar al contenido principal

Borja Prado va a dejar la presidencia de Endesa después de 10 años, con una indemnización de 13 millones de euros

Borja Prado, presidente de Endesa
Borja Prado, presidente de Endesa Endesa
  • Borja Prado, presidente de Endesa, dejará su cargo en la compañía tras la próxima junta general de accionistas de abril con una indemnización de 13 millones de euros, según ha informado El Confidencial
  • Enel, principal accionista de la eléctrica, todavía no ha designado sucesor en el cargo aunque la eléctrica quiere colocar a un presidente no ejecutivo.
  • Entre los candidatos a presidente no ejecutivo suena el nombre de Juan Rosell, según avanzó El País.

El presidente de Endesa, Borja Prado, no renovará su cargo. El ejecutivo ha acordado con Enel, principal accionista de la compañía, dejar la eléctrica después de la junta general de accionistas de este ejercicio que se celebrará el próximo mes de abril.

Hace ya semanas que se barajaba la posible de la salida de Prado de la compañía, según ha avanzado El Confidencial. El ejecutivo dejará su cargo coincidiendo con el fin de su mandato como consejero de la compañía y le permitirá presentar los resultados anuales de Endesa del ejercicio 2018, unas cuentas que apuntan a unas cifras por encima de lo previsto por el plan estratégico. 

Aunque Enel todavía no ha designado sucesor a la presidencia de la eléctrica, quiere tener al frente de su filial española a un presidente no ejecutivo y a un consejero delegado como primer ejecutivo, un cargo que actualmente ocupa José Bogas. Entre los candidatos a presidente no ejecutivo suena el nombre de Juan Rosell, según ha detallado El País. En la última etapa, Enel fue quitando a Prado atribuciones ejecutivas en favor del consejero delegado José Bogas. 

Leer más: El plan de Endesa para atacar el mercado de los vehículos eléctricos: 65 millones y más de 108.000 puntos de carga hasta 2023

Prado se convirtió en presidente del grupo en 2009, tras dos años como consejero. En esta década, mientras Enel amplió su participación en la eléctrica española hasta convertirse en accionista mayoritario, Prado impulsó la transformación del grupo que implicó una revalorización bursátil.

Según recoge el último informe anual sobre remuneraciones de la compañía, el ejecutivo tendría derecho a recibir una indemnización de 2,87 veces su último salario anual. Atendiendo a los resultados del pasado ejercicio, esto supondría una indemnización de 12,18 millones de euros aunque se desconoce aún su retribución en 2018. Las cifras aportadas por El Confidencial han apuntado a una indemnización pactada asciende a 13 millones de euros. 

Te puede interesar