Pasar al contenido principal

Bosch cierra 2018 con unas ventas de 2.500 millones de euros en España, afianzando su posición en el mercado español

Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal
Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal. Bosch
  • En 2018, Bosch alcanzó, unas ventas de aproximadamente 2.500 millones de euros en España, un 6% más que el año anterior.
  • Para 2020  Bosch tiene previsto reducir a cero su huella de CO2 en sus 400 emplazamientos en todo el mundo.
  • Por el momento en España la compañía ya ha reducido en un 10% sus emisiones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España ha demostrado ser, de nuevo, uno de los mercados clave para Bosch en Europa y así lo demuestran sus resultados del pasado año. De acuerdo a estos,Bosch cerraba su ejercicio fiscal 2018 con unas ventas de aproximadamente 2.500 millones de euros en nuestro país

Unas cifras que suponen un aumento del 6% en comparación con el año precedente y que esperan seguir aumentando. "Para 2019, esperamos un crecimiento moderado en el país", ha recalcado Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal en nota de prensa. 

Sede central de Bosch
Bosch

Con presencia en España desde 1908, Boch terminaba el ejercicio anterior con una inversión total de unos 80 millones de euros en España. En la actualidad, el grupo alemán en cuenta con una plantilla de 8.650 trabajadores en nuestro país repartidos entre 20 localizaciones. Sus actividades industriales se centran principalmente en el área empresarial Mobility Solutions con cuatro plantas y BSH con otras cuatro.

En lo referente a estas secciones, a pesar de una ligera disminución en la producción de vehículos en España, las ventas de Mobility Solutions experimentaron, durante 2018, un aumento de dos dígitos. En concreto estas ventas representan más del 50% de sus ventas totales, lo que posiciona a Mobility Solutions como el área empresarial más importante para Bosch en España.

"Bosch ha tenido un gran éxito, especialmente con los sistemas de seguridad para el automóvil y los sistemas avanzados de ‘cockpit’ e infotainment", resaltaba González Pareja en el comunicado.

En cuanto al desarrollo del área empresarial Consumer Goods, que engloba la división Power Tools y la filial BSH Household Appliances, también fue positivo. La empresa alemana mantiene su posición de liderazgo en el mercado español de electrodomésticos, en parte motivada por su presencia en el programa de televisión MasterChef, que parece haber contribuido a aumentar el atractivo y el conocimiento sobre sus productos.

Entre los productos que ahora Bosch Electrodomésticos ofrece en el mercado español, la compañía lanzaba el año pasado la aspiradora “Unlimited” con batería intercambiable , o sus gama de hornos que incorporan el sistema de cocción 3D.

Por su parte, el área empresarial Energy and Building Technology mostró un crecimiento ligero en 2018, mientras que  la división Building Technologies fortaleció su posición como líder del mercado con el lanzamiento de las cámaras domo “FLEXIDOME IP Starlight 8000i”, que simplifican el proceso de la vídeo seguridad.

El área empresarial Industrial Technology, representado principalmente en España por la división Drive and Control Technology (Bosch Rexroth), mantuvo su nivel de ventas del año anterior. 

Leer más: Javier González Pareja, Presidente de Bosch España: "Hemos pasado de vender productos a vender soluciones"

Apuesta por la calidad del aire en las ciudades

En cuanto a los esfuerzos para mejorar la calidad del aire en las ciudades, Bosch espera que los vehículos eléctricos desempeñen un papel importante y para 2025, la compañía pretende alcanzar 5.000 millones de euros en ventas en esta área, diez veces más que en 2018.

Los componentes de Bosch para este tipo de propulsión equipan ya a más de un millón de coches eléctricos en todo el mundo y para finales de 2022, esta cifra aumentará a 14 millones. A fecha de hoy, la compañía ha llevado a cabo proyectos de propulsión para 50 plataformas de vehículos eléctricos.

La compañía también pronostica que en 2030, aproximadamente el 75% de todos los vehículos turismos y comerciales ligeros nuevos todavía serán propulsados por un motor de combustión interna. A la vista de esto, Bosch continúa invirtiendo en la optimización de los motores de gasolina y diésel, utilizando la inteligencia artificial (AI) para desarrollar aún más este tipo de sistemas. Como ejemplo, Bosch está usando la AI para controlar de manera predecible el tratamiento de los gases de escape de acuerdo con los patrones extraídos del comportamiento de conducción individual, ya que esto puede reducir aún más las emisiones de los vehículos

“El cambio climático no es ciencia ficción, está sucediendo realmente. Si vamos a tomarnos en serio el Acuerdo de París, entonces la acción climática no debe de contemplarse solo como una aspiración a largo plazo, sino que debe de suceder aquí y ahora", ha recalcado Dr. Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH, en la conferencia de prensa anual de la compañía.

Leer más: Bosch sigue confiando en el motor de combustión y pide al Gobierno más soluciones y menos prohibiciones

En este sentido la empresa ha querido dejar clara su compromiso con el medioambiente anunciando un ambicioso objetivo en materia de emisiones de CO2.

 “Seremos la primera empresa industrial importante en lograr el ambicioso objetivo de la neutralidad de carbono en poco más de un año. Las 400 localizaciones de Bosch en todo el mundo serán neutras en CO2 a partir del próximo año", ha anunciado Denner.

"Nos tomamos muy en serio las preocupaciones de la gente sobre la calidad del aire en las ciudades. Como líder en innovación, queremos ofrecer soluciones tecnológicas a los problemas ecológicos". Esta es la razón por la que, por un lado, Bosch está intensificando sus, ya de por sí, exitosos esfuerzos para reducir su producción de CO2.

En este empeño, la compañía basará sus actividades en tres pilares: desarrollando tecnologías de propulsión de baja contaminación, trabajando con gobiernos municipales en proyectos para mantener flujos de tráfico estables y creando un sistema propio de gestión de la movilidad en sus emplazamientos.

En las localizaciones españolas, las emisiones absolutas de CO2 se han reducido en un 10% en los últimos dos años, a pesar de que la capacidad en horas de trabajo se ha incrementado en más del 5%durante el mismo período.

Para 2019, Bosch España planea invertir unos dos millones de euros en diferentes medidas para reducir aún más las emisiones de CO2 en sus emplazamientos. Se prestará especial atención a los proyectos de iluminación LED en producción, así como en las áreas de oficinas. 

Desarrollo Bosch en nuestro país

A través de su filial ITK Engineering, Bosch ha lanzado un Software Hub en Barcelona, donde la compañía pretende contar con cerca de 70 ingenieros de software hasta finales de año. ITK Engineering se dedica principalmente a proyectos automotrices y aeroespaciales dirigidos tanto a clientes internos como externos y tiene su sede en la nueva localización de Bosch en Barcelona, en el distrito 22@, junto a numerosas empresas innovadoras y de ingeniería y software que conviven con centros de investigación, formación y transferencia digital. 

Además Bosch ha abierto en su planta de Santander el “Bosch Smart Home Lab”, donde los clientes pueden experimentar de primera mano las soluciones que la empresa propone en materia de hogar inteligente.

Otra de las colaboraciones de Bosch con nuestro país se llevaba a cabo en Sevilla. Por segundo año consecutivo durante la pasada Semana Santa la empresa alemana en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad ponían en marcha el proyecto ‘smart city’ donde la tecnología de la compañía se ponía al servicio de la seguridad ciudadana. Para ello se contó con analítica de vídeo como sensores inteligentes, proporcionando información en tiempo real sobre la afluencia de personas, medición virtual de aforos y detección de objetos en movimiento, así como de vehículos pesados en zonas peatonales. Este año, como novedad, se ha agregado al proyecto la detección de sonidos, específicamente volúmenes de ruido, que pueden indicar la posibilidad de una situación crítica de pánico.

En cuanto a la capital, Bosch continúa apostando su servicio de scooter eléctrico compartido COUP, que lanzaba en Madrid el pasado septiembre. Así para este año, la empresa ha aumentado su flota en 500 unidades, alcanzando ya los 1.300 scooters en la ciudad.

Y además

Lo más popular