Por qué Elon Musk está tan obsesionado con los bots de Twitter y qué hace que sean tan complicados de medir

Twitter nuevas funciones

Reuters

Para la mayoría de nosotros, los bots de Twitter no son más que otro mal de internet. Pero para Elon Musk, pueden ser suficientes para cancelar un acuerdo multimillonario.

El CEO de Tesla y SpaceX se ha propuesto comprar y excluir a Twitter de bolsa en lo que considera como una forma de "desbloquear" su "verdadero potencial" como una plataforma global para la libertad de expresión.

Pero desde que la plataforma aceptó su propuesta de compra en abril por 41.000 millones de euros, Musk se ha centrado cada vez más en las cuentas de bots y de spam de la plataforma. En mayo, aseguró que el acuerdo no podía avanzar a menos de que Twitter probase que tiene menos de un 5% de cuentas falsas, y esta semana Musk acusó a la red social de "resistirse activamente" a sus esfuerzos de investigar este aspecto, llegando a amenazar con cancelar la compra.

La obsesión de Musk por los bots ha llevado a los observadores a preguntarse si este problema no es más que una excusa para echarse atrás en el acuerdo después de la reciente bajada de las acciones de Tesla. Pero las cuentas falsas sí que tienen implicaciones reales en el negocio de publicidad, y son conocidas por la dificultad para medirlas.

Esto es lo que se sabe sobre los problemas con los bots de Twitter y lo que podrían significar para el acuerdo de compra de Elon Musk.

¿Por qué hay bots en Twitter y cuánto tiempo llevaban en la plataforma?

Aunque Musk está preocupado por los bots en 2022, no son algo nuevo para Twitter. Lo cierto es que las cuentas falsas han existido en la plataforma desde su fundación.

Quizá el ejemplo más famoso del poder de los bots de Twitter fue en 2016, cuando una granja relacionada con Rusia lanzó más de 50.000 cuentas automatizadas en un intento de alterar el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Pero no todos los bots de Twitter se crean para interferir en política. Las compañías rivales crean estas cuentas para que hagan clic en los anuncios de sus competidores e interferir en sus analíticas. 

Los bots también pueden usarse para desbordar el tráfico de una página web como parte de un ataque de denegación de servicio, como asegura Guy Tytunovich, fundador y CEO de la compañía de ciberseguridad Cheq, en declaraciones a Business Insider.

"Los bots se crean para reproducir el comportamiento de las personas y beneficiar a su propietario", explica Tytunovich.

La compra de Twitter por Elon Musk representa una nueva y escalofriante amenaza: 'trolls' multimillonarios apoderándose de redes sociales

Elon Musk dijo que quiere comprar Twitter porque cree "en su potencial para ser la plataforma de la libertad de expresión en todo el mundo".

¿Cuántos bots hay en Twitter?

Medir el número exacto de cuentas automatizadas en Twitter es un asunto espinoso y todo el mundo tiene estimaciones diferentes.

Twitter siempre ha mantenido que menos del 5% de las cuentas de su plataforma son bots. Esta cifra es el resultado de investigaciones trimestrales realizadas por sus empleados que analizan "miles de cuentas, elegidas al azar, de forma continua en el tiempo", como explicó en mayo el CEO de Twitter, Parag Agrawal.

Pero Musk sostiene que esta cifra es demasiado baja. Durante un episodio del podcast All-In, llegó a decir que creía que el número real era de al menos el 20%. "Actualmente lo que me dicen es que no hay ninguna forma de saber la cifra de bots. Es como si fuera insondable, como el alma humana", ironizó Musk.

Algunas firmas externas han intentado dar sus propias estimaciones. Según GlobalData, que se basó en una muestra de 22.000 tuits, el 10% de las cuentas activas de Twitter publica spam.

En el caso de Cheq, ha analizado 5,21 millones de visitas a las páginas web de sus clientes que procedían de Twitter, y asegura que el 11,71% de ellas las hicieron bots. La compañía afirma que la mayoría de estas cuentas eran maliciosas o se destinaban a la recolección masiva de datos.

No obstante, los análisis de Cheq se basan solamente en las cuentas que hicieron clic en un enlace externo, lo que implica que pudo haber más bots que no lo hicieron pero que están en la plataforma.

"Creo que el número de bots en Twitter es mucho más alto", asevera Tytunovich.

Elon Musk no comprará Twitter hasta saber cuántos 'bots' tiene: un experto que trabajó con cuentas automatizadas revela los secretos de este fenómeno en la red social

Robot con cabeza humana

¿Por qué es tan complicado de medir?

Parte del desafío de medir las cuentas automatizadas en Twitter reside en que el concepto de spam es subjetivo, según afirma Sidharth Kumar, científico de datos senior de GlobalData, en la publicación de su estudio.

"Es casi imposible confirmar la identidad del autor detrás de una cuenta de Twitter", reflexiona. "Además, la definición de cuenta de spam puede diferir. La publicación de tuits no originales de forma incesante puede considerarse spam, pero otros pueden verla como compartir artículo y opiniones de forma muy activa", añade.

Agrawal ha expresado opiniones similares: "Las cuentas con un nombre y varios números sin imagen de perfil con publicaciones extrañas pueden parecerte un bot o spam, pero por detrás hay indicadores que muestran que es una persona real", tuiteó el mes pasado.

Twitter asegura que es imposible que una persona externa determine si una cuenta es realmente automatizada, porque hacerlo requiere datos personales como direcciones IP, números de teléfono, geolocalizaciones y otros sobre cómo se comporta cuando está activa.

¿Por qué se preocupa tanto Elon Musk sobre los bots?

Respuesta corta: por los ingresos publicitarios.

El equipo de Musk sostiene que si hay más cuentas automatizadas en Twitter de las que dice la compañía, la proporción de usuarios reales a los que mostrar anuncios es más pequeña, lo que tiene impacto en la facturación por publicidad.

"¿Cómo saben los anunciantes lo que obtienen a cambio de su dinero?", tuiteó Musk en respuesta a Agrawal en mayo. "Esto es fundamental para la salud financiera de Twitter", agregó.

Pero algunos especular que el spam podría ser solo una excusa para que Musk salga de acuerdo de compra. Aunque ha defendido su derecho de conocer las finanzas de Twitter antes de la adquisición, el acuerdo de operación es nulo si puede demostrar que Twitter le ocultó información.

Lo que significa que si Musk puede demostrar que más de un 5% de los usuarios de Twitter son bots, puede retirarse del acuerdo en cualquier momento.

Soy un empleado de Twitter que estuvo en la reunión en la que se comunicó que Elon Musk había comprado la empresa: por qué no estoy enloqueciendo como el resto del mundo

Elon Musk, en la gigafábrica de Tesla en Alemania

¿Qué pasará ahora?

Twitter ha rechazado hasta ahora proporcionar sus datos internos a Musk, pero eso podría cambiar: la red social parece haber cedido a las demandas de Musk y le dará acceso a su información interna, según informó esta semana el diario The Washington Post.

Aunque podría parecer una victoria para Musk, los responsables de Twitter se muestran escépticos y no están seguros de que estos datos puedan ser útiles en la investigación debido a un problema en cómo se miden los bots.

Cuando Twitter dice menos del 5% de las cuentas son automatizadas, lo hace midiendo una muestra aleatoria de sus usuarios diarios activos monetizables, es decir, usuarios que se han registrado un día concreto en Twitter o en una de sus aplicaciones y que han podido recibir anuncios.

Como ha informado The New York Times, esto implica que para llevar a cabo sus investigaciones, Musk seguramente deberá contratar a un equipo de expertos y hacerse con una enorme capacidad de computación para analizar los datos en bruto de más de 500 millones de tuits diarios publicados en la plataforma.

Otros artículos interesantes:

Por qué Elon Musk no puede abandonar su acuerdo para comprar Twitter

Twitter está dispuesta a dar acceso a Elon Musk a su gran almacén de datos internos

Un grupo de accionistas de Twitter demanda a Elon Musk por querer hundir las acciones de la compañía

Te recomendamos