Pasar al contenido principal

Esta startup de un CEO de 24 años ha sido contratada por El Corte Inglés para impulsar sus pulseras con big data en el sector de los viajes

Equipo de Bracelit.
Bracelit
  • Bracelit es una startup que ha diseñado un sistema de pulseras con las que asistentes de eventos pueden pagar consumiciones, pero que también recopilan grandes cantidades de datos.
  • Sus clientes pueden utilizar la información que obtienen las pulseras o venderla a terceros.
  • Es la idea de un joven de 24 años recién graduado en Ingeniería de Telecomunicaciones, Javier Canas, e impulsada por varias aceleradoras de empresas.
  • Se acaban de expandir al sector viajes, donde no hay competencia de este tipo, contratados por El Corte Inglés.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Contratar una empresa de pulseras monedero para que las utilicen los asistentes a un festival puede ser interesante para los organizadores: así los camareros no tendrán que manejar dinero, llevarán fácilmente la cuenta de qué se consume más y cuándo, y podrán organizarlo todo a nivel logístico con antelación, pero también contar con esos datos para utilizarlos como herramienta de marketing.

"Por ejemplo, si soy de Puerto de Indias quiero saber cuándo se consume más mi bebida, y así, si es de 4 a 6 de la tarde, a esa hora voy a poner una persona ofreciendo catas, y no de 4 a 7. Se trata también de optimizar recursos", cuenta el CEO de Bracelit, Javier Canas (24 años), en una entrevista con Business Insider España. 

El sistema de Bracelit puede potenciar las ventas de las empresas que los contraten al ofrecerles informes de consumo con los datos que las pulseras recopilan y el perfil de los usuarios (con detalles como el sexo o la edad) que a las marcas les serían muy difíciles de conseguir por su cuenta. 

"Empresas de pulseras hay muchas, pero otros no se han enfocado en ser una herramienta de marketing. Nosotros ahora nos vendemos centrándonos en la parte de dar datos objetivos sobre cuándo tienen que hacer promociones las marcas y sobre los consumos para que por ejemplo, manden notificaciones push al cliente a través de la app en el momento adecuado", apunta.

Bracelit es idea de Canas, que con 20 años, cuando se encontraba de viaje en Praga conoció el concepto de pulsera con chip NFC y decidió darle una vuelta cuando aún estudiaba Ingeniería de Telecomunicaciones.

Ahora es el CEO de esta startup que acaba de ser contratada por El Corte Inglés para utilizar su dispositivo en el sector de los viajes, porque sus pulseras no solo se utilizan en el ámbito de los festivales ni tampoco solo para pagar con ellas.

La tecnología de Bracelit se utiliza en otros sectores como el de las actividades deportivas (en recintos municipales como forma de reservar pistas deportivas y acceder a las mismas), por parte de ayuntamientos, de forma informativa (para que los vecinos puedan acceder a programas de fiestas, por ejemplo), las ferias y congresos (para el acceso de los asistentes) o, ahora, el de los viajes.

Pulseras para el control de menores en viajes: el acuerdo con El Corte Inglés

Viajes El Corte Inglés ahora ofrecerá las pulseras de Bracelit como un servicio más (y un argumento de venta) para los clientes de sus viajes.

En este sector, las pulseras pueden ponerse en las muñecas de niños e introducir en ellas datos de contacto de los padres, como un número de teléfono, entre otros, un concepto "totalmente diferente" de con el que se lanzó Bracelit pero que les permite llegar a otro tipo de clientes.

"Con ellas se puede saber con qué monitor está cada grupo, qué actividad ha hecho cada uno y cuál es la última en que ha estado cada chiquillo en caso de que se haya perdido", indica Canas. 

Bracelit proporciona a sus clientes terminales para la lectura de sus pulseras, que utiliza la tecnología NFC, así como una app con la que los empresarios pueden monitorizar la actividad de las pulseras (o consumos) en tiempo real.

El acuerdo con El Corte Inglés se ha dado a conocer este mes de marzo.

Leer más: Así es Tudecora, la primera tienda sin dependientes de España

Igualmente, en este sector el cliente de Bracelit (El Corte Inglés u otras empresas que puedan tomar el mismo camino) puede utilizar los datos que recogen las pulseras, analizarlos y extraer conclusiones o incluso venderlos, a su vez, a otros clientes.

Aumentar la rentabilidad de las empresas gracias a los datos: "los niveles de facturación mejoran un 12%"

"Los números nos dicen que cuando la gente utiliza nuestro servicio gana más dinero. Usan nuestra pasarela de pago con la que los asistentes pueden comprar productos u ofertas sin hacer cola, con lo que se ahorran parte de sueldos en taquillas, lo que supone un ahorro de costes y una mejora de la rentabilidad, entre otros", relata Canas.

"Además, la gente consume más y se deja dinero en las pulseras, y este remanente y el porcentaje que consumen de más queda muy por encima de nuestro precio, y sus niveles de facturación son mejores que cuando no utilizan la tecnología, entre un 12 y un 13%", especifica.

Igualmente, el sistema evita posibles equivocaciones en los cobros y robos por parte del personal, precisa Canas.

Leer más: El joven español fundador de Fever acaba de montar una startup de patinetes compartidos en la que ha invertido uno de los primeros accionistas de Tesla

Asimismo, en las pulseras los asistentes suelen dejarse "un 9%" del dinero que utilizan sin consumir, ya que deben "cargarlas" antes de pedir la comida o bebida (en el caso de u festival), lo que supone un beneficio extra para la empresa que las contrata.

Por otro lado, las pulseras podrían ofrecer una mayor rentabilidad si se venden los datos que recopilan a terceros (a patrocinadores, a consultoras, a todo tipo de empresas, incluso a headhunters, apunta Canas), como han hecho algunos de los clientes de Bracelit.

Bracelit se lanzó en noviembre de 2017 y en 2018 movió 750.000 euros, según su CEO, y el consumo medio de los usuarios que utilizan sus pulseras está en los 48 euros, "tanto en ferias como en festivales en pulseras".

Y además