La fortuna de los milmillonarios creció más en 2 años de pandemia que en 23 años entre 1987 y 2010, denuncia Oxfam

Inflación supermercado

Reuters

  • Mientras millones de personas se ven obligadas a saltarse comidas, pasar hambre y apagar la calefacción, los multimillonarios de la alimentación y la energía son 453.000 millones de dólares (426.000 millones de euros) más ricos que antes de la pandemia.
  • Los más ricos de estos sectores ganaron casi 1.000 millones de euros cada 2 días en medio de una inflación vertiginosa de las materias primas.
  • Cada 30 horas la pandemia genera un nuevo milmillonario, mientras que un millón de personas podrían caer en la pobreza extrema en 2022. 
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Las fortunas de los multimillonarios de la alimentación y la energía han crecido en 453.000 millones de dólares en los últimos 2 años debido a la escalada de costes de la energía y las materias primas durante la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, desvela un nuevo informe de Oxfam.

El documento destaca la brecha cada vez más honda: la pandemia ha visto nacer a un nuevo milmillonario cada 30 horas, a la vez que casi un millón de personas podría caer en la pobreza extrema en 2022 y la inflación lleva meses provocando una subida desorbitada en el precio de la cesta de la compra, la factura de la luz o los carburantes.

El informe, titulado Beneficiarse del sufrimiento se publica con motivo de la reunión del Foro Económico Mundial, el exclusivo encuentro de la élite mundial en Davos, cúpula a la que acusan de celebrar el aumento de sus fortunas con precios astronómicos en alimentos y energía mientras que se ha lastrado el progreso de las últimas décadas contra la pobreza extrema.

La riqueza de los milmillonarios aumentó más en los primeros 24 primeros meses de la pandemia que en 23 años entre 1987 y 2010

Desde Oxfam destacan que la riqueza total acumulada por milmillonarios de todo el planeta equivale al 13,9% del PIB mundial. Se ha multiplicado por 3 desde el año 2000, cuando era el 4,4 %. 

"Las personas más ricas han manipulado el sistema con total impunidad durante décadas, y ahora están recogiendo los frutos gracias a la privatización y los monopolios, aprovechando la desregulación y vulnerando los derechos de las personas trabajadoras mientras ocultan su dinero en paraísos fiscales, todo ello con la complicidad de los Gobiernos", destaca. 

El informe repasa varios datos abrumadores: el hambre podría estar sesgando una vida cada minuto en África Oriental, y millones de personas no pueden hacer frente a sus facturas, ni encender la calefacción, ni comer 3 veces al día. Los salarios apenas han aumentado, mientras que los trabajadores deben afrontar el mayor repunte de precios en décadas.

Además, el 60% de los países de renta baja está al borde de la quiebra. Los peor parados por el impacto de la pobreza son las mujeres y las personas racializadas y en situación de exclusión. En los países pobres destinan más del doble de sus ingresos a llenar la cesta de la compra que en los países ricos.

Beneficios sin precedentes para los sectores energético, alimentario y farmacéutico

Un manifestante en instalaciones de Pfizer.

Las fortunas de los magnates de la alimentación y la energía ha crecido 453.000 millones de dólares (426.000 millones de euros) desde el estallido de la pandemia, o dicho de otro modo, 1.000 millones más cada 2 días. En el sector de la alimentación hay 62 nuevos milmillonarios.

La familia Cargill domina por su parte el 70 % del mercado agrícola mundial. En 2021 batió todos los récords de beneficios de su historia, (5000 millones de dólares en ingresos netos) y las previsiones apuntan a que se superará el dato 2022. En Cargill hay 12 milmillonarios, 4 más que antes de 2020.

En el sector energético, Oxfam señala que 5 de las corporaciones más grandes (BP, Shell, TotalEnergies, Exxon y Chevron) ingresan de forma conjunta 2.600 dólares en beneficios cada segundo. 

En la industria farmacéutica han nacido 40 nuevos milmillonarios durante la pandemia. Compañías como Moderna y Pfizer cobran a los Gobiernos por las vacunas hasta 24 veces más del costo potencial de producción de vacunas genéricas contra la COVID-19. Por otro lado, el 87% de las personas en países de ingresos bajos no cuenta con la pauta completa de la vacuna.

Sin diferenciar por sectores, los 2,668 milmillonarios (573 más que en 2020) del planeta suman 12,7 billones de dólares, 3,78 billones de dólares que antes del coronavirus.

El informe comparte más datos espeluznantes: los 10 hombres más ricos del mundo tienen más dinero que los 3.100 millones de personas del 40% más pobre de la humanidad. Además, la fortuna de los 20 magnates más ricos es superior al PIB de todos los países de África subsahariana juntos.

Una persona que pertenezca al 50 % más pobre del mundo debería trabajar 112 años para llegar a los mismos ingresos que una persona del 1% más rico del mundo obtiene en un año.

Impuestos para salvar el mundo

"Frente al incremento desorbitado de la concentración de riqueza en plena crisis mundial, es urgente impulsar impuestos sobre las grandes fortunas y el capital", solicitan desde Oxfam los autores del informe. 

Oxfam solicita que se apliquen impuestos solidarios temporales sobre los ingresos extraordinarios de los milmillonarios, financiar medidas de apoyo para que la población pueda hacer frente a la escalada de precios en alimentos y la energía o introducir un impuesto temporal del 90% a los beneficios excesivos y extraordinarios de las grandes corporaciones.

En torno a esta última medida fiscal, se calcula que aplicar un impuesto con estas características a 32 corporaciones habría derivado en recaudación adicional de 104.000 millones de dólares tan solo en 2020.

También solicitan impuestos permanentes sobre la riqueza para acotar la riqueza extrema y el poder monopolístico, así como las desorbitadas emisiones de carbono de los ricos. En concreto, calculan que un impuesto anual sobre el patrimonio de un 2 % para las fortunas millonarias y hasta un 5 % en el caso de las milmillonarias podría generar 2,52 billones de dólares cada año.

Dicho impuesto permitiría brindar servicios sanitarios y de protección social universal a los países de ingresos medios y bajos, producir vacunas para todo el planeta y ayudar a salir de la pobreza a 2.300 millones de personas. 

Otros artículos interesantes:

Por qué la inflación profundiza la brecha de salud mental entre ricos y pobres

Así son los 4,5 millones de españoles en pobreza severa: menores de edad, adultos jóvenes, con vivienda, formación y tanto parados como empleados

Pfizer y Moderna ingresaron 9 de cada 10 euros de la venta de vacunas en 2021: qué se puede esperar de las farmacéuticas este año

Te recomendamos