La brecha de género del emprendimiento le cuesta a la economía española 5.300 millones de euros

Brecha de género mujer emprendedora

Getty Images

  • La falta de oportunidades de las mujeres en el mundo del emprendimiento costó a los españoles 5.300 millones de euros, casi medio punto del PIB.
  • Las mujeres son mayoría en la universidad y gestionan mejor sus empresas, pero emprenden menos y levantan muchas menos rondas de financiación.

La brecha de género en el emprendimiento le costó 5.300 millones de euros a la economía en 2023, cifra que representa el 0,43% del PIB de España. Es la principal conclusión del informe Coste de oportunidad de la brecha de género en el emprendimiento innovador, elaborado por la consultora Afi, impulsado por Redeia y presentado este miércoles en Madrid.

La semilla de la brecha de género, ahonda el estudio, se encuentra en la formación reglada, pero se extiende a lo largo de todo el ciclo de vida de las personas, desde la formación hasta cuando ya han decidido emprender. 

Diana Morant, ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, ha subrayado el coste económico de la falta de oportunidad de las mujeres.

"La desigualdad de género no solo es injusta, sino que además es que nos sale cara. Es importante que los informes que realiza la sociedad para combatir la desigualdad de género, también en los entornos laborales, no solo nos den los datos de lo que está pasando, sino de lo que se está perdiendo en este país”, ha comentado Morant.

Beatriz Corredor, presidenta de Redeia, ha reclamado medidas por parte de la administración, “Reducir la brecha requiere de políticas contundentes de promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres”. 

Necesitamos referentes que inspiren en el emprendimiento a otras mujeres con su experiencia y aprendizajes”, ha señalado Lucila García, directora general de ClosinGap, apelando al “compromiso y al trabajo conjunto para cerrar la brecha de género en el emprendimiento innovador como palanca de transformación hacia una sociedad más próspera e igualitaria para todos”. 

El informe identifica cinco brechas de género que existen en el emprendimiento innovador en España y que comienza por la formación reglada en etapas postobligatorias. En Formación Profesional, las mujeres son mayoría en los estudios relacionados con el emprendimiento, pero su presencia se ve considerablemente reducida en las áreas vinculadas con el emprendimiento. 

En la universidad, pese a que las mujeres son mayoría y muestran mejor desempeño académico que los hombres, ellas no están presentes en las carreras universitarias de intensidad emprendedora: representan un 33,4% del total de estudiantes en esas titulaciones. 

La siguiente brecha llega con la incorporación al mercado laboral: ellas emprenden menos. En España hay el doble de trabajadores autónomos que de trabajadoras autónomas, y en 2023, el 7,5% de los hombres españoles emprendieron, frente al 6,1% de las mujeres. 

Esta disparidad en las cifras de emprendimiento se traduce directamente en una pérdida económica: concretamente, la economía española deja de percibir más de 16.400 millones de euros, lo que representa un coste de oportunidad que asciende al 1,34% del PIB. 

La brecha es todavía mayor en el caso del emprendimiento de carácter innovador: por cada hombre emprendiendo en actividades de alta intensidad innovadora hay 0,36 mujeres en la misma situación (73.000 hombres y 26.000 mujeres).

Incluso cuando ya han decidido emprender, continúa existiendo brecha de género. En 2023, solo el 7% de las rondas de financiación en Europa se otorgaron a equipos fundados exclusivamente por mujeres, mientras que las empresas con al menos una mujer fundadora o cofundadora captaron solo el 18%, dejando el 75% del total de las rondas recaudadas a equipos fundados únicamente por hombres.

Motivos para el optimismo

A pesar de todo, los datos evidencian que en el caso de ocupar posiciones de dirección, las mujeres son buenas gestoras. Así, las startups fundadas por ellas generan un 10% más de ingresos que las fundadas por hombres y fracasan en un 27% menos de los casos que ellos al emprender de esa forma.

Además, las diferencias se reducen en la población más joven (menores de 35 años) y en aquellos perfiles de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia con niveles educativos avanzados: por cada hombre emprendedor hay 0,8 mujeres emprendedoras. 

Además, en la última década (2014-2023) la brecha de género en la posibilidad de terminar emprendiendo se ha reducido desde un 0,41 a un 0,29.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: innovaciónTrending, Emprendimiento, Brecha de género,