Pasar al contenido principal

Las claves de la desigualdad: 26 personas concentran tanta riqueza como la mitad más pobre del mundo, según Intermón Oxfam

La desigualdad económica afecta más a las mujeres.
Pablo Tosco / Oxfam Intermón
  • Los avances económicos se han realizado de forma muy desigual y la brecha entre ricos y pobres se acentúa. 
  • La riqueza cada vez se concentra en menos manos: 26 personas concentran la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad, el año anterior eran 43. 
  • Las diferencias en el acceso a la educación y a la salud vienen determinadas por la riqueza y pueden suponer una diferencia en la esperanza de vida de más de 15 años. 
  • Las mujeres se llevan la peor parte: a nivel mundial, ganan un 23% menos que los hombres. 

¿Es la vida mejor que hace años?  2.600 millones de personas han obtenido acceso a fuentes mejoradas de agua potable y la mortalidad entre menores de 5 años se ha reducido a la mitad desde 1990.

Actualmente, la escolarización en educación primaria es prácticamente universal en la mayor parte de los países, con el mismo número de niñas que de niños matriculados. Son datos del nuevo informe global de Intermón Oxfam, ¿Bienestar público o beneficio privado?, que se presenta con motivo de la celebración del Foro Económico Mundial de Davos. 

Sin embargo, los avances se han realizado de forma muy desigual, denuncia el informe. Las brecha entre ricos y pobres se acentúa, lo que tiene un impacto en el acceso a las oportunidades y en la salud. El informe analiza la desigualdad creciente del mundo de ahora, sus causas y sus posibles soluciones.

Crece la brecha entre ricos y pobres: el número de milmillonarios se ha prácticamente duplicado

Desde la crisis económica, el número de milmillonarios prácticamente se ha duplicado y sus fortunas crecen a un ritmo de 2.500 millones de dólares al día. Por otro lado, 3.500 millones de personas, casi la mitad de la población mundial, sobrevive con menos de 5,5 dólares al día. 

En el último año, la riqueza de la mitad más pobre de la población mundial se redujo en un 11%. Y además, la riqueza cada vez se concentra en menos manos: el año pasado, 26 personas poseían tanta riqueza como esa mitad más pobre de la humanidad; el año anterior la cifra era de 43 personas.

Leer más: La desigualdad en España se hereda: se gana un 40% más si se nace en una familia de ingresos altos, según un informe de Intermón Oxfam

En un informe anterior de Oxfam, la organización revelaba que la fortuna de los multimillonarios aumentó casi un 13% anual entre 2006 y 2015, mientras que los salarios aumentaron tan solo un 2% de media anual.

La diferencia de esperanza de vida entre barrios de una misma ciudad llega hasta los 11 años 

En los países en desarrollo, los niños de familias ricas tienen un 32% más de probabilidades de completar la educación primaria que los de las familias más pobres, apunta el informe, que también señala la falta de oportunidades en países como Estados Unidos donde "el nivel de movilidad social es el más bajo de las últimas décadas".

La dificultad de acceso a la educación es un problema porque es el principal trampolín a una vida mejor: "si todos los niños adquiriesen las competencias lectoras básicas al terminar su educación, 171 millones de personas podrían salir de la pobreza extrema", asegura el informe.

La inmovilidad social es un problema también detectado en España, que impide que los más pobres tengan posibilidades de salir de su situación, no solo por las diferencias en las oportunidades educativas, sino también en el acceso a la salud. 

En los países de renta media y baja, se estima que la falta de acceso a los servicios de salud es responsable de 3,6 millones de muertes anuales, asegura Intermón.

En España, la diferencia en la esperanza de vida de las personas de los barrios más ricos y más pobres puede llegar hasta los 11 años en ciudades como Barcelona y a 7 en Madrid. Algo parecido sucede en Londres, donde la esperanza de vida en una de las zonas más pobres está seis años por debajo de uno de los barrios más ricos. 

Leer más: La gran diferencia entre ser rico a los 25 o a los 35 revela un problema de desigualdad

En Nepal, un niño de una familia pobre tiene tres veces más probabilidades de no llegar a los 5 años que una niño de un hogar con altos ingresos. En la India, una mujer de “casta baja” vive una media de 15 años menos que de “casta alta”.  

El informe afirma que la inversión en servicios de salud, educación y protección social permite reducir la brecha entre ricos y pobres: el 69% de la reducción total de la desigualdad en 13 países en desarrollo se debía al gasto en educación y salud.

Más ricos, menos impuestos: "el 10% más rico de la población tributa a un tipo impositivo menor que el 10% más pobre"

A pesar de que los más ricos no han hecho más que aumentar su fortuna, el informe de Oxfam denuncia que disfrutan de los niveles impositivos más bajos de las últimas décadas. En el desglose de los ingresos fiscales que presenta el informe se ve que los mayores impuestos recaen en el salario y en el IVA y otros impuestos de consumo. Tan solo el 4% proviene de impuestos sobre la riqueza. 

"En algunos países, si se tienen en cuenta tanto los impuestos sobre la renta como los impuestos sobre el consumo, el 10% más rico de la población tributa a un tipo impositivo menor que el 10% más pobre", asegura el informe. 

Los enormes niveles de elusión fiscal agravan este problema, ya que el informe ha estimado que los más ricos  ocultan al menos 7,6 billones de dólares, con lo que evitan pagar aproximadamente 200.000 millones de dólares en impuestos. 

Leer más: Cómo puede la digitalización disparar la desigualdad, según el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz

"Si el 1% más rico pagase un  0,5% más de impuestos sobre la riqueza, se recaudaría más dinero del necesario para salvar la vida de 3,3 millones de personas y para escolarizar a los 262 millones de niños que actualmente no van al colegio", estima Intermón.  

La desigualdad se ceba con las mujeres: las mujeres ganan un 23% menos que los hombres

El nuevo informe se reafirma en lo que ya publicó el año pasado: las mujeres son las perdedoras de la economía global. 

La mayoría de las personas más ricas del mundo son hombres y los hombres poseen un 50% más de riqueza que las mujeres. A nivel mundial, las mujeres ganan un 23% menos que los hombres, según datos recogidos en el informe. 

El informe pone el foco en los trabajos no remunerados que "sostienen nuestra economía" y que recaen, en su mayor parte, sobre las mujeres. La organización estima en su informe que "si una empresa se encargara de hacer todos los trabajos no remunerados que llevan a cabo las mujeres en el mundo, facturaría 10 billones de dólares". 

Y además