Pasar al contenido principal

Un Brexit sin acuerdo provocará que la deuda pública de Reino Unido se dispare a sus mayores niveles en más de medio siglo, según los expertos

Un manifestante en contra del Brexit en Londres.
Reuters
  • Un Brexit sin acuerdo disparará la deuda pública de Reino Unido hasta niveles que no se alcanzaban desde hace más de medio siglo, según un informe de un centro de estudios independiente.
  • El Institute for Fiscal Studies prevé que el Gobierno británico tenga que elevar el gasto público después del Brexit para reactivar la economía, que augura que se estancará entre 2020 y 2021 como consecuencia de la salida de la UE.
  • El aumento del gasto provocará que el déficit presupuestario se duplique hasta al 4% del PIB sea cual sea el resultado del Brexit, según el IFS.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A solo 3 semanas de que llegue la fecha oficial para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit sigue siendo una incógnita. Londres se niega a aprobar el acuerdo entre su anterior Gobierno y Bruselas, la UE ha rechazado la propuesta del primer ministro británico Boris Johnson y ni siquiera está claro si su Ejecutivo forzará un Brexit sin acuerdo o si se verá forzado a pedir una nueva prórroga.

Lo que sí parece claro es que el Brexit supone un grave problema para la economía. Los propios documentos internos del Gobierno británico prevén que, si finalmente no hay acuerdo, se produzca la destrucción de miles de empleos, la quiebra de empresas, escasez de productos básicos y disturbios en las calles, entre otras consecuencias, sin tener en cuenta que el país ya ha sufrido una fuga de capital extranjero que ha impactado en su sector financiero.

Leer más: El Gobierno británico advierte de que un Brexit sin acuerdo afectaría a la economía y las pymes españolas

Este martes, un nuevo informe, en este caso de un centro independiente, vuelve a pintar un turbio panorama a partir del 31 de octubre. Un estudio del Institute for Fiscal Studies ha desvelado que un Brexit sin acuerdo supondría que la deuda pública de Reino Unido se disparará hasta niveles inéditos desde hace más de medio siglo.

Así, el informe del IFS, uno de los centros de estudios económicos más prestigiosos de Reino Unido, estima que la deuda pública se acercará al 90% del PIB en 2022 y 2023, lo que supondría su nivel más alto desde mediados de la década de 1960. Mientras, si se consigue un acuerdo con Bruselas para un Brexit ordenado, la deuda crecería más moderadamente y no llegaría a superar el 75% del PIB.

El documento prevé que el Gobierno británico tenga que elevar el gasto público después del Brexit para reactivar la economía, que augura que se estancará entre 2020 y 2021 como consecuencia de la salida de la UE. El director del IFS, Paul Johnson, ha asegurado a The Guardian que "nos encontraríamos en una espiral ascendente de déficit y deuda" que llevaría al país a "otro periodo de austeridad".

Sin embargo, el estudio no concede demasiada importancia a los estímulos gubernamentales en el incremento de la deuda de Reino Unido, dado que augura que su incremento será muy similar, en niveles cercanos al 85% del PIB, tanto si se aplican esas medidas como si no. 

Leer más: Un documento del Gobierno británico filtrado a la prensa desvela las consecuencias de un Brexit sin acuerdo para Reino Unido

El informe del IFS prevé que, en un "escenario relativamente benigno", el déficit alcanzará entre 2021 y 2022 los 100.000 millones de libras esterlinas (sobre 112.000 millones de euros). Esta cifra supone un 4% del PIB y es casi 5 veces mayor que la previsión oficial para esas fechas, aunque está por debajo del récord histórico de 160.000 millones de libras (sobre 179.000 millones de euros) de 2010.

El documento recuerda que el déficit actualmente está en camino de alcanzar los 56.000 millones de euros en 2020, frente a los 32.800 millones de euros en los que se encuentra actualmente. Paul Johnson ha señalado que "el Gobierno británico se encuentra actualmente a la deriva sin ningún anclaje fiscal", según la BBC.

De hecho, el IFS prevé que el alza del déficit incumpla las reglas de gasto británicas, que marcan un incremento máximo del 2% del PIB. Esta normativa limitará la capacidad de acción del Gobierno británico para reflotar su economía después del Brexit, algo que, según afirma a la BBC el economista jefe de Citi para Reino Unido, Christian Schulz, "significará que no hay crecimiento en los próximos 2 años".

Schulz, que ha participado en el informe de IFS, destaca que hay que tener en cuenta que, desde el referéndum del Brexit en 2016, la economía británica se ha reducido en unas 60.000 millones de libras (en torno a 67.000 millones de euros) y la inversión empresarial ha caído un 20%. "Permanecer en la UE sería el mejor escenario para el crecimiento económico", asegura el experto.

Y además