Pasar al contenido principal

Un Brexit duro podría llevar al Ibex 35 a "niveles preocupantes", según los expertos

Boris Johnson, durante una visita a Moscú
Reuters
  • El selectivo español vuelve a cotizar por debajo del nivel psicológico de los 9.000 puntos, tras las intenciones de Boris Johnson de llevar a cabo un Brexit sin acuerdo.
  • En opinión de David Page, economista senior de Axa Investment Management, aunque es difícil estimar la repercusión de un Brexit sin acuerdo, el impacto sería, a buen seguro, “severo” en los mercados. 
  • Rafael Ojeda, analista independiente, señala que lo cierto es que un Brexit duro puede ser “muy perjudicial para el Ibex 35” y podría llevarle a niveles preocupantes.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El Ibex 35 está recibiendo un auténtico varapalo en los mercados. La llegada de Boris Johnson, que amenaza con ejecutar un Brexit sin acuerdo el próximo octubre, está siendo tomado con mucho nerviosismo por parte de los inversores y muestra de ello es que el selectivo español vuelve a cotizar por debajo del nivel psicológico de los 9.000 puntos

¿Cuáles son las implicaciones que puede haber en las bolsas a partir de ahora, sabiendo las intenciones del nuevo primer ministro británico? En opinión de David Page, economista senior de Axa Investment Management, aunque es difícil estimar la repercusión de un Brexit sin acuerdo, el impacto sería, a buen seguro, “severo”

Igualmente, Joaquín Robles, analista de XTB, coincide en que la posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin ningún tipo de acuerdo podría generar “una mayor incertidumbre”. Y es que la necesidad de negociar tras la salida cuestiones tan importantes como el tráfico de capitales y de personas podría generar “muchas dudas a los inversores”.

Tal y como explica Page, no hay precedentes históricos de una ruptura tan abrupta en un régimen comercial. Al hilo de las sucesivas declaraciones de Johnson, los mercados se han ido sintiendo crecientemente inquietos ante la probabilidad de que se materialice el peor de los escenarios. 

En definitiva, considera Page, es probable que “la incertidumbre permanezca elevada e incluso crezca después del verano, lo que continuará pesando en la libra”. Sin duda, el creciente temor a un Brexit sin acuerdo es lo que está detrás de la caída del 5% que la libra acumula desde marzo frente al euro y al dólar. Además, de ello, un proceso tan impredecible “con resultados plausibles tan diferentes mantendrá la volatilidad en los activos británicos”.

Leer más: La burbuja de la deuda China puede convertirse en el siguiente gran problema para los mercados

¿Y en España? 

Rafael Ojeda, analista independiente, señala que lo cierto es que un Brexit duro puede ser “muy perjudicial para el Ibex 35” y podría llevarle a niveles preocupantes. Fundamentalmente porque algunas de las empresas más importantes del selectivo español “tienen una fuerte exposición internacional”

Por ejemplo, Banco Santander tiene una presencia en el Reino Unido “muy importante”. Por tanto, este factor junto con la crisis política italiana, “son los elementos más importantes para que Europa no tire para arriba”, desde su punto de vista. 

Para Robles, el Ibex 35 se moverá durante los próximos meses “a la par que el resto de los índices globales”, y su comportamiento “dependerá mucho de las perspectivas de crecimiento, las decisiones de los bancos centrales, la evolución de la guerra comercial y la decisión del Reino Unido”.

Hasta ahora, el Brexit parecía un factor controlado, sin embargo, el tono más agresivo del nuevo primer ministro ha generado “una mayor volatilidad”. 

Un Brexit duro, que es lo que están planteando desde Reino Unido, lo que puede perjudicar de una manera importante son “las exportaciones europeas”, analiza Ojeda. Esto puede suponer para el Ibex 35 una “caída muy importante”. Fundamentalmente, porque sería “un catalizador favorable a las bolsas internacionales” y las bolsas europeas “entrarían en un momento en el cual muchos inversores internacionales pondrían estos mercados en cuarentena”

Cuando la situación parecía que se normalizaba la bolsa no llegó “subir más allá de los 9.250 y 9.300 puntos”, apunta Ojeda, lo cual demuestra que “necesitamos algo más para que el índice español suba”. Que el dato de desempleo haya sido relativamente positivo no ha sido un motivo suficiente para que el Ibex 35 “se incremente”, agrega. 

Así, en el caso de que se incremente la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, los principales países de la Unión Europea podrían “ser los más penalizados”, aunque el verdadero factor que podría mantener al Ibex 35 por debajo de los 10.000 puntos es “un empeoramiento de las perspectivas económicas”, concluye Robles.

Y además