Pasar al contenido principal

El Brexit provoca una fuga de capital extranjero de Reino Unido y el sector financiero ya acumula pérdidas de 4.450 millones de euros

Un manifestante en contra del Brexit en Londres.
Reuters
  • Los efectos del Brexit ya se notan en el sector financiero británico, a pesar de que todavía quedan 3 meses hasta que su salida de la UE se produzca oficialmente.
  • El Banco de Inglaterra asegura que la inversión extranjera en Reino Unido ha caído al 38% respecto a la media del año pasado en el sector inmobiliario y al 17% en leveraged loans (préstamos de alto riesgo) respecto al año pasado.
  • El sector financiero británico acumula pérdidas de 4.450 millones de euros por la fuga de capital extranjero de Reino Unido, según un informe de EY.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La incertidumbre todavía se cierne sobre el epílogo del Brexit, tras el referéndum de junio de 2016 y los dos largos años de negociaciones fallidas de la primera ministra en funciones Theresa May. A nivel político, el último punto de inflexión ha sido la petición de un nuevo referéndum por parte del líder de la oposición oposición laborista Jeremy Corbyn, pero en el plano financiero, el coste del Brexit es todavía más importante.

De hecho, la divorcio de la UE ha provocado un colapso del flujo de inversiones extranjeras en Reino Unido en el primer trimestre de 2019. Una cifra que se suma al coste que han tenido que afrontar las principales empresas de servicios financieros del país para enfrentar el impacto de abandonar el club comunitario.

Leer más: Brexit sin acuerdo: casi la mitad de los británicos están acumulando comida, medicinas y ropa a medida que se acerca la fecha límite

El Banco de Inglaterra ha hecho sonar las alarmas al anunciar una fuga de capitales extranjeros en su informe de estabilidad financiera: el volumen de inversiones extranjeras en Reino Unido se redujo hasta el 38% respecto a la media de 2018 en el sector inmobiliario, mientras que ha caído al 17% en leveraged loans (préstamos de alto riesgo).

La percepción pública sobre la probabilidad de que se produzca un Brexit sin acuerdo ha aumentado desde principios de año, según los autores del informe. Sin embargo, asegura que el sistema financiero inglés está preparado para afrontar todos los riesgos asociados con el Brexit, además de los relacionados con la guerra comercial y las vulnerabilidades de vinculadas al elevado nivel de deuda global.

A pesar de estas garantías, el Banco de Inglaterra advierte del riesgo de que los inversores extranjeros pierdan el apetito por los activos financieros británicos debido a un Brexit sin acuerdo. Una preocupación que está justificada por la significativa dependencia de Reino Unido del capital extranjero: como se indica en el informe, el déficit por cuenta corriente aumentó 1,1 puntos porcentuales hasta el 5,6% en el primer trimestre de 2019. Este déficit se ha estado financiando en los últimos años con la afluencia de capitales de otras partes del mundo.

Flujo de inversión foránea a Reino Unido, según el Banco de Inglaterra
Banco de Inglaterra

Mientras tanto, el proceso de divorcio de la UE ya ha costado casi 4.000 millones de libras esterlinas (unos 4.450 millones de euros) a las principales compañías de servicios financieros, incluidas las compañías de seguros e intermediarios. Estas cifras provienen del informe Financial Services Brexit Tracker de la consultora Ey.

Esa cantidad incluye los costes para reubicar al personal y financiar diversas actividades operativas, que suponen 1.300 millones de libras (algo más de 1.440 millones de euros), y para la creación de nuevas oficinas corporativas fuera del país, unos 2.600 millones de libras (en torno a 2.900 millones de euros).

Leer más: Este es el motivo por el que el Brexit podría hundir en poco tiempo al próximo primer ministro de Reino Unido

Una cifra que incluso podría ser mayor, escriben los analistas. "Hasta ahora, solo una pequeña parte de las compañías que están siendo monitorizadas ha explicado los posibles costes de este proceso. Por eso, estas cifras podrían ser solo una gota en el océano", afirma Omar Ali, jefe de análisis de Ey.

Después del anuncio de la prórroga hasta el 31 octubre de la salida oficial de Reino Unido de la UE, los preparativos de las empresas en el sector financiero se desaceleraron: el número de trabajadores que podrían ser reubicados en otros lugares, unos 7.000, y la de los activos financieros a ser transferidos fuera de de Reino Unido, unos 1.000 millones de libras (sobre 1.100 millones de euros) se han mantenido constante en los últimos meses.

Probablemente, muchas empresas están esperando al epílogo del Brexit antes de tomar la decisión final. Sin embargo, los bancos de inversión ya han trasladado 1.000 puestos de trabajo al Viejo Continente. Dublín sigue siendo la ciudad más interesante para estas operaciones, pero Luxemburgo también atrae compañías financieras para un futuro posterior al Brexit.

Y además