Pasar al contenido principal

Qué va a pasar ahora con el Brexit después de que el Parlamento británico haya quitado el control a May

Members of the UK parliament before a vote on the prime minister's proposed Brexit deal, 12 March, 2019.
Miembros del parlamento británico antes de la votación sobre el acuerdo para el Brexit propuesto por la Primera Ministra, 12 de marzo de 2019. UK Parliament / Mark Duffy
  • El Parlamento británico ha tomado el control sobre el proceso del Brexit después de una votación celebrada este lunes.
  • Los parlamentarios tendrán la oportunidad de votar el resultado de su Brexit preferido este miércoles.
  • Explicamos lo que conllevará el proceso de votación para las próximas etapas del Brexit, y por qué cada vez más parlamentarios creen que las posibilidades de unas elecciones generales están aumentando rápidamente.

LONDRES — La estrategia para el Brexit de Theresa May se ha sumido en un caos aún mayor después de que los parlamentarios británicos hayan maniobrado para tomar el control del proceso del Brexit en una votación realizada durante la tarde de ayer.

El Parlamento votó por 329 votos a favor frente a 302 en contra una enmienda presentada por el diputado torie, Oliver Letwin, lo que significa que ahora podrán llevar a cabo una serie de "votaciones indicativas" que les permitirán expresar sus alternativas preferidas sobre el Brexit.

Theresa May había pospuesto los planes para celebrar una tercera votación sobre su acuerdo de Brexit tras reconocer que no había suficiente apoyo para que pasara por la Cámara de los Comunes, aunque afirmaba no haber perdido la esperanza de celebrar la votación antes de la salida programada del Reino Unido, el 12 de abril.

¿Qué pasa ahora?

Votaciones indicativas

Britain's Prime Minister Theresa May is seen outside Downing Street in London
La Primeras Ministra británica, Theresa May, en Downing Street en Londres. Reuters

La Cámara celebrará el miércoles una serie de "votaciones indicativas", un mecanismo que permite a los parlamentarios británicos votar sobre resoluciones no vinculantes. Estos votos indicativos por tanto permitirán a la Cámara de los Comunes pronunciarse sobre posibles resultados teóricos del Brexit. Es probable que se vote (por separad) el acuerdo de la primera ministra, una unión aduanera, una unión aduanera y participación en el mercado único, un acuerdo de libre comercio al estilo de Canadá, la revocación del artículo 50, un segundo referéndum y una salida sin acuerdo.

No hay garantías de que exista una mayoría para cualquiera de esas posibilidades. Incluso los parlamentarios que lo respaldan afirman que podría llevar varias votaciones conseguir una mayoría para cualquier plan de retirada.

Leer más: Las 5 consecuencias inmediatas de un Brexit 'duro' para España

Por el momento no hay una mayoría que apoye las opciones más extremas, con un Parlamento británico que ya ha votado en contra dos veces y una mayoría de los parlamentarios tories y laboristas oponiéndose a un segundo referéndum.

La Primera Ministra británica espera que su acuerdo se convierta en la opción menos impopular, pero la opción que tiene la mejor oportunidad de obtener una mayoría es una unión aduanera - con o sin participación en el mercado único- algo a lo que Theresa May se ha opuesto repetidamente y que busca desesperadamente evitar.

La Primera Ministra responde

The UK Brexit secretary Steve Barclay speaks before a vote on the prime minister's proposed Brexit deal, 12 March, 2019.
Steve Barclay, secretario para el Brexit de Reino Unido, habla antes de la votación sobre el acuerdo propuesto por la Primera Ministra el 12 de marzo de 2019. UK Parliament / Mark Duffy

Si la Cámara de los Comunes vota a favor de una salida más suave, el gobierno ha dejado claro que los votos no serán vinculantes con May asegurando a los parlamentarios que no se comprometería a implementar el resultado alcanzado por el Parlamento.

Steve Barclay, secretario para el Brexit, ha insistido en que una votación por un Brexit suave no significaría que el gobierno se moviera automáticamente para negociar ese resultado. De hecho, ha afirmado que el gobierno podría verse obligado a convocar elecciones generales si se obliga al partido a asumir un acuerdo de Brexit que incumpla sus compromisos de programa de las elecciones de 2017.

Barclay ha afirmado que hacerlo "potencialmente chocaría con compromisos fundamentales que el gobierno ha asumido en [su] programa", pero agregaba que los votos del miércoles "no serán vinculantes".

Una votación significativa

Theresa May and the Conservative frontbench await the result of vote on her Brexit deal, March 12, 2019.
Theresa May y los parlamentarios conservadores esperan el resultado de la votación sobre su acuerdo de Brexit, el 12 de marzo de 2019. UK Parliament / Jessica Taylor

Votar por un Brexit más suave no significaría, por lo tanto, un Brexit más suave. Es probable que la Primera Ministra lo rechazara y, en su lugar, espere que tal voto asuste a los euroescépticos del partido torie, que votaron en contra de su acuerdo, lo que les llevaría a respaldarlo ante una alternativa menos aceptable. Algunos Brexiteers, como Jacob Rees-Mogg, indicaron este lunes que respaldarían el acuerdo si el Partido Unionista Democrático se sube a bordo.

Pero la líder del Partido Unionista Democrático, Arlene Foster, cuyo partido apoya al gobierno minoritario de May, se ha negado a respaldarlo y no muestra signos de hacerlo, aunque existen esperanzas de que Downing Street pueda ganarlo en los próximos días.

La Primera Ministra debe celebrar una tercera votación sobre su acuerdo esta semana si quiere mantenerlo, lo que significa que probablemente esta sea el jueves o el viernes.

Qué sucede si los parlamentarios rechazan por tercera vez el acuerdo de May

What happens now the UK parliament has seized control of Brexit?
Sean Gallup/Getty Images

Si el acuerdo es rechazado, el parlamento probablemente intentará tomar el control del proceso del Brexit una vez más y forzar un Brexit más suave, pudiendo obtener una mayoría. Algunos miembros del gobierno han advertido en los últimos días que la única respuesta viable a tal movimiento sería que la Primera Ministra convocara elecciones, un resultado que muchos diputados creen que es cada vez más probable.

Aunque tal medida requeriría una mayoría de dos tercios de los Comunes, los laboristas tendrían dificultades para oponerse a ella.

El gobierno parece cada vez más serio ante la perspectiva de unas elecciones. Ciertamente, May parece estar más dispuesta a aprobar unos nuevos comicios que un segundo referéndum.

Leer más: Reino Unido suprimiría el 87% de los aranceles a las importaciones tras un hipotético Brexit 'duro'

En cualquier caso, el Parlamento británico tiene solo unas pocas semanas hasta encontrarse con la nueva fecha de salida programada para el 12 de abril. Si el parlamento del Reino Unido no ha acordado una forma de avanzar para entonces, el Reino Unido se irá sin acuerdo o, lo que es más probable, se verá obligado a pedir una extensión más prolongada del Artículo 50, lo que significaría que tendría que participar en las elecciones europeas, algo que se consideraría perjudicial y humillante para el gobierno británico.

La cuestión sobre si el gobierno o el Parlamento deciden que la humillación extra es un precio que vale la pena pagar para evitar una salida sin acuerdo, podría hacer que Brexit emerja como el evento más sísmico de las próximas semanas.

Y además