Pasar al contenido principal

El primer brote de coronavirus podría haber tenido lugar en septiembre, según investigadores de la Universidad de Cambridge

"Hay que proteger al personal sanitario": los médicos chinos explican que los europeos están cometiendo los mismos errores que durante los primeros días en Wuhan
Reuters
  • El primer brote de coronavirus de la pandemia que ya ha infectado a más de 2 millones de personas en todo el mundo podría haberse originado en septiembre, según un nuevo estudio de un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge.
  • Los resultados son producto de una investigación que ha analizado un gran número de cepas de todo el mundo y estima que el brote inicial pudo haber surgido entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre de 2019. 
  • El genetista Peter Forster advierte de que el debate sobre el origen todavía no está cerrado y otros expertos señalan que el método utilizado en la investigación podría no ser del todo preciso. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El primer brote de coronavirus de la pandemia que ya ha infectado a más de 2 millones de personas en todo el mundo podría haberse originado en septiembre y no habría sido en la ciudad de Wuhan, sino más al sur de China, según un nuevo estudio de un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge. 

Los resultados son producto de una investigación que ha analizado un gran número de cepas de todo el mundo y estima que el brote inicial pudo haber surgido entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre de 2019. 

El reputado genetista de la Universidad de Cambridge, Peter Forster, ha explicado que el virus pudo haber mutado a su forma apta para contagiar a humanos hace meses, pero habría permanecido en un murciélago u otro animal durante varios meses sin causar infecciones. 

"Luego comenzó a infectar y a propagarse entre los humanos entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre", asegura, resumiendo las conclusiones publicadas en Proceedings of the National Academy of Sciences — que todavía no han sido revisadas por pares — y tal y como recoge el South China Morning Post

El equipo ha utilizado un algoritmo matemático que permite trazar el movimiento de un virus a través de las mutaciones de sus genes y con el que esperaban encontrar el paciente cero del brote y que les ha llevado a creer que el origen de la pandemia no está en Wuhan, sino más al sur de China. 

Leer más: La Universidad de San Francisco desarrolla un test rápido para diagnosticar la enfermedad del coronavirus en menos de una hora con tecnología CRISPR

Sin embargo, Forster advierte de que no puede cerrar todavía el debate sobre el origen geográfico de la pandemia, asegurando que necesita analizar más muestras. 

El método utilizado por el equipo de científicos de la Universidad de Cambridge ha demostrado su eficacia en muchas áreas, como, por ejemplo, trazar la movilidad de los humanos en la prehistoria. Sin embargo, los expertos consultados por el South China Morning Post advierten de que tiene algunas limitaciones. 

La precisión depende del tamaño de la muestra y la velocidad de mutación. En un brote de un virus desconocido, el virus podría sufrir mutaciones impredecibles, explican, así que siempre hay un margen de error. 

"Este trabajo puede proporcionar algunas pistas importantes para futuras investigaciones, pero las conclusiones deben ser tratadas con cautela", concluye el genetista consultado, Su Bing.  

Y además