Bruselas multa a BMW y Volkswagen con 875 millones por cártel en la reducción de emisiones

Wolkswagen BI

Getty

  • "Sabían que tenían la posibilidad de limpiar más de lo que se requiere por ley, pero decidieron cooperar asegurándose entre ellos que ninguno intentaría limpiar por encima del estándar requerido por ley", explica la Comisión Europea.
  • El grupo Volkswagen pagará 502 millones de euros, mientras que BMW desembolsará 372 millones de euros. La Comisión también culpa a Daimler, que no tendrá que abonar ninguna multa por haber confesado las irregularidades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Comisión Europea ha impuesto una multa de 875 millones de euros a BMW y al grupo Volkswagen por cooperar secretamente en el desarrollo de una tecnología reductora de emisiones "evitando competir para exprimir su máximo potencial".

El grupo Volkswagen pagará 502 millones de euros, mientras que BMW desembolsará 372 millones de euros. Daimler, el grupo automotor detrás de Mercedes también ha sido declarado culpable en el caso, pero ha escapado del pago de la multa por haber sido quienes avisaron a la Unión Europea de la existencia de este cártel de cooperación.

De no haber recibido inmunidad en la sentencia, Daimler tendría que haber afrontado una multa de 727 millones de euros, según la nota de prensa emitida por el organismo europeo.

Un acuerdo de conveniencia

La vicepresidenta ejecutiva de la comisión, Margrethe Vestager ha asegurado en un comunicado que los fabricantes de automóviles "cooperaron ilegalmente para restringir la competición en el área de la tecnología de limpieza de emisiones en coches diésel".

Un cártel está definido como un convenio entre empresas comerciales de producción similar para evitar la competencia y controlar la producción, y esta es la primera vez que desde Bruselas se fija la cooperación en elementos técnicos constituye la creación de uno.

De acuerdo al organismo europeo, todas las compañías han reconocido su participación en el cártel y han acordado resolver la disputa.

Rueda Audi
Chinmay Jade

Unsplash

La investigación europea ha dictaminado que los fabricantes tuvieron reuniones habituales para debatir el desarrollo de tecnología SCR, o de reducción catalítica selectiva.

La tecnología SCR elimina el óxido de nitrógeno contaminante de los coches diésel mediante la inyección de un compuesto química llamado urea o AdBlue que convierte los gases en nitrógeno y agua.

Un ejecutivo de Volkswagen asegura que superarán las ventas de coches eléctricos de Tesla antes de 2023

Las reuniones entre fabricantes se conocían como "el círculo de los 5" y han ocurrido durante más de 5 años, según la sentencia europea. En ellas, detalla el organismo continental, todos los participantes acordaron el tamaño de los depósitos de AdBlue e intercambiaron información comercial sensible.

De esta manera, explica la comisión, Daimler, BMW y el grupo Volkswagen establecieron unos parámetros estandarizados que evitaban la competencia entre ellos, pese a saber que una inyección mayor de AdBlue podría dar como resultado un mayor limpieza de óxido de nitrógeno.

"Sabían que tenían la posibilidad técnica de limpiar más de lo que se requiere por ley, compitiendo en un parámetro importante y relevante para los consumidores", indica Vestager. "En vez de eso, decidieron cooperar asegurándose entre ellos que ninguno intentaría limpiar por encima del estándar requerido por ley".

Otros artículos interesantes:

Mercedes bate récord de ventas en China y tira del primer trimestre de Daimler, que facturó un 10% más

Euro 7: así es como Europa puede acabar con los coches diésel y gasolina en 2025