Pasar al contenido principal

Bruselas propone normas para abaratar las transferencias de dinero en euros en toda la UE

Cambio de dinero en aeropuerto
Juanmonino/Getty Images

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles normas para abaratar los costes que se asumen al realizar pagos transfronterizos en euros - como transferencias, pagos con tarjeta o retiradas de efectivo - en toda la Unión Europea y no únicamente en los países utilizan la moneda única, como sucede actualmente.

La normativa comunitaria en vigor garantiza que una transacción en euros dentro de la eurozona tiene los mismos costes que una operación equivalente dentro de un país que utilice el euro. Esto hace que los consumidores, dependiendo del banco que utilicen, no tengan que pagar nada, o unos pocos céntimos, por el servicio.

Sin embargo, según ha explicado Bruselas, una transacción transfronteriza en euros entre Bulgaria (que no es un país de la eurozona) y Finlandia (que sí utiliza el euro) supone unos costes de entre 15 y 24 euros, incluso si la transferencia es únicamente de diez euros.

Leer más: Los bancos apuestan por el 'blockchain' como solución para innovar y reducir costes

Por ello, el Ejecutivo comunitario ha propuesto ampliar el ámbito de aplicación de la norma a todo el bloque comunitario, de forma que todos aquellos pagos en euros enviados o recibidos dentro de la UE tengan unos costes exactamente iguales que los equivalentes en la moneda local Estado miembro desde el que se realiza la operación.

En cualquier caso, una vez aprobada por los Estados miembros y la Eurocámara, afectará únicamente a las transacciones en euro. Bruselas ha explorado la posibilidad de ampliarla a otras dividas, pero ha concluido que su aplicación sería "complicada" y reportaría "pocos beneficios".

Las infraestructuras y procesos que requieren las operaciones en euro, por contra, están disponibles en todos los bancos de la UE. Además, la Comisión argumenta que las transacciones en la moneda única cuentan con unos volúmenes mucho mayores, así como que muchos bancos en el bloque comunitario, incluso en países de fuera de la eurozona, tienen vínculos con el euro.

"Con la propuesta de hoy (por el miércoles) estamos garantizando a los ciudadanos y empresas de países que no son de la eurozona las mismas condiciones que a los residentes de la zona euro al efectuar pagos transfronterizos en euros. Todos los europeos podrán transferir dinero de un país a otro con el mismo coste que pagarían por una transacción doméstica", ha resumido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsables de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis.

Más transparencia en las conversiones de divisa

Bruselas también ha presentado este miércoles una propuesta para proporcionar más transparencia en los servicios de conversión de divisas en pagos transfronterizos, con el objetivo de que los consumidores sean plenamente conscientes de los costes a los que se enfrentan y puedan optar por la opción que más les beneficie.

En el extranjero, los consumidores pueden elegir si pagan en la moneda local o en la divisa propia cuando utilizan la tarjeta de crédito. Si optan por la primera opción, su banco convertirá transacción y conocerán el coste únicamente unos días después. Si prefieren la segunda, el proveedor del servicio de pago convierte el coste en el acto a cambio de una tasa. Este proceso se llama conversión dinámica de divisas (DCC por sus siglas en inglés) y el problema que tiene es que se trata de un servicio más caro que el que ofrece el banco del titular de la tarjeta.

Ante esto, el Ejecutivo comunitario ha propuesto que los proveedores de servicios de pago tengan que desglosar todos los costes que se cargarían a los consumidores, de forma que, cuando se les ofrezcan varias posibilidades de conversión de divisas, sean capaces de comparar entre ellas y elegir la más favorable.

No obstante, la Comisión Europea es partidaria de establecer un periodo de transición de tres años para dar tiempo a la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para que desarrolle estándares técnicos con el objetivo de que el mercado se adapte a estos cambios.

Te puede interesar

Lo más popular