Pasar al contenido principal

La banca gana millones, pero el reto está en conseguir mejorar la rentabilidad de un sector castigado por los tipos ultrabajos y las nuevas regulaciones

Business Smart Meeting sobre el sector bancario organizado por Business Insider.
Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España, Almudena Román, directora general de banca para particulares de ING y Eugenio Solla Tomé, director general de banca de particulares de Bankia. Business Insider España.
  • La III edición de Business Smart Meeting, un encuentro organizado por Business Insider, se centró en analizar los grandes retos que afronta el sector bancario, siendo la rentabilidad uno de los temas clave.
  • Los tipos de interés ultrabajos que mantiene el Banco Central Europeo presionan el negocio bancario complicando el margen de intereses de las entidades, que deben buscar nuevas fórmulas para mejorar sus cuentas. 
  • "Sin rentabilidad sobre fondos propios no habrá inversores que inyecten capital en el sector y si no hay inversores que pongan capital en el sector, no habrá inversiones que los bancos puedan financiar en empresas y en bienes de equipos, no lucharemos contra el desempleo", comentó Eugenio Solla Tomé, director general de banca de particulares de Bankia.
  • "Estamos un momento de revolución tecnológica donde la banca tiene que ser tremendamente adaptable además de seguir siendo óptima", expuso Almudena Román, directora general de Banca para Particulares de ING España.

Más allá de las cifras millonarias que saltan a los titulares cuando se presentan los resultados de los grandes bancos, hay otro dato en el que los expertos apuntan que hay que poner el foco: la rentabilidad.

Y es que precisamente la rentabilidad de la banca fue uno de los temas tratados durante la III edición de Business Smart Meeting.

Puedes ver un resumen en este vídeo:

Según los directivos de la banca, lo importante no son los millones que ganan las entidades bancarias sino lo que representan como porcentaje que aporta el accionista, algo que suele medirse con la rentabilidad sobre el capital, un indicador más conocido por sus siglas en inglés como ROE. 

Como muestra un botón. Los últimos datos de septiembre de la patronal bancaria española, la AEB, recogen que el resultado atribuido de los bancos españoles representa una rentabilidad sobre fondos propios, ROE, del 6,7% frente al 7,1% de hace un año. Hay que tener en cuenta que dentro de esta asociación están tanto los grandes bancos, como otros más pequeños por lo que la media puede estar algo distorsionada frente a los datos de los grandes bancos. Pero es un reflejo de uno de los grandes desafíos del sector.  

En un momento en el que el Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés al mínimo para tratar de inyectar liquidez a la economía, el negocio bancario se resiente. Tradicionalmente, la forma de hacer dinero de la banca era tomar prestado dinero de los depositantes a un tipo de interés y prestarlo a largo plazo por un mayor porcentaje de intereses.

Sin embargo, el contexto de la política monetaria actual complica este movimiento. La banca tiene que buscar segmentos de negocio más rentables, como puede ser el crédito al consumo o las tarjetas, mientras además se adapta a la nueva revolución tecnológica. 

En este contexto, Eugenio Solla Tomé, director general de banca de particulares de Bankia, explicó que la rentabilidad es un reto "crucial" para el sector que está actualmente presionada por dos grandes motivos.

Por un lado, la regulación que presiona a la baja los márgenes por los costes operativos de las nuevas normativas o el aumento de los colchones de capital.

A esto se suman los tipos "ultrabajos" marcados por el Banco Central Europeo. "Los tipos de interés se van a mantener así durante mucho tiempo", apuntó Solla, que señaló que esto ha penalizado a la cotización de la banca europea frente a la estadounidense. 

Leer más: Así afecta la política monetaria y la digitalización a los resultados de la banca 

Qué puede hacer la banca en el día a día 

"Respecto a la rentabilidad, tenemos una pregunta muy importante que resolver que es ver cómo enamoro a mis clientes cada día para convencerles de que hagan más cosas conmigo, que traigan más resultado que me permitan financiar la transformación digital", comentó Almudena Román, directora general de Banca para Particulares de ING España

Así, la directiva añadió que además esto ocurre en un momento de revolución tecnológica donde la banca tiene que ser tremendamente adaptable además de seguir siendo óptima

Otro de los puntos relativos a la rentabilidad, lo retrató Solla al hablar de cómo puede relacionarse el concepto de reputación con el de rentabilidad. 

Leer más: Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

"Una forma de mejorar la reputación de la banca es trasladar a la sociedad que un sistema sólido que tiene una rentabilidad por encima del coste de capital es necesario si queremos mantener nuestro nivel de vida. Sin rentabilidad sobre fondos propios no habrá inversores que inyecten capital en el sector y si no hay inversores que pongan capital en el sector, no habrá inversiones que los bancos puedan financiar en empresas y en bienes de equipos, no lucharemos contra el desempleo y eso es malo para la sociedad", explicó Solla.

"Necesitamos bancos rentables, que ganen dinero y  aporten dinero a sus accionistas, pero que también aporten dinero para financiar a sectores y empresas", resumió Solla. 

Profundizando en el concepto de rentabilidad, expuso que lo importante es "cómo satisfacer las necesidades de los clientes". "Todos estos cambios nos llevan a pensar cuál es el papel que tiene jugar en el futuro la red física y cómo debe ser el modo on/off en relación al modelo de distribución que puede ofrecer la banca", explicó el directivo de Bankia. "La eficiencia va a seguir siendo clave en la medida que generas un determinado nivel de ingresos que van a estar muy topados por los tipos de interés. Tenemos que ser más eficientes", añadió. Un reflexión que está alineada con las directrices del Banco Central Europeo cada vez que se menciona su política de tipos bajos: se debe mejorar la eficiencia, especialmente en los grandes bancos.

"Pero también hay otra alternativa, tenemos que reinventar la actividad. Hay que descubrir hoy actividades que la banca no desarrolla pero dentro de 10 años, sí", sentenció como una de las claves para mejorar el negocio de los bancos. 

Puedes ver el Smart Business Meeting de Business Insider España íntegro en este vídeo:

Y además