Un enorme iceberg que se desprendió de la Antártida ha revelado todo un mundo de criaturas ocultas en el fondo marino durante décadas

El buque de investigación Polarstern en la brecha entre el iceberg A74 y la plataforma de hielo Brunt, a la izquierda.
El buque de investigación Polarstern en la brecha entre el iceberg A74 y la plataforma de hielo Brunt, a la izquierda.

Alfred-Wegener-Institut (AWI)/Ralph Timmermann

  • El mes pasado, un iceberg del tamaño de Los Ángeles (Estados Unidos) se desprendió de la plataforma de hielo Brunt de la Antártida.
  • Los investigadores del Polarstern estudiaron el área del fondo marino que había sido cubierta por el iceberg y encontraron criaturas que habían estado ocultas durante décadas, aparte de capturar vídeos e imágenes submarinas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los investigadores a bordo del buque de inspección Polarstern se encontraron en el lugar correcto y en el momento adecuado, el mes pasado. Navegaban cerca del borde norte de la Antártida, cuando un iceberg gigante se desprendió del continente

Los miembros de la tripulación del Polarstern se preparan para desplegar un sistema de cámaras subacuáticas.

El barco estaba a más de 4.800 kilómetros del extremo meridional de América del Sur, no muy lejos de la plataforma de hielo Brunt, la cual está repleta de grietas gigantes que crecen

El 26 de febrero, una de esas grietas atravesó la plataforma y un iceberg de más de 1.270 kilómetros cuadrados se astilló, en lo que se conoce como un evento de parto.

El iceberg, llamado A74, tiene aproximadamente el tamaño de Los Ángeles y más de 20 veces el tamaño de Manhattan. A medida que se alejaba de la Antártida, revelaba una parte del lecho marino que no había visto la luz del sol en 50 años

Una vista de la brecha entre el iceberg A74, a la derecha, y la plataforma de hielo Brunt, donde ya ha comenzado a formarse hielo nuevo

La tripulación del Polarstern esperó a que amainaran los fuertes vientos en el área; más tarde, el 13 de marzo, entró en la brecha entre la A74 y la plataforma de hielo. El objetivo de los científicos: investigar la parte del lecho marino de Weddell que había sido cubierta por hasta 300 metros de hielo espeso durante décadas.

El equipo del Polarstern desplegó un tipo de cámara conocido como Sistema de Batimetría y Observación del Fondo Oceánico –OFOBS, por sus siglas en inglés–

Los miembros de la tripulación del Polarstern se preparan para sumergir el Sistema de Batimetría y Observación del Fondo Oceánico.

Lo remolcaron detrás del barco con un cable largo y sumergieron la OFOBS hasta 8 kilómetros bajo la superficie.

La OFOBS grabó 5 horas de metraje y tomó miles de fotos

La tripulación también desplegó boyas que podían medir la temperatura y el contenido de sal en el agua, en la brecha recién creada. Los datos de las boyas podrían decirles a los científicos la velocidad de calentamiento de esa parte de la Antártida.

Una vez que OFOBS llegó al lecho marino, vio a varias criaturas que vivían entre las piedras, las cuales habían caído al agua desde la plataforma de hielo de arriba

Una anémona de mar pegada a una piedra bajo el hielo antártico.

La mayoría de las criaturas que vieron las cámaras eran animales sésiles: organismos como las anémonas, que se adhieren a las rocas o al fondo del océano, y no se mueven.

La mayoría de las especies se alimentaban por filtración, como las esponjas marinas

Una esponja de mar de 30 centímetros de anchura se fija a una pequeña piedra del fondo marino.

Estas criaturas inmóviles comen algas microscópicas y otras partículas orgánicas diminutas presentes en el agua y que flotan cerca de sus moradas pedregosas.

Según Autun Purser, miembro del equipo de OFOBS, la presencia de estos filtros alimentadores no fue una sorpresa, aunque algunos de los hallazgos asombraron a su equipo

Una piedra de casi medio metro, densamente poblada por animales que se alimentan por filtración, incluidas esponjas grandes.

"Esperaba menos animales que se alimentaran por filtración, más grandes, principalmente esponjas", ha asegurado Purser, un investigador oceánico del Instituto Alfred Wegener (Alemania), a Business Insider, por correo electrónico, desde el Polarstern.

La evolución de la Tierra, en 40 segundos: así han cambiado las placas tectónicas durante los últimos 1.000 millones de años

Esa expectativa se basó, en parte, en los hallazgos de un grupo de investigadores británicos que también perforaron más de 8 kilómetros en la plataforma de hielo, el mes pasado, a 260 kilómetros del área que el equipo de Purser estaba explorando. Ese equipo encontró esponjas que vivían sobre piedras debajo del hielo.

El equipo de Purser se sorprendió al ver muchas criaturas nadando alrededor, en lugar de quedarse inmóviles, según ha explicado

Un gusano marino deja un rastro en espiral de sus heces en el lecho marino.

"No esperaba ver pulpos y peces, o muchos animales móviles, y, sin embargo, allí estaban", ha añadido.

La OFOBS detectó pepinos de mar, estrellas de mar quebradizas, moluscos, gusanos, al menos 5 especies de peces y cefalópodos, como los pulpos

Piedra que alberga una estrella de mar quebradiza u ofiuroide; los rasgos blancos y rizados son los brazos de la estrella de mar, levantados para ayudarla a capturar presas y comida.

A través de un dispositivo de agarre a bordo de la OFOBS, los científicos recolectaron muestras de algunas de las criaturas, así como sedimentos del fondo marino.

La OFOBS también vislumbró un tipo de pepino de mar, llamado cerdo de mar

Los cerdos marinos u holoturias se alimentan de material orgánico en el fondo del océano.

Estas criaturas traslúcidas llenas de agua tienen patas en forma de tubos, en ocasiones en la cabeza, que les ayudan a escabullirse en las partes más profundas y oscuras de todos los océanos del planeta.

Es un poco misterioso lo que sostuvo este ecosistema submarino diverso, en ausencia de luz solar: la mayoría de los alimentos orgánicos y las algas se encuentran en partes del océano donde tienen acceso a la luz que necesitan para sobrevivir

Una anémona rodeada por los rastros de heces de un gusano marino desaparecido hace mucho tiempo.

Al recolectar más muestras del fondo marino y visitar esta área del mar de Weddell nuevamente en el futuro, los investigadores del Polarstern esperan responder esa pregunta.

Purser ha señalado que las observaciones del equipo mostraron que los ecosistemas marinos podrían ser bastante diversos y abundantes, incluso si solo hay una cantidad moderada de alimentos disponibles

Imagen del mar de Weddell, entre la plataforma de hielo Brunt y el iceberg A74 que se desprendió de la plataforma, en febrero.

"Posiblemente, todo sucede en un período de tiempo más largo, los animales crecen más lentamente, etc.", ha concretado. "Pero para determinar si este es el caso, sería necesario repetir las observaciones de la comunidad bajo el hielo".

El equipo espera algún día usar robots submarinos autónomos para investigar partes del océano que, anteriormente, estaban atrapadas bajo el hielo, tal y como ha detallado Purser.

Esta no es la primera vez que la Antártida pierde un iceberg gigante y no será la última

Una grieta en la plataforma de hielo Brunt que, finalmente, dio a luz a A74 el 12 de enero.

"Es completamente natural que las secciones se desprendan de las plataformas de hielo. A medida que el hielo fluye de la tierra, la plataforma de hielo crece, y finalmente alcanza un tamaño inestable", declaró anteriormente a Business Insider Adrian Luckman, glaciólogo de la Universidad de Swansea, en Gales (Reino Unido). "Algunos eventos de parto son pequeños y pasan desapercibidos, pero cada pocos años ocurre uno grande como este".

Los investigadores a bordo del Polarstern han concretado que los icebergs del tamaño de A74 se desprendían aproximadamente cada década

El iceberg A74, a la izquierda, en el mar de Weddell de la Antártida, cuando se desprende de la plataforma de hielo Brunt.

En 2017, un iceberg del tamaño de Delaware se desprendió de la plataforma de hielo Larsen C del continente. Por su parte, Luckman cree que otro iceberg se desprenderá de la plataforma de hielo Brunt en las próximas semanas o meses.

Otros artículos interesantes:

El secreto tras el hielo verde de la Antártida que no es hierba

Un chef español logra cultivar un cereal marino que puede revolucionar la alimentación humana

Los animales más fieles de la naturaleza: 7 especies que practican la monogamia

Te recomendamos