La burbuja de los envíos ultrarrápidos se pincha: Getir, Gorillas y GoPuff llevan a cabo despidos masivos y el sector lucha ahora por sobrevivir

Imagen de dos trabajadores en un 'supermercado fantasma' de Gorillas.
Imagen de dos trabajadores en un 'supermercado fantasma' de Gorillas.

Gorillas

Son tiempos de incertidumbre para el sector tecnológico en general, pero especialmente para las empresas de envíos ultrarrápidos. Un sector que prometía hace poco más de un año ser la próxima gran revolución del delivery, y ahora lucha por sobrevivir.

"Tener en casa la compra en menos de 15 minutos" era la promesa, pero poco queda ya de eso. Getir, Gorillas y GoPuff, viven ahogadas por la situación macroeconómica actual y los ecos de una posible recesión a la vuelta del verano.

La pandemia disparó el sector, y los grandes fondos de capital riesgo, como Secuoia Capital o Tiger Global Management, se lanzaron a financiar un modelo de negocio muy deficitario, con la esperanza de que algún día estas empresas acabarían con los viajes a los supermercados.

Sin embargo, la situación ha cambiado mucho en los últimos 6 meses. 

La invasión rusa a Ucrania, la inflación disparada o la subida de los tipos de interés tanto del Banco Central Europeo como de la Reserva Federal de EEUU, han puesto punto final a una década donde el "crecer a toda costa" ha reinado por encima de todo.

En los últimos 2 meses, los despidos masivos han sido la tónica general en el sector de los ultrarrápidos. Las empresas, ahora en busca de la rentabilidad, han tenido que llevar importantes ajustes en sus planes de expansión. 

Muchas han salido de mercados donde no eran tan eficientes, otras directamente han tenido que tirar la toalla y acabar echando el cierre.

Las apps de 'delivery' ignoraron los principios básicos del mundo de los negocios para disparar su crecimiento: ahora se enfrentan a miles de despidos, al desplome de sus acciones y a una guerra brutal por su supervivencia

En Business Insider España nos preguntábamos en mayo si existía una burbuja en el sector. A cada nueva ronda de financiación de cada empresa le sucedía una lluvia de millones por parte de los inversores, y las valoraciones estaban disparadas.

Además, las hermanas mayores de estas empresas como DoorDash o Delivery Hero, que también operan en el quick commerce o tienen participaciones en el sector (como sucede con la alemana y Gorillas), sufrían en bolsa con caídas de casi la mitad del precio de sus acciones en apenas 6 meses.

Los fondos de capital habían dopado a las empresas de envíos ultrarrápidos que veían crecer sus pedidos a medida que lanzaban fuertes ofertas y promociones para sus clientes. "Tarde o temprano el grifo se va a cerrar", y así ha acabado sucediendo.

Los inversores están huyendo en masa de las empresas tecnológicas poco rentables, y estas ven como sus acciones no dejan de caer sobre el parqué.

Turbulencias en España

Además, según los testimonios de trabajadores de empresas como Getir, Gorillas o GoPuff en nuestro país, que ha ido recopilando Business Insider España durante todos estos meses, la gestión de las compañías ha sido un desastre.

Decenas de empleados de estas 3 empresas coinciden en que en los altos cargos del sector, que crecía de manera acelerada y se expandía sin límites, faltaba experiencia para manejar tanto dinero, y el despilfarro y el gasto han marcado el auge y la posterior caída de todas ellas.

En España, en los últimos 2 meses un terremoto ha arrasado con el sector de los envíos ultrarrápidos. 

Por el camino queda la regulación por parte de los ayuntamientos para poner freno a la proliferación masiva de supermercados fantasma que marcó el desembarco de estas empresas, así como la desaceleración con la que entregaban sus pedidos, como hemos contado anteriormente en Business Insider España.

Todas las empresas del sector viven una situación delicada en España. Los despidos están marcando el verano, y según los propios trabajadores de Getir, Gorillas y GoPuff, se esperan nuevas olas de recortes en los próximos meses.

Despidos masivos en Getir

La entrada de un 'supermercado fantasma' de Getir.

La semana pasada Business Insider España adelantó en exclusiva el modus operandi de Getir para deshacerse de decenas de empleados de la parte de oficinas mediante despidos disciplinarios para eludir el proceso de llevar a cabo un despido colectivo, antes denominado ERE.

Ahora, los empleados han demandado a la empresa por lo que consideran un ERE encubierto. Y no solo eso, según los propios empleados de la compañía, Getir estaría presionando a los trabajadores de la parte de almacenes para forzar bajas voluntarias ante el cierre masivo de dark stores.

'Muchas empresas van a evaporarse': los titanes tecnológicos de Silicon Valley tienen graves problemas, y van a arrastrar al resto del mercado

La situación de la compañía turca en España es crítica, según han compartido anteriormente los empleados de la empresa a Business Insider España. Desde la matriz ya anunciaron en mayo un recorte del 14% de su plantilla, lo que supone el despido de cerca de 4.500 trabajadores.

Gorillas pende de un hilo en España

Un 'rider' de la compañía alemana Gorillas.

Antes de esto, en junio, Gorillas despedía a más de 300 trabajadores en la empresa matriz en Berlín y abría la puerta a salir de España. Desde entonces lleva buscando un socio mayoritario que compre sus operaciones en nuestro país, pero siguen pasando las semanas y por ahora nada de eso ha sucedido.

Todo indica que tarde o temprano acabará por salir de nuestro mercado. Por el momento, la empresa ya ha despedido al 40% de su plantilla en España, avanzaba La Vanguardia.

Por el camino deja cientos de miles de euros gastados en campañas faraónicas de marketing y, como publicó Business Insider España en exclusiva, una brecha enorme entre su personal de almacén y los trabajadores de oficina.

Los salarios de los riders de Gorillas estaban en algunos meses casi 100.000 euros por debajo de lo presupuestado desde Alemania, mientras que los salarios de los empleados de las oficinas excedían en gran medida el presupuesto.

La semana pasada, tal y como publicó Business Insider en exclusiva, la compañía de reparto ultrarrápido habría cerrado una ronda de financiación de 250 millones de euros, provenientes de sus actuales inversores, que le daría oxígeno para unos cuantos meses más ante el actual clima de incertidumbre.

GoPuff está "reevaluando" su presencia en el mercado español

Un repartidor de GoPuff entrega un pedido.

En GoPuff España, la tercera compañía del sector de los ultrarrápidos, la semana pasada también tuvieron una reunión con la empresa matriz donde se anunciaron nuevos despidos, después de que hace unos meses recortara el 3% de su plantilla en todo el mundo.

La empresa estadounidense recortaba el 10% de su personal hace apenas unos días, aunque no han trascendido las cifras de afectados en España. 

En estos momentos, GoPuff está "reevaluando" su presencia en nuestro país, según han señalado en un comunicado.

El sector se diluye, la burbuja ha explotado

En enero de 2020, había contabilizadas más de 30 empresas especializadas en el sector de los envíos ultrarrápidos en el mundo. Un año más tarde solo quedaban la mitad.

Poco tiempo más tarde, en enero de 2022 la cifra había descendido a 4, y la previsión que hace el CEO de Gorillas, Kagan Sumer es que en los próximos meses solo quedarán o 1 o 2 empresas en pie.

Un alto cargo del sector retail que prefiere no dar su nombre, asegura que la idea de negocio no es mala, pero en el caso concreto de España le falta madurez al mercado. "Quizá en 5 o 7 años veamos resurgir este sector con fuerza", apunta.

A pesar de que estas empresas se han vendido como un caso paradigmático de innovación y novedad. Tienen poco de eso.

Hace más de 2 décadas, en 1999, la empresa Webvan prometía algo similar a Getir y compañía: la entrega de alimentos en 30 minutos. 

Antes de su salida a bolsa, Webvan registró unas ventas de casi 400.000 dólares anuales y había conseguido 1.200 millones de dólares provenientes de diferentes fondos de capital riesgo. Una cifra similar a lo levantado por Gorillas (1.300 millones) y Getir (1.800 millones). Ese mismo año quemó 48 millones de dólares.

Dos años después, en plena burbuja de las puntocom, quebró y despidió a 2.000 empleados. 

Así recogía el blog especializado en tecnología Baquia en julio de 2001 la noticia de la desaparición de Webvan: 

"Es símbolo de una época que ya pasó, aquella en la que inversores y accionistas, cegados por el brillo de las plusvalías, exigían unas políticas de crecimiento abusivas. En este último sentido, Webvan fue tan solo una víctima de su tiempo".

¿Trabajas en alguna empresa del sector como Gorillas, Getir, GoPuff, Glovo o Uber? ¿Quieres compartir algo? Puedes ponerte en contacto con el periodista Lucas García Alcalde a través del correo electrónico seguro (lucas.garcia.alcalde(at)protonmail.com). Utiliza una cuenta de email no laboral.

Otros artículos interesantes:

La Comisión Europea investiga por sorpresa los locales de Glovo y Delivery Hero por posible cártel

El 'delivery' entra en una nueva etapa: desafíos para Glovo, Uber Eats, Just Eat y otros gigantes del reparto a domicilio tras el fin del 'boom' de la pandemia

'Project Smart', el plan interno de Delivery Hero para alcanzar la rentabilidad en 2022: evitar despidos masivos, no depender de inversores y dejar de lado "el crecimiento a toda costa"

Te recomendamos