Pasar al contenido principal

Cabify busca vender activos por más de 22 millones de euros para poder seguir operando en España tras la pandemia

El CEO de Cabify, Juan de Antonio.
El CEO de Cabify, Juan de Antonio. Cabify

  • Cabify está ultimando la venta de "activos no estratégicos" por valor de más de 22 millones de euros para poder seguir operando en España tras la enorme caída que la pandemia del coronavirus ha provocado en su negocio.
  • Según ha publicado La InformaciónCabify estaría buscando "colocar" acciones de Glovo tras ya haber entregado una parte a principios de año —contaba con más de un 5% de la compañía—.
  • El mismo medio ya había publicado en enero que Cabify había quemado un 60% de su caja y que buscaba un inversor que la ayudase a continuar operando, algo que la compañía negó en una entrevista con Business Insider España en junio.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Cabify está ultimando la venta de "activos no estratégicos" por valor de más de 22 millones de euros para poder seguir operando en España tras la enorme caída que la pandemia del coronavirus ha provocado en su negocio, según ha publicado La Información.

En el marco de dicha operación, Cabify estaría buscando "colocar" acciones de Glovo tras ya haber entregado una parte a principios de año —contaba con más de un 5% de la compañía—.

El mismo medio ya había publicado en enero que la plataforma que conecta a coches con licencias VTC con usuarios había quemado un 60% de su caja y que buscaba un inversor que la ayudase a continuar operando, situación que el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Mariano Silveyra, desmintió en una entrevista con Business Insider España en junio.

"El hecho de poder ser sostenible desde el punto de vista económico y el no depender de nueva ronda de financiación quita presión (...), y nos da una autonomía, una independencia y una libertad en la toma de decisiones que es clave", apuntó el directivo.

Sin embargo, La Información hablaba de que no había podido levantar una nueva ronda de financiación liderada por Rakuten, que terminó 2019 con una deuda significativa y que contaba con vencimientos de 24 millones de euros con su cabecera y con otra sociedad del grupo, así como con un préstamo directo con Rakuten de 34 millones del que tenía que devolver la mitad este año.

También supone una dificultad para Cabify la decisión del año pasado de comprar dos sociedades tenedoras de 2.500 licencias VTC que ahora podrían dar lugar a pérdidas significativas.

"Esta situación [la caída del negocio] podría afectar a la valoración futura de ambas participadas y llevar a la necesidad de registrar correcciones valorativas por deterioro en el año 2020", admite la empresa, según el mismo medio.

Ante las preguntas sobre este asunto de Business Insider España, la compañía ha preferido no hacer comentarios.

Leer más: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal" 

Cabify, el primer unicornio español —ya que su última ampliación de capital la situó en 1.400 millones de dólares— opera en 12 países y ha logrado la rentabilidad de su división en España en 2019, registrando un beneficio neto de 2,7 millones de euros en el país.

Los 450 trabajadores de Cabify en España salieron el pasado 1 de julio del ERTE en que se encontraban, con reducción de jornada al 50%, ante el parón de la movilidad que ha provocado la pandemia. La empresa ha destacado a este medio que desde entonces, incluso, se han producido nuevas incorporaciones a la compañía.

Sobre el parón de la pandemia, en junio Silveyra rechazó aportar datos sobre cómo ha afectado la crisis del coronavirus a la compañía. Uber, en cambio —debido a que es una empresa cotizada— sí ha comunicado una caída en sus viajes del 80% por el virus, así como que ha despedido a 6.700 trabajadores, el 25% de su plantilla en todo el mundo.

Puedes leer el artículo original de La Información aquí.

Y además