Cabify prevé cerrar el mejor trimestre de su historia recuperando los niveles de facturación prepandemia mientras celebra su décimo aniversario

Cabify se suma a la lista de empresas que piden apoyo al SEPI: solicita un rescate de 26 millones de euros

Creative Commons/El Independiente

  • Cabify estima una facturación de 167 millones de dólares para el último trimestre del año, que cree que será el mejor de su historia.
  • En total, espera alcanzar los 516 millones de dólares de ingresos en 2021 con un beneficio bruto de 59 millones y un ebitda negativo de 14 millones.
  • La empresa apuesta por la multimovilidad y el crecimiento verde en un contexto en el que se le acumula la competencia: "Hemos sido competitivos en contextos más agresivos, creo que responderemos bien", ha explicado el fundador, Juan de Antonio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cabify ha celebrado los 10 años de su fundación mostrando fuerza

La empresa espera acabar el año con una facturación cercana de 167 millones de dólares durante el último trimestre, una cifra que es un 45% mejor que lo registrado en 2020 en plena pandemia y que puede convertirse en el mejor trimestre de la historia de la empresa.

Por ahora, el récord lo ostenta el último trimestre de 2019, cuando Cabify rozó también una facturación cercana a la barrera de los 170 millones de dólares. 

Fue la primera vez en que la empresa fue rentable, una situación que Cabify espera que se repita este diciembre. Sería, por ahora, el punto final a una crisis causada por la pandemia que detuvo casi por completo la movilidad. 

A este respecto, mientras que en Latinoamérica Cabify ya ha recuperado toda su actividad, en España aún anda algo por debajo de las cifras que registraba antes del coronavirus.

China da un paso adelante en la carrera hacia los robotaxis: dos empresas transportarán pasajeros mediante coches autónomos en una zona equiparable a San Sebastián

En todo caso, la empresa espera cerrar el año con una facturación de 516 millones de dólares (algo más de 450 millones de euros), cifra que surge de la suma de los tickets de los más de 70 millones de viajes realizados en los 8 países en los que opera la empresa: Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y, por supuesto, España, donde desde hace una década se reparte buena parte del sector VTC con Uber.

La cifra permitiría a Cabify alcanzar un beneficio bruto de algo más de 50 millones de euros, pero arroja un ebitda negativo de algo más de 12 millones de euros una vez descontados impuestos, salidas de caja por compra de activos y amortizaciones de deuda.

La empresa, con todo, mira al futuro con optimismo y confía en su rentabilidad. Tanto es así que, por ahora, descarta acudir prontamente a financiarse con rondas de financiación. Igualmente, la salida a bolsa queda en un horizonte todavía lejano.

Seat diseña la gran ofensiva de Cupra para 2025: un aluvión de nuevos modelos y el aterrizaje en China marcarán el futuro de la empresa para los próximos años

"El gran éxito de la empresa es que somos sostenibles. Generamos recursos propios que nos han permitido crecer y hacerlo rápido con nuestros propios recursos. La financiación para nosotros es una opción, no es una obligación", ha explicado.

"Si me tengo que quedar con algo, me quedo con la oportunidad que nos ha dado este viaje de innovar cada día de nuestra vida. Pienso por ejemplo en los antiguos empleados que han montado sus propias startups. Pensando más en presente, me siento muy orgulloso de nuestra reacción ante la pandemia".

Cabify quiere ofrecer un producto verde y ajustado a las necesidades de cada persona

El futuro de la movilidad, piensa Cabify, pasa por ofrecer más opciones y que estas sean sostenibles, alineadas con el objetivo de la empresa de ser una compañía de movilidad cero emisiones (ya en 2018 consiguieron ser neutros en emisiones de dióxido de carbono). 

Esto explica en parte las alianzas con empresas como Moto, Wible, Vibe, Velca y Lola Market, que abre la gama de productos que ofrece Cabify en su plataforma al alquiler de motos, bicicletas y patinetes eléctricos e, incluso, a poder pedir la compra a través de su aplicación.

Su idea es llegar a cierto punto de personalización. No se mueve igual alguien que no tiene carné de conducir que alguien que sí lo tiene, ni hay las mismas ganas de coger un patinete eléctrico un soleado día de primavera que un día lluvioso de invierno. 

Para todas las eventualidades posibles, Cabify quiere tener una opción.

Sindicatos y patronales de la VTC acuerdan su primer convenio en Madrid con un salario bruto de 14.720 euros anuales, a menos de un año de que acabe el plazo que les permite operar en ciudades

El segundo factor que explica estos vínculos con empresas es la presión creciente de la competencia.

Tras el aterrizaje de la agresiva Bolt el pasado verano, Gett, una empresa británico-israelí que ha recibido el respaldo de Volkswagen con una ronda de 300 millones de euros, ha anunciado también su desembarco en España para la primera mitad de 2022.

El movimiento forma parte, además, de un ambicioso plan de expansión que incluye una salida a bolsa a través de una spac.

"Durante años, las empresas que llegaron a España a competir no quisieron adaptarse a la realidad de este país. Aquí hay una regulación que garantiza la estructura del mercado. En América Latina, por ejemplo, cada empresa puede tener los coches que quiera, no hay limitación", explica al respecto de Antonio.

"Y a pesar de esto, en Latinoamérica ya hemos recuperado toda la actividad, mientras que en España no del todo. Siempre hemos competido con menos recursos, incluso en entornos muy agresivos como los que se dan en América Latina, y siempre lo hemos hecho bien".

Para que esto siga siendo así, será clave el estatus legal de la empresa, que tantos quebraderos de cabeza ha dado desde el día de su fundación. El año que viene, sin ir más lejos, caducan muchas de las licencias de sus conductores tras el acuerdo para 4 años alcanzado en 2018 para mantenerlas.

"Es una situación extraña. Escuché decir hace poco en un foro en el que participaron varios ayuntamientos que el vehículo no puede ocupar tanto espacio en las ciudades. Esta idea es contradictoria con no regular el VTC y el taxi, que son grandes opciones para compartir vehículo", ha explicado de Antonio, que espera que los consistorios no dejen a sus conductores en un limbo legal.

Baidu quiere llevar sus taxis autónomos a 100 ciudades en 2030, después de haber realizado 115.000 viajes en el tercer trimestre en China

"Tampoco tiene sentido dejar en la calle a tanta gente que está generando empleo".

Por ello, Cabify espera que 2022 sea el año de la refundación, el impulso definitivo al vehículo compartido.

"Hemos recuperado volumen, pero hoy en día solo el 2% o el 3% de los viajes se hacen a través de plataformas. El vehículo particular lo copa casi todo. La refundación para nosotros es lanzarnos a conquistar ese océano azul. Una vez que se ha recuperado la compañía tras la pandemia, queremos seguir empujando", ha anunciado el fundador de la empresa. 

Otros artículos interesantes:

Cabify incluye en su aplicación la compra online en supermercados junto a Lola Market, la startup recién comprada por Glovo

Interésate por la compañía y no infles tus éxitos: claves para una entrevista de trabajo en Cabify según su directora de Personas

De premio tras la pandemia a experimento de productividad: Cabify evalúa el impacto del viernes libre al mes que ha dado a sus trabajadores de oficina

Te recomendamos

Y además