Cabify crece en la última milla: multiplica por 5,6 la facturación de su negocio de paquetería para empresas en España y Latinoamérica

Imagen de la aplicación de envíos de Cabify
Imagen de la aplicación de envíos de Cabify

Cabify

La apuesta por los envíos que puso en marcha hace 2 años comienza a darle réditos a Cabify. El unicornio español de la movilidad primero empezó a realizar envíos para particulares para compensar la pérdida de actividad por la pandemia, y después decidió extender el servicio a las empresas para sus entregas a domicilio.

Los resultados comienzan a verse: la plataforma española asegura que entre enero de 2021 y el mismo mes de 2022, su facturación por este sector se ha multiplicado por 5,6 a nivel global, según ha informado a través de un comunicado, en el que no ha ofrecido números absolutos ni lo que supone este segmento en el conjunto de su negocio.

Cabify ofrece este servicio de paquetería de última milla no solo en España, sino también en Latinoamérica, lo que ha provocado que este incremento del negocio no solo se refleje en sus ingresos en España, sino también en Argentina, Chile, Colombia y Perú.

Cabify prepara la extensión de su servicio de envíos a las entregas de última milla para empresas

Cabify Envíos

"Estamos trasladando nuestra capacidad tecnológica y nuestra operativa de negocio sostenible del sector del ride-hailing al servicio de paquetería de última milla. Con esto, aspiramos a convertirnos en un proveedor de referencia para que nuestros clientes se beneficien de esta propuesta de valor, aportando transparencia y trazabilidad en todo el proceso de envío", ha señalado el vicepresidente del área de delivery de Cabify, Vicente Pascual, a través de un comunicado.

Cabify tenía entre sus previsiones cerrar sus cuentas de 2021 con más de 450 millones de euros de facturación global y un beneficio bruto de 50 millones, aunque un ebitda negativo de 12 millones, según los datos que ofreció la compañía el pasado mes de noviembre.

Una flota exclusiva y el primer almacén propio en Madrid

Cabify opera estos servicios a través de una flota de furgonetas dedicada en exclusiva para el reparto de paquetería, por lo que no se realiza con vehículos VTC (esta posibilidad le generó una polémica con la Comunidad de Madrid en el inicio del servicio para particulares).

La apuesta del unicornio —como se denomina a las compañías emergentes que superan los 1.000 millones de dólares, 905 millones de euros, de valoración— por el reparto de última milla va en serio, como demuestra que ha puesto en marcha un almacén en la localidad madrileña de Coslada, fronteriza al este con la capital y cercana a vías de comunicación claves como la A-2 y la M-50.

A ese almacén, Cabify le suma otras propuestas a sus clientes, como su tecnología de optimización de rutas, el sistema de gestión de entregas, la integración con plataformas de comercio electrónico como la canadiense Shopify o la brasileña Vtex o una nueva API que permitirá a sus clientes integrar el seguimiento de sus paquetes en tiempo real, así como la posibilidad de emitir certificados de compensación de emisiones de los trayectos realizados.

Otros artículos interesantes:

El legado de Cabify: 6 antiguos empleados que se han aventurado a emprender y ahora tienen su propia startup

Cabify prevé cerrar el mejor trimestre de su historia recuperando los niveles de facturación prepandemia mientras celebra su décimo aniversario

Cabify prepara la extensión de su servicio de envíos a las entregas de última milla para empresas

Te recomendamos