Pasar al contenido principal

Cada brecha de ciberseguridad le cuesta a las empresas 3,86 millones de dólares, y la cifra no deja de crecer conforme se incrementan las amenazas digitales

Experto en ciberseguridad
Getty Images
  • El coste promedio global de una violación de datos aumentó un 6,4% en 2018 con respecto al año anterior, hasta ascender a 3,86 millones de dólares, según un reciente estudio.
  • A la creciente pericia de los atacantes hemos de unir la dejadez de las empresas a la hora de protegerse: un 77% de las organizaciones no tiene ningún plan de respuesta a incidentes (CSIRP).
  • Y todo ello sucede mientras que, solo en los últimos dos años, más de la mitad de las empresas del globo ha sufrido una violación de datos. 

Cada año que pasa, las ciberamenazas mejoran en complejidad y capacidad de destrucción. Y eso tiene un reflejo directo en el agujero económico que estos ataques informáticos causan en las empresas.

Así lo atestigua un informe recién publicado por el Ponemon Institute e IBM, según el cual el coste promedio global de una violación de datos aumentó un 6,4% en 2018 con respecto al año anterior, hasta ascender a 3,86 millones de dólares. Misma situación nos encontramos si fijamos la mirada en el coste de cada registro perdido o robado que contiene información sensible y confidencial: esta clase de incidentes aumentó su impacto en un 4,8% interanual, hasta los 148 dólares por registro violado.

Una escalada en el daño económico a causa de las ciberamenazas que no sólo se explica por la pericia de los atacantes, sino también por la dejadez supina de muchas compañías a la hora de proteger sus entornos digitales.

De hecho, la encuesta (realizada a 3.600 profesionales TI de todo el mundo) refleja que un 77% de las organizaciones no tiene ningún plan de respuesta a incidentes (CSIRP) o, en caso de disponer de alguna variante de este documento, está mal aplicado o de forma inconsistente.

Y más todavía: de las empresas que sí tienen un plan establecido, más de la mitad no lo prueba de forma regular.

Con todo ello no es de extrañar que, en los últimos dos años, más de la mitad de las empresas del globo haya sufrido una violación de datos. Y, de las que pasaron por este trance, la mitad experimentó más de un ataque, mientras que una quinta parte (19%) sufrió cinco o más incidentes en este período.

Y además