Pasar al contenido principal

Café a todas horas, cabinas insonorizadas para llamadas privadas y conciertos en directo: así es por dentro WeWork, el coworking de moda en Barcelona

Wework Barcelona
Rubén Andrés

Las oficinas colaborativas o coworking se han convertido en una tendencia que se está imponiendo sobre otros espacios de trabajo más estáticos. Su flexibilidad y servicio se impone a los tradicionales modelos de oficinas y despachos de compra y alquiler de larga duración.

Bajo este nuevo paradigma en la gestión de espacios dedicados a la productividad de empresas, pymes, startups y autónomos, destaca la figura de Wework, una empresa con apenas ocho años de vida que nació en Nueva York con la firme intención de crear espacios de coworking con personalidad propia.

Tras las últimas rondas de inversión, Wework ha alcanzado una valoración aproximada de unos 35.000 millones de dólares, equiparándose, e incluso superando, a empresas como Airbnb o Space X. Según Rajeev Misra, Director ejecutivo de la división inversionista de SoftBank, Wework va camino de convertirse en una empresa valorada en 100.000 millones de euros.

En esos poco menos de ocho años de vida, y gracias a la confianza de los inversores, Wework ha inaugurado edificios dedicados a oficinas colaborativas en más de 160 ubicaciones por todo el mundo. Recientemente desembarcaron en Madrid con dos edificios, y ahora dan un paso más y se establecen en el distrito 22@ de Barcelona, una de las zonas más dinámicas de la ciudad condal, en lo que a emprendimiento e innovación se refiere.

El primer espacio de WeWork en Barcelona está en el distrito financiero de la ciudad, justo al lado de la sede de Amazon

Wework Barcelona

Rubén Andrés

Con puntualidad británica me planto ante el edificio Luxa Gold que ha sido el elegido para este proyecto. Llamado así por el color dorado de su fachada totalmente acristalada y hermano gemelo del anexo Luxa Silver, con fachada plateada, que actualmente alberga la sede de Amazon en Barcelona.

Nada más entrar te sientes como si estuvieras en tu casa, pero más te vale no olvidarte de tu tarjeta de acceso

Wework Barcelona

Rubén Andrés

Frente a la puerta principal una sala de espera me da la bienvenida mientras el personal de recepción avisa a Maxime Besson-Vivenzi, Director de relaciones públicas y comunicaciones de Wework en Europa, que será mi anfitrión y guía durante toda esta visita.

Mientras me acomodo en la confortable sala de recepción, el personal me ofrece usar el completo office que da la bienvenida a visitantes y huéspedes. Desde el primer momento se fomenta el networking que fluye más fácilmente con una taza de café como mediador.

Unos breves instantes acomodado en esa sala me bastan para advertir que en el edificio se toman muy en serio la seguridad de sus instalaciones. Nadie que no posea una de sus tarjetas de seguridad puede abrir las puertas de las instalaciones. Algo que aporta tranquilidad a la hora de dejar los equipos y documentos privados de la empresa al final de la jornada.

A lo largo de la visita a estas instalaciones, he podido constatar la importancia de las tarjetas de acceso del edificio, que solo te abren las puertas que estás autorizado a cruzar, evitando así que cualquier persona pueda acceder sin invitación a oficinas ajenas.

Te puede interesar

Lo más popular