Pasar al contenido principal

En esta pequeña cafetería de un centro tecnológico de Barcelona ya se puede pagar con la cara

Una imagen de cómo se paga con la cara en una cafetería Rodilla de Barcelona.
Global Payment Hub
  • Una cafetería Rodilla en Barcelona realiza una prueba piloto para pagar con la cara mediante una solución biométrica que reconoce rostros. 
  • Para poder pagar, primero hay que darse de alta en la aplicación. 
  • Esta es una innovación que ha desarrollado Payment Innovation Hub, una iniciativa localizada dentro del Pier01, sede de Barcelona Tech, bajo la que se engloban empresas como Caixabank, Samsung, Visa, Global Payments y Arval. 

Pagar con el móvil, con el reloj y ahora con tu cara. En una cafetería de Barcelona ya se puede pagar sin tener que enseñar tu tarjeta, ni utilizar tu móvil o tu smartwatch. Se pagará con la cara gracias a una solución biométrica que reconoce los parámetros del rostro y te carga directamente el importe en tu tarjeta. Es un proyecto piloto en la cafetería Rodilla de la sede de Barcelona Tech en el Pier 01 que estará en funcionamiento dos meses. 

En un momento en el que los pagos con tarjeta están creciendo —superan ya los 1.000 millones de euros, según cifras del Banco de España—, aunque todavía la penetración del dinero de plástico en España está lejos de otros países vecinos como Francia, las innovaciones en el sector ya se enfocan hacia el pago móvil y, sobre todo, hacia los pagos invisibles. 

Un ejemplo de estos últimos es la prueba del proyecto Face to Pay que se realizará en la cafeteria de este centro de innovación. El objetivo es que los 1.000 trabajadores de las más de cien organizaciones que trabajan en el Pier01 puedan usarlo, según explicó Silvana Churruca, CEO del Payment Innovation Hub en una presentación a la prensa en la que estaba Business Insider.

Churruca apuntó que al ser en su mayoría empresas tecnológicas las que se encuentran en esta localización muchos de los usuarios serán early adopters, el término anglosajón con el que se denomina a quienes adoptan la tecnología en su primera fase, que les ayudarán a detectar fallos o mejorar procesos. Esta una de las iniciativas que ha desarrollado Payment Innovation Hub, una alianza entre Caixabank Payments, Visa, Samsung, Global Payments y Arval, que acaba de cumplir un año. 

Estas innovaciones en pagos invisibles que van en la línea de Amazon Go, la tienda del gigante estadounidense que propone que salgas de la tienda sin pasar por caja, empiezan a ser una de las líneas de trabajo de varios sectores. En el caso de esta joint venture acaban de cumplir un año trabajando en proyectos que buscan mejorar la experiencia del cliente en diferentes escenarios de uso. 

En paralelo a la prueba con Rodilla, han llegado también a un acuerdo con la cadena catalana de restaurantes Viena para trabajar en la implantación de la misma solución aunque todavía no hay fechas ni más detalles de esta alianza. 

Para poder utilizar el servicio de Face to Pay, el primer paso es darse de alta en la app. Hay que introducir los datos del usuario en la aplicación y esta toma cinco imágenes de la cara. 

Así funciona la app para subir las fotos de pago biométrico.
M.G. / BI España.

No se guardan las imágenes como tal sino los parámetros biométricos para poder identificar al usuario. 

Una imagen de la cafetería Rodilla del Pier01 de Barcelona con pago con cara.
M.G. / BI España.

Cuando llegas a la cafetería, haces el pedido de la forma habitual al camarero. Pero al ir a pagar en vez de pasar tu tarjeta por el TPV, tienes que enseñar tu cara a una tablet situada fuera del mostrador para que te reconozca.

Una imagen de la cafetería Rodilla del Pier01 de Barcelona con pago con cara.
M.G. / BI España.

¿Y si hay dudas con que tu cara sea la de otro usuarios o tus parámetros se parecen a los de otra persona? La aplicación tiene un sistema de doble verificación, así que en el caso de que haya dudas se identificará también mediante la voz. 

Una imagen de la cafetería Rodilla del Pier01 de Barcelona con pago con cara.
Payment Innovation Hub

Una vez reconocida la cara, el pago está hecho. El precio de la compra se carga en la tarjeta que hayas incluido en el primer paso, cuando te hiciste las fotos de tu cara. 

Una imagen de la cafetería Rodilla del Pier01 de Barcelona con pago con cara.
Payment Innovation Hub

Al estar el personal de tienda delante es complicado que alguien intente realizar un fraude utilizando, por ejemplo, la foto de otra persona, explica Churruca. Así lo ve el camarero al otro lado de la barra. 

Una imagen de la cafetería Rodilla del Pier01 de Barcelona con pago con cara.
Payment Innovation Hub

Por ahora es solo una prueba que estará en el Rodilla del Pier 01 de Barcelona, pero no descartan que pueda llegar a más establecimientos y cadenas. 

Fachada de Pier01, sede de Barcelona Tech.
M.G. / BI España.

Y además