La caída del precio de los pisos no llega: la vivienda es un 7,5% más cara en el tercer trimestre

Edificio de viviendas en Madrid
Getty Images
  • Comprar vivienda en septiembre es un 7,5% más caro que hace un año, a pesar de la crisis y de que el euríbor ha disparado el precio de las hipotecas.
  • En los últimos 12 meses se han vendido 640.082 viviendas en España. No se veía algo igual desde mediados de 2008.

La vivienda continúa prácticamente ajena a lo que está pasando con la economía. Mientras la inflación sigue disparada (aunque menos) y el Banco Central Europeo anuncia una subida histórica de tipos de interés tras otra, las ventas de pisos y su precio siguen aumentando, como si no fuera con ellos.

En los últimos 12 meses se han vendido 640.082 viviendas en España, según los datos publicados hoy por el Colegio de Registradores. No se veía algo igual desde mediados de 2008, coincidiendo con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Antes de la pandemia, por ejemplo, la cifra de compraventas rondaba las 520.000 operaciones.

El mercado residencial parece estar resistiendo, al menos por el momento, a las implicaciones económicas de la guerra en Ucrania y sus efectos sobre los precios y los tipos de interés

En el tercer trimestre, las transacciones aumentaron un 2,4% respecto al anterior, alcanzando las 167.892 operaciones, y eso a pesar de que la vida se encarece a toda velocidad, y de que también las hipotecas son más caras.

Y si la demanda de compra de vivienda aumenta, lo normal es que el precio se mantenga o, incluso, que también crezca. Comprar vivienda en septiembre es un 7,5% más caro que hace un año, a pesar de la crisis y de que el euríbor ha disparado el precio de las hipotecas.

'Spain is different': ¿Cuándo caerá el precio de los pisos en España?

Pero eso es en términos nominales. Si se tiene en cuenta que la inflación cerró septiembre con una subida del 8,9%, resulta que el precio de la vivienda, en términos reales, sí que ha sufrido un pequeño ajuste del 1,4%.

En el tercer trimestre, comprar vivienda cuesta, de media, 1.923 euros por metro cuadrado. Un incremento que se debe principalmente a la vivienda usada, donde los precios se han disparado un 8,8%, mientras que el precio de la vivienda nueva parece haberse frenado, con un crecimiento de precios del 3,6%.

Los pisos más caros están en Madrid (3.229 euros el metro cuadrado), seguido de Baleares (3.082 euros), País Vasco (2.891 euros) y Cataluña (2.431 euros). Mientras que la vivienda más barata se encuentra en Extremadura (844 euros) y Castilla-La Mancha (861 euros), únicas comunidades por debajo de los 1.000 euros por metro cuadrado.

Según los expertos, el mordisco de la inflación y la subida de tipos sobre el poder adquisitivo, sumados a la cada vez más probable recesión económica, deberían enfriar el mercado, reducir la demanda y contener los precios, aunque todavía su impacto no se ha percibido en el mercado.

Esto puede deberse a que, aunque una parte de la demanda sí acuse el impacto de la crisis, la escasez de oferta de viviendas que hay, especialmente en aquellos mercados con mayor demanda, hace que siga habiendo más potenciales compradores que pisos en venta, y eso mantiene tensa la cuerda de precios.

A ello se suma que el mercado residencial español parte de condiciones muy diferentes a las de sus socios europeos. El estallido de la burbuja inmobiliaria hizo caer a plomo los precios en España. Esta diferencia en la pendiente provoca que, en este tiempo, y a pesar de llevar años encareciéndose, la vivienda no ha llegado a máximos de 2007. 

Sin embargo, la inflación y la subida de tipos de interés están agujereando el poder adquisitivo de los españoles. Conforme los tipos sigan subiendo y encarezcan el crédito, las familias tendrán mayores dificultades para hacer frente a la compra de vivienda, y la demanda echará el freno.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Trending, Inflación, España, Vivienda, Guerra en Ucrania,