Pasar al contenido principal

CaixaBank contrae un 67% su beneficio: gana 205 millones en el primer semestre tras provisionar 1.155 millones por el coronavirus

Jordi Gual, presidente de Caixabank.
Jordi Gual, presidente de Caixabank. Reuters

  • Caixabank cierra el primer semestre del año con un beneficio atribuido de 205 millones de euros, un 67% menos en términos interanuales.
  • La entidad ha anotado una provisión extraordinaria por los impactos futuros asociados al coronavirus de 1.155 millones de euros desde que empezó el año.
  • Para fortalecer su balance, CaixaBank  ha llegado a un acuerdo para vender su división de pagos en comercios para obtener unas unas plusvalías de 410 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

CaixaBank cierra el primer semestre del año con un beneficio atribuido de 205 millones de euros, un 67% menos respecto al mismo periodo del año anterior. La entidad bancaria ha anotado una provisión extraordinaria por los impactos futuros asociados al coronavirus de 1.155 millones de euros que se suma al coste asociado a prejubilaciones de 109 millones de euros.  

En el primer trimestre, CaixaBank dotó 400 millones de euros y, en el segundo, ha realizado otra provisión de 755 millones de euros, según las cuentas que ha presentado la entidad bancaria ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, realizó el ajuste laboral pactado a cargo de las cuentas de 2019, que tuvo un impacto de 978 millones de euros.

El margen de intereses de los primeros seis meses del año descendió un 2,1%, hasta 2.425 millones de euros. Una caída que responde a unos menores ingresos por préstamos por una disminución del tipo de interés aplicado, vinculado a la concesión de créditos ICO. También han descendido los ingresos procedentes del crédito al consumo y se ha visto impactada por el descenso de la curva de tipos. 

Leer más: Banco Santander registra los primeros números rojos de su historia tras realizar un saneamiento contable de 12.600 millones por el coronavirus

La actividad bancaria generó a CaixaBank unos ingresos ordinarios de 4.064 millones de euros, un 0,5% por debajo del pasado año a pesar de la situación del mercado y el confinamiento. La entidad avanza que el entorno ha sido muy complicado pero que las perspectivas mejoran en junio y julio.

Los gastos recurrentes del grupo se han reducido un 2,6% de tal forma que CaixaBank ahorrará más de 300 millones de euros para el año 2021 respecto a las previsiones del plan estratégico.

La liquidez de la entidad bancaria supera por primera vez los 100.000 millones de euros, con 17.182 millones adicionales en el año por la generación y la aportación de colaterales a la póliza del Banco Central Europeo. La ratio de morosidad se sitúa en el 3,5%, 6 puntos básicos menos que hace un año y la ratio de cobertura crece un 63%, 8 puntos más en el año, tras el refuerzo de las provisiones. 

Leer más: BBVA reduce sus números rojos a 1.157 millones en el primer semestre y asigna una partida adicional de 644 millones por la pandemia

Vende un 29% de su participación en Comercia Global Payments 

Para fortalecer su balance, CaixaBank ha realizado desinversiones. El grupo presidido por Jordi Gual ha llegado a un acuerdo para vender su división de pagos en comercios, una operación en la que obtendrá unas plusvalías de 410 millones de euros. 

La entidad bancaria ha alcanzado un acuerdo con Global Payments para traspasarle un 29% de su actual participación, que se sitúa en el 49% del capital de la sociedad conjunta Comercia Global Payments, por 492 millones de euros. En conjunto, la valoración de la compañía asciende a 1.700 millones. La operación se formalizará a lo largo de 2020.

Y además