CaixaBank gana 5.226 millones de euros en 2021 por la fusión con Bankia y repartirá hasta el 60% del beneficio en dividendo

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de la entidad resultante de CaixaBank.
José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de la entidad resultante de CaixaBank.

CaixaBank

  • Sin contar con los extraordinarios, el resultado atribuido hubiera ascendido a 2.359 millones de euros, que compararían con los 1.381 millones de euros de 2020. 
  • El Consejo de Administración de la entidad ha acordado proponer a la próxima Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción, con cargo a los beneficios del ejercicio 2021. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La fusión de CaixaBank y Bankia ha marcado las cuentas de la entidad en 2021. El beneficio de CaixaBank se dispara hasta 5.226 millones de euros, según las cuentas que la entidad ha presentado a la CNMV antes de la apertura de mercado. 

Sin contar con los extraordinarios, el resultado atribuido hubiera ascendido a 2.359 millones de euros, que compararían con los 1.381 millones de euros de 2020, cuando las provisiones realizadas para hacer frente a la pandemia marcaron las cuentas. 

El beneficio obtenido por CaixaBank supera las expectativas de los analistas. Los expertos de Bloomberg esperan que el beneficio fuera de 5.010 millones de euros. 

CaixaBank, además, va perfilando cómo será el futuro dividendo tras el levantamiento de la limitación del dividendo por el Banco Central Europeo durante la pandemia. El Consejo de Administración de la entidad ha acordado proponer a la próxima Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción, con cargo a los beneficios del ejercicio 2021, a abonar durante el segundo trimestre del 2022. 

Con el pago de este dividendo, el importe de la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio 2021 será de 1.179 millones de euros, equivalente al 50% sobre el resultado consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia.

Además, el banco espera elevar la retribución al accionista, ya que, el Consejo ha aprobado la Política de Dividendos para el ejercicio 2022, consistente en una distribución en efectivo del 50-60% del beneficio neto consolidado, pagadero en un único pago durante 2023, y sujeto a la aprobación final de la Junta General de Accionistas.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha subrayado que el beneficio y la sólida posición de capital ?nos permitirá abonar a nuestros accionistas en los próximos meses más de 1.100 millones en dividendos, el 50% del beneficio conseguido. Y nuestra idea, cara al futuro, es situar nuestro pay-out entre un 50% y un 60%. Además, nuestros accionistas se beneficiarán también de la intención de CaixaBank, sujeta a las aprobaciones regulatorias pertinentes, de implementar un programa de recompra de acciones en el mercado durante el año 2022, con el fin de acercar la ratio de capital CET1 a nuestro nivel objetivo?.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha puesto en valor que ?hemos sabido culminar con éxito la integración de CaixaBank y Bankia y al mismo tiempo completar un año muy positivo, especialmente en la gestión del ahorro a largo plazo?.

El negocio de la nueva CaixaBank 

El beneficio recurrente proforma del grupo se situó en el ejercicio en 2.424 millones de euros, frente a los 1.611 millones de 2020, cuando se dotaron elevadas provisiones asociadas al COVID-19. Este resultado se elabora agregando, únicamente a efectos comparativos según explica la entidad, las cifras de Bankia previo a la fusión en 2020 y en el primer trimestre de 2021, y excluyendo los efectos extraordinarios asociados a la integración.

Los ingresos core, 11.339 millones de euros en el conjunto de 2021, disminuyeron un 1% en tasa interanual. En esta evolución incide la caída del margen de intereses y los resultados asociados a participadas de bancaseguros, que se ven parcialmente compensados por el crecimiento de las comisiones y de los ingresos y gastos por contratos de seguros.

El margen de intereses en el año ascendió a 6.422 millones de euros, lo que supuso una caída del 5,8% respecto a 2020, en un entono de tipos de interés negativos. Los ingresos por comisiones subieron hasta los 3.987 millones, con un crecimiento interanual del 6,7%, y con buen comportamiento en el cuarto trimestre (un aumento del 14,1% frente al tercer trimestre, gracias a la mayor actividad).

Las comisiones bancarias permanecieron estables y las procedentes de la comercialización de seguros se incrementan respecto a 2020, esencialmente por mayor actividad y consecución de objetivos comerciales. 

Respecto a las comisiones asociadas a la gestión de productos de ahorro a largo plazo (donde se incluyen fondos de inversión, planes de pensiones y unit linked), se situaron en 1.391 millones de euros en el conjunto de 2021 (un aumento del 17,9%), por un mayor patrimonio gestionado tras la positiva evolución de los mercados y por las suscripciones en el ejercicio.

Otros artículos interesantes:

Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell vigilan de cerca las criptomonedas: prueban a cuentagotas pero no se fían y advierten de sus riesgos

BBVA, Santander o CaixaBank aceleran en la carrera por ser más digitales: de las inversiones en neobancos y las soluciones de pagos a la consolidación de Bizum

CaixaBank lanza una plataforma digital para que los bares y restaurantes puedan ofrecer cartas digitales, reservas online y gestionar pedidos

Te recomendamos