Pasar al contenido principal

CaixaBank aumenta su beneficio un 74% hasta los 704 millones por las menores provisiones

Caixabank
Europa Press

Menores provisiones, mayores ingresos de las participadas y crecimiento en los ingresos del negocio principal. Esta es la fórmula a la que Caixabank señala como responsable de que los beneficios del banco hayan crecido un 74% en el primer trimestre de 2018 hasta situarse en los 704 millones de euros. 

El grupo Caixabank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, explica que la mejora de los resultados se apoya en un aumento de los ingresos. Así, el margen bruto —el indicador que se utiliza en los bancos para medir los ingresos— en este periodo creció un 19,5% hasta los 2.262 millones de euros y se debió, sobre todo, a la mejora del negocio bancario principal.

La mejora del margen se debe a que a los ingresos han crecido a un ritmo menor que los ingresos del negocio principal del grupo, donde incluyen  margen de intereses, comisiones e ingresos del negocio de seguros. Así, mientras los gastos de administración y amortización recurrentes han aumentado en el primer trimestre un 5,4%; los ingresos mejoraron un 6,5% hasta los 2.008 millones. 

Además, desde la entidad apuntan que han tenido mejores resultados de las participadas. Así, la contribución a resultados del negocio de BPI asciende a 40 millones (22 millones en febrero y marzo de 2017). Si se tiene en cuenta la aportación de las participadas de BPI, la contribución total del banco portugués asciende a 169 millones.

Con estos mimbres, la rentabilidad del Grupo Caixabank aumenta hasta el 9,8%, un dato que según apuntan desde la entidad, está en línea con el objetivo del Plan Estratégico para 2018 que situaba este indicador entre el 9% y el 11%–, mientras que el RE recurrente del negocio bancario y asegurador  alcanza el 12%, con un resultado de 520 millones.

Clientes de la entidad 

Respecto a los recursos de clientes, estos crecen hasta los 351.420 millones a cierre de marzo de 2018, lo que supone un crecimiento del 0,6%. En la evolución de recursos en balance destaca el crecimiento del 2% del ahorro a la vista, hasta los 162.020 millones y la reducción sostenida del ahorro a plazo, que baja un 7,2%, hasta los 33.230 millones.

Por otro lado, los activos bajo gestión aumentan hasta los 97.171 millones (lo que supone un aumento del 0,6% en el trimestre), a pesar del comportamiento negativo de los mercados. Al igual que en los últimos trimestres, destaca el incremento del patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs, hasta los 67.582 millones de euros (un crecimiento del 1% en 2018), principalmente por nuevas suscripciones.

La entidad apunta que mantiene una posición de referencia en el mercado retail en España, con una cuota de penetración como primera entidad del 26,7%, y la primera posición en nóminas domiciliadas, con una cuota del 26,3%, en fondos de inversión, con el 16,7%, planes de pensiones, con el 23,6%, y seguros de ahorro, con el 26,8%.

En banca digital Caixabank señala que mantiene una cuota de penetración del 33%; el 56% de sus clientes son digitales y cuenta con 4,9 millones de clientes en banca móvil.

Te puede interesar